Uruguay a la cabeza de Latinoamérica en penetración de Internet

El 58% de la población tiene acceso directo a Internet, cifra que lo sitúa en el primer lugar de penetración en América Latina, junto con Chile. También encabeza rankins de velocidad promedio vía banda ancha

En Uruguay el 58% de la población tiene acceso directo a Internet, una cifra que lo coloca entre los países de mayor penetración de América Latina junto con Chile.

Según cifras aportadas este martes por la presidenta de Antel, Carolina Cosse de cada 100 uruguayos, el 18,7% son internautas, es decir, personas que realizan un uso frecuente de Internet.

El informe “Usos de Internet en Latinoamérica 2011”, elaborado por Tendencias Digitales -citado por Antel en su página web- señala que en la zona hay un total de 218.935.287 usuarios. En cuanto al uso, la media de la región es del 37% de la población. Luego de Uruguay y Chile, los países que tiene mayor nivel de ingreso son Argentina (57%), Puerto Rico (55%), Colombia (50%), Costa Rica (47%) y República Dominicana (41%).

Uruguay también se destaca por ser el país de América Latina con mejor posición en cuanto a la velocidad con la que se puede navegar por Internet, el llamado ancho de banda. Según la herramienta Net Index de la empresa Ookla, Uruguay tiene actualmente un promedio de 9,53 Mbps (megabits) de ancho de banda de bajada para servicios residenciales de acceso a Internet.

En agosto de 2011, Uruguay se encontraba en la posición mundial 135º, con 1,72 Mbps, y 13º en la región, pero la última medición ubica al país en la primera posición en Latam Research, superando incluso a Chile y a Brasil, y situándose en el 57º lugar a nivel mundial.

Al respecto, este martes Cosse adelantó también que Uruguay es el país de América Latina con la tarifa más barata de fibra óptica, que permite una mayor velocidad en el ancho de banda. Actualmente un plan de fibra óptica con contrato a dos años de hasta 120 Mbps de bajada y hasta 4 Mbps de subida tiene un costo mensual de $ 1.590 con impuestos incluidos.

Un estudio realizado por la Unidad de Innovación y Tecnología (TIC) de la CEPAL en el que compara el costo de banda de ancha entre países de Europa y de América Latina, señala que la diferencia es “abismal”: el servicio en el viejo continente es mucho más barato. Uruguay se encuentra entre los países de Latinoamérica con menor costo.

El análisis toma las tarifas promedio para una conexión de 1Mbps de banda ancha fija y su costo en relación al PIB per cápita promedio mensual. Cabe aclarar que el promedio de conexión tomado como referencia (1Mbps) es bastante menor al que existe hoy en día en Uruguay, que llega hasta 10 Mbps.

El estudio arroja que Uruguay es el segundo país con la tarifa más barata con un promedio de U$S 12,31, lo que equivale a 1,23% del PIB. De los países de la región tomados en cuenta solo lo supera Panamá que registra un promedio de U$S 10,23 en la tarifa, equivalente a 1,63% de PIB. En Europa los precios son bastante inferiores. Mientras que en España el costo promedio de U$S 4,53, correspondiente al 0,18% del PIB, en Francia la tarifa llega a U$S 2,07, lo que equivale al 0,06% del PIB.

Tanto para la ONU como para la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT), la banda ancha desempeña un papel fundamental a la hora de avanzar en el progreso económico, científico y social de un país. De hecho, un estudio del diario de negocios de Chile, Estrategia Online, concluye que si se incrementa un 10% el uso de Internet en la región, se lograría una expansión media de 3,2% en PBI y un ascenso de 2,6% en la productividad.

“Contar con una mayor penetración eleva la productividad al permitir nuevas herramientas y mejoras en los procesos laborales que no sólo impactan a la empresa -por la reducción de costos y la simplificación de los procesos-, sino que también en la economía”, afirma Jaime Soto, presidente de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de Información (ACTI), en declaraciones que recoge la web de Antel. Soto admite que el mayor crecimiento de Internet en Uruguay, Perú y Argentina se debe a las políticas públicas de subvenciones de la demanda y a la oferta de la banda ancha.

El experto señala que además que la mayor penetración también habilita otros beneficios como la disminución de la brecha digital existente entre estudiantes, la optimización del sistema de salud, la telemedicina y la conectividad con el aparato público.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios