Uruguay con mejor índice de pobreza pero mayor disparidad

Representante de Unicef destacó datos de pobreza en niños como "impresionantes y positivos"
Uruguay presenta el mejor índice de pobreza de América Latina, con un crecimiento económico que se ha venido sosteniendo desde los últimos diez años. A su vez, la desigualdad en los ingresos también disminuyó. Pero eso no implica que la realidad de los niños y los adultos sea la misma.

Durante la presentación de un estudio realizado por Unicef y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que se presentó ayer, el representante de Unicef en Uruguay, Paolo Mefalopulos, destacó que los datos sobre disminución de la pobreza en niños son "impresionantes y positivos", pero remarcó que Uruguay "es el país de la región con mayor disparidad entre niños y adultos con respecto a la disminución de la pobreza". "Al mismo tiempo que la pobreza monetaria disminuyó en la infancia, el porcentaje de niños y adolescentes que sufren privaciones se redujo en forma mucho más moderada", agregó. Mefalopulos se refirió a la comparación realizada en la investigación presentada, que analiza la pobreza y su relación con las privaciones múltiples a derechos básicos como vivienda, educación, salud (relacionada con el acceso al agua potable), entre otros, entre los años 2006 y 2014. El estudio se basó en las cifras de la Encuesta Continua de Hogares y el Censo de 2011 y concluyó que mientras la pobreza monetaria pasó de 51,9% en 2006 a 18,4% en 2014, las privaciones múltiples tuvieron un descenso menor: de 47,8% a 36,3%. Para el representante del Unicef en el país, los resultados demuestran la "necesidad de considerar el desarrollo de una sociedad más allá de sus ingresos".

En la misma línea, la subsecretaria del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), Ana Olivera, dijo que "lo monetario es fundamental pero no suficiente".

"El objetivo es lograr erradicar las situaciones de pobreza y de indigencia, más allá de esa enorme caída que ha habido y que son buenas noticias", afirmó y agregó: "En otras dimensiones de condiciones de vida hay vulneraciones de derechos que persisten y hay una necesidad de un análisis más afinado en pos de la integralidad".

Olivera se refirió al Plan de Emergencia, puesto en marcha en 2005, por el cual, según la subsecretaria, los beneficiados "mejoraron la situación de sus viviendas" pero no "las condiciones de vida".

Paradigma y políticas públicas


Por su parte, el subsecretario del Ministerio de Economía, Pablo Ferreri, se refirió durante la presentación del estudio a un "cambio de paradigma" en la forma en la que se mide la pobreza. Según el subsecretario, es necesario lograr mayores niveles de equidad y "cohesión social".

"Antes, para que una sociedad se desarrollara alcanzaba con obtener buenos niveles de crecimiento económico. Pero en Uruguay tuvimos años crecimiento económico pero la desigualdad crecía", señaló.
En ese sentido, Ferreri enfatizó que las políticas públicas que se diseñan actualmente están pensadas a partir de la pobreza monetaria, pero más que nada según el acceso a derechos básicos.

Populares de la sección