Uruguay queda solo en el Mercosur en defensa de la presidencia para Venezuela

Brasil y Paraguay habían manifestado su negativa; Argentina había apoyado a Uruguay pero ahora Macri dio señales en contrario

Uruguay ha realizado una dura defensa del traspaso de la presidencia pro témpore del Mercosur a Nicolás Maduro. El orden establece que luego de Uruguay, sea Venezuela quien asuma el cargo rotativo cada seis meses.

Pero tanto Paraguay como Brasil entienden que no están dadas las condiciones para el traspaso dada la complicada situación interna del país caribeño. De hecho, ya hubo acuerdo para suspender la cumbre de presidentes que estaba prevista para julio, en donde además de realizar el cambio de mando los países tenían previsto discutir cambios al bloque regional que permitan una mayor apertura comercial de los socios.

Pese a las críticas del canciller paraguaya y la supuesta negativa de Brasil –hasta ahora nunca oficializada por ningún vocero Itamaraty, sino publicada en base a fuentes por medios del país norteño- el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa se mantiene firme en que lo legal es realizar el traspaso a Maduro.

Para ello, según anunció el gobierno uruguayo, se procura coordinar una cumbre de cancilleres en la que se haga el cambio de mando.

La semana pasada Nin Novoa dijo que la cumbre de presidentes se cancelaría por las crisis políticas de Venezuela y Brasil, pero que el cambio de mando hacia Venezuela de todas formas se efectivizaría. Y el anuncio lo hizo en Montevideo, sentado al lado de la canciller argentino Susana Malcorra.

En términos diplomáticos, esas declaraciones de Nin al lado de Malcorra fueron entendidas como uno de los acuerdos de ambos países. Así incluso lo interpretó el canciller paraguayo, que un día después se despachó con críticas a los dos cancilleres.

"No fuimos informados todavía de esa decisión pero lamentamos que Uruguay y Argentina hayan anunciado públicamente, sin antes informar y consultar a nuestro país, de traspasar la presidencia pro témpore del Mercosur a Venezuela", dijo el canciller paraguayo Eladio Loizaga la semana pasada.

"Hablé con el canciller José Serra del Brasil, y él también está sorprendido con esta decisión", subrayó el ministro de Relaciones Exteriores guaraní.

Nin se defendió este lunes se defendió de las críticas de Paraguay. "Lo jurídico es que le demos la presidencia a Venezuela", dijo Nin en entrevista con el programa radial En Perspectiva. El canciller uruguayo dijo que en Venezuela hay una "democracia autoritaria", pero que "no hay una ruptura institucional" y que hasta que eso no suceda no se debe "prejuzgar".

Pero la prensa argentina agrega este martes un nuevo condimento. Según informó La Nación, Argentina está más cerca de la postura de Brasil y Paraguay que de la de Uruguay. Incluso, según fuentes del gobierno argentino, están negociando para que sea Uruguay quien se quede con la presidencia pro témpore, o que en su defecto la asuma Mauricio Macri.

Además, declaraciones del mandatario argentino ayer en Europa abonaron esa versión. "Nosotros vamos a presidir los meses que vienen por delante el Mercosur, impulsándolo en esta dirección", dijo el presidente.

"No vemos ningún tipo de conflicto interno en el Mercosur porque es una agenda aprobada por todos esto de avanzar en las conversaciones con la Unión Europea", agregó Macri. Según la crónica del diario argentino, antes de que llegara al auto oficial para salir rumbo al aeropuerto Malcorra lo "retó" por el comentario.

"Estamos en plena negociación. Puede ser que se mantenga Uruguay en la presidencia o que nos toque a nosotros", dijo un funcionario macrista a La Nación.

Populares de la sección