Uruguay ratificó intercambio tributario automático para 2018

Astori formalizó ayer acuerdo en una convención de la OCDE en París
Uruguay ratificó ayer en ante Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) su compromiso de avanzar para la aplicación de los acuerdos automáticos de información fiscal sin orden judicial previa con terceros países a partir de setiembre de 2018.

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, suscribió ayer en París la Convención Multilateral de Asistencia Mutua en Asuntos Fiscales, "una herramienta fundamental del esquema de cooperación internacional en materia tributaria", destacó el ministerio en su página web.

El subdirector de la Dirección General Impositiva (DGI), Álvaro Romano, explicó a El Observador que la firma de ese pacto "ratifica" y "formaliza" el rumbo que definió el país de avanzar en esa línea hace más de un año. Además, mejorará sensiblemente el acceso a los datos por parte de la DGI de residentes uruguayos que tienen capitales en el exterior.

De todas formas, la implementación de ese tipo de operaciones no será de un día para el otro, y primero Uruguay deberá corregir algunos aspectos legales como la modificación de la ley que ampara al secreto bancario. Un tema que varios tributaristas miran con recelo por la riesgo de vulnerar algunos derechos consagrados en la Constitución, mientras que otros expertos consideran que no hay mucho espacio para negarse a la apertura en materia de acceso a la información tributaria que están pautando las economías desarrolladas.

La adhesión de Uruguay a la convención de la OCDE se dio en el marco de la participación del ministro Astori en las conferencias relativas al lanzamiento del Programa Regional para América Latina y el Caribe de la OCDE.

A la Convención Multilateral de Asistencia Mutua en Asuntos Fiscales han adherido más de 90 jurisdicciones de los 134 integrantes del Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información con fines tributarios. Es una herramienta que incorpora un conjunto amplio de medios de cooperación administrativa con el objetivo de combatir la elusión y la evasión en el pago de impuestos.

Según informó el MEF, entre los firmantes de la convención se encuentran las 33 jurisdicciones con las que actualmente Uruguay tiene vigente, o en negociación, acuerdos bilaterales de intercambio de información con fines tributarios. En este sentido, las jurisdicciones con las que actualmente Uruguay -cuenta o se encuentra negociando un instrumento internacional para el intercambio de información tributaria- podrán en el futuro y de acuerdo a las reservas que han sido explícitamente incorporadas, optar por uno u otro camino para requerir la colaboración tributaria.

"La convención define altos estándares de confidencialidad y protección de datos personales. En efecto, la información obtenida a través de la convención no podría ser utilizada para otros propósitos, a menos que dicha información pudiera ser utilizada para esos otros propósitos según la legislación del Estado parte que la suministra y que la autoridad competente de dicho Estado autoriza tal uso", explicó el MEF.

Asimismo, Uruguay se comprometió a implementar el intercambio automático de información financiera con fines tributarios a partir de setiembre de 2018. Esa iniciativa es llevada adelante por 82 jurisdicciones, y está previsto que comience a ser implementada por 54 países a partir de setiembre de 2017.

Controlar la evasión


De acuerdo a la información que divulgó el Ministerio de Economía, la participación de Uruguay en esa convención "fortalecerá y amplificará considerablemente la posibilidad de tutelar la defensa de las bases imponibles, en particular en lo relativo a la imposición sobre la renta. Ello será así, especialmente, en el ámbito del IRAE -respecto del cual la administración tributaria podrá avanzar en el contralor del gasto efectivamente realizado en el exterior-, en materia de precios de transferencia-permitiendo a la DGI acceder más fácilmente a información de las filiales uruguayas que se encuentre en otras jurisdicciones y ampliando las posibilidades de un efectivo contralor de la normativa vigente", resaltó.
Asimismo, la posibilidad de ingresar a un mecanismo multilateral para el intercambio automático de información de origen financiero, "facilitará a la DGI el efectivo control del cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes obligados a declarar sus rentas pasivas obtenidas en el exterior".

Para el gobierno uruguayo, la adhesión de Uruguay a la convención implica "una nueva etapa en la estrategia de transparencia y cooperación en materia de transparencia e intercambio de información". Según el MEF, la cooperación internacional en materia tributaria y financiera, "además de proveer de una importante herramienta para el despliegue de la tarea fiscalizadora de la administración tributaria nacional, debe ser considerada como uno de los pilares más importantes de la inserción internacional del país". Asimismo, se lo considera un "factor clave" para el preservar el clima de inversión.

Populares de la sección