Uruguay se acerca a nuevo gobierno de Brasil tras chocar por Venezuela

Brasil logró postergar el pasaje de la Presidencia pro témpore del Mercosur a Venezuela hasta agosto, cuando el bloque adoptará una decisión final.
El gigante de América del Sur dijo presente. En su segunda salida al exterior el canciller brasileño, José Serra, tuvo una visita de pocas horas en Uruguay en la que consiguió dilatar la transferencia de la Presidencia protémpore del Mercosur a Venezuela hasta agosto, cuando los socios fundadores del bloque adoptarán una decisión final.

"Estamos conversando para ver si podemos converger en una decisión final a mediados de agosto, cuando Venezuela incluso tiene que cumplir preexigencias para entrar al Mercosur que todavía no presentó. Y ahí replantearemos", dijo Serra a El Observador.

La necesidad de "conversar" en torno a la oportunidad de que Venezuela asuma el timón del bloque en este momento de "crisis política y económica" ya había sido planteada por la canciller argentina, Susana Malcorra, durante su visita a Uruguay el lunes 27 de junio.

Uruguay había manifestado –a través del presidente, Tabaré Vázquez, y del canciller, Rodolfo Nin Novoa– la voluntad de entregarle la Presidencia del bloque a Nicolás Maduro en el entendido de que no hay ningún argumento jurídico para no hacerlo. Por el contrario, Paraguay se opuso a la decisión uruguaya aduciendo que el país caribeño pasa por una situación de crisis democrática, sobre la cual es factible la aplicación de la carta democrática y el protocolo de Ushuaia.

Ante este panorama, Brasil parece haber adoptado una posición similar a la de Argentina. "Tenemos una posición intermedia. Entendemos perfectamente el planteo de Paraguay y el de Uruguay. Pero vamos a buscar una salida común, ese es el empeño ahora", afirmó el jefe de la diplomacia brasileña.

La llegada de Serra a Uruguay provocó el primer contacto personal entre jerarquías máximas de los dos países, luego de que asumiera el gobierno interino de Brasil. Para la Cancillería uruguaya el nuevo gobierno brasileño ofrecía signos de interrogación por no saber hasta cuándo podrá ser considerado un interlocutor y, sobre todo, porque hasta ahora el canciller brasileño había enviado mensajes sólo a través de los medios de comunicación de su país.

Nin Novoa había señalado esta situación de forma pública y celebró la llegada de Serra para derribar algunas de esas barreras una semana atrás, cuando hizo el anuncio en un evento de la Unión de Exportadores. Ese día el canciller uruguayo también dijo que la cumbre presidencial del Mercosur se había suspendido por la crisis en Venezuela y en Brasil.

Aunque cualquier conclusión sobre el futuro de las relaciones entre Uruguay y Brasil pueda resultar prematura, lo cierto es que Nin y Serra estuvieron mano a mano durante 45 minutos ayer ante de comenzar la reunión formal, en una instancia a la que el protocolo solo dedica algunos minutos.
Esa "demora" llevó a que hubiera un corrimiento de toda la agenda de Serra en Montevideo.
Luego de la reunión privada, los equipos de las dos cancillerías almorzaron en el Palacio Santos con la presencia de los expresidentes Fernando Henrique Cardoso y Julio María Sanguinetti y del ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori.

Serra había comenzado su día de trabajo en Uruguay con una reunión de una hora y media con el presidente, Tabaré Vázquez, en la residencia de Suárez y Reyes. El canciller de Brasil dijo a El Observador que la reunión fue "muy provechosa" porque se pudieron tocar "todos los temas relevantes" de la agenda bilateral, además de "intercambiar sensaciones".

En particular se trataron dos aspectos en los que Brasil pretende incursionar. Por un lado la cuestión de la Hidrovía, que va desde Bolivia hasta el Río de la Plata, y que, según Serra, funciona "muy por debajo" de la capacidad que podría tener. Brasil asume la presidencia de esa comisión y pretende hacer avances concretos.

El canciller brasileño también propuso una reunión por el tema seguridad fronteriza entre Bolivia, Chile, Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay para realizar acciones coordinadas y establecer una "cooperación continua" contra el crimen organizado.

Cardoso dijo que hay que agilizar el Mercosur

El expresidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, dijo a El Observador que está de acuerdo en la necesidad de "agilizar" el Mercosur.

"No se trata de poner al margen, pero sí dar más posibilidades para que cada país se pueda ajustar mejor a sus necesidades. El mundo cambió, cambia siempre, pero el Mercosur sigue siendo un bastión importante", dijo Cardoso.

El expresidente brasileño también compartió la opinión de que se debe estudiar el caso de Venezuela y se refirió a los argumentos del presidente Vázquez. "Lo que pedimos no es que no se respeten (las reglas) sino que se pueda discutir más adelante si Venezuela hizo sus deberes en casa para ingresar al Mercosur", señaló Cardoso.

Finalmente, Cardoso dijo que lo que pasó en Brasil representa "el agotamiento de un modelo de acción político y económico".

Populares de la sección

Acerca del autor