Uruguay se ubica al frente de varios organismos que le dan protagonismo

Se hace sentir entre los mandamases
Con Luis Suárez en la delantera celeste y del Barcelona, Uruguay cobró notoriedad a nivel internacional y en esa misma línea de protagonismo también está el país en estas horas al ubicarse en la cima de organismos internacionales donde el gobierno de Tabaré Vázquez hace sentir su voz.

Se viene de un gobierno de José Mujica en el cual el protagonismo personal fue notorio. La ley de la marihuana, el matrimonio igualitario, aparecer de sandalias, discursos virales en el Foro Social de San Pablo, ser mencionado para el premio Nobel, entrevistarse con estrellas de rock, con el presidente Barack Obama, o proponerse como mediador en el conflicto de Colombia con la guerrilla de las FARC, caracterizaron la política exterior del exmandatario. El gobierno de Mujica también tuvo encontronazos con Israel al acercarse a Palestina.

Los cambios llegaron con Vázquez. El personalismo dio paso a lo institucional; se bajó el número de embajadores políticos y accedieron los de carrera; y se propuso una cancillería que busque una política de Estado con la oposición. En eso trabajó el ministro Rodolfo Nin Novoa quien planteó el tema a referentes de los partidos. Lo hizo para acordar en asuntos que serán tratados en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas –al que luego de 50 años regresó el país– y próximamente lo hará para discutir aspectos vinculados al Mercosur, dijeron a El Observador allegados al ministro.

El presidente Vázquez, además, convocó a sus antecesores (Mujica, Jorge Batlle, Julio María Sanguinetti y Luis Alberto Lacalle) para acordar una posición monolítica en materia petrolera según informó el jueves La Diaria.

Actualmente, Uruguay preside el Consejo de Seguridad, hecho que colocó al país como protagonista de debates que impulsó, entre otros, sobre Medio Oriente y el terrorismo. En esa posición, Uruguay estará durante dos años. Llegar allí fue un camino iniciado en el primer gobierno de Vázquez, lo continuó Mujica y se concretó en la actual administración.

Otra caja de resonancia donde lidera Uruguay es la Organización de Estados Americanos (OEA). El excanciller y electo senador por el MPP, Luis Almagro, obtuvo los votos de América Latina y el Caribe –seguramente ahí pesó la figura de Mujica– para acceder al cargo. A pesar de lo que podía pensarse en un principio, los enfrentamientos de Almagro fueron hasta ahora con la Venezuela chavista.

En el terreno económico, Uruguay, por primera vez, pasó a integrar el Comité de Asuntos Fiscales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). La semana pasada, la primera exposición la realizó el subsecretario de Economía Pablo Ferreri. El estar en ese organismo "es un avance importante" escribió el jerarca en su cuenta de la red social Twitter. Al término del primer gobierno de Vázquez, la OCDE colocó a Uruguay en una lista negra de naciones que no colaboraban en el intercambio de información con el cual se combate a evasores y lavadores de dinero. El reciente viaje de Vázquez y el ministro Danilo Astori (Economia) a Francia fue determinante para que Uruguay integre ahora el Comité de Asuntos Fiscales.

Por estos meses, Uruguay también está al frente de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y desde allí le tocó convocar a reuniones vinculadas a la situación política que se vive en Venezuela. Otro lugar de protagonismo lo tiene el país durante este semestre al corresponderle presidir el Mercosur.

Así Uruguay marca hoy agenda en el Consejo de Seguridad de la ONU, en la OEA, tiene voz en la OCDE, presidente la Unasur y el Mercosur. Así Uruguay marca hoy agenda en el Consejo de Seguridad de la ONU, en la OEA, tiene voz en la OCDE, presidente la Unasur y el Mercosur.

Los cambios en política exterior fueron observados desde el Parlamento por el diputado Daniel Radío (Partido Independiente).

"Sin andar buscando el premio Nobel. Sin tanta 'cháchara' barata. Sin pose. Sin disfraz de pobre. Sin tanto protagonismo personal. Sin caudillito de cuarta. Sin chancletas. Sin prejuicios. Sin marketing. Sin discursos mentirosos. Sin hacer el ridículo. Sin insultar a la prensa. Sin nabos. Sin buscar negocios para los amigos. Ahora el gobierno uruguayo está incidiendo de verdad en temas trascendentes a nivel internacional. Y no tengo inconveniente en reconocer cuando mi gobierno tiene una conducta y una actitud meritoria", escribió Radío.

Por ahora, en política exterior, son más las coincidencias con la oposición que los puntos que los separa. El hecho de fricción fue cuando Vázquez decidió que el país abandonara las negociaciones del TISA.


Populares de la sección

Acerca del autor