Uruguay suspendió tres plantas de Brasil que exportaban carne

Productos brasileños "sin riesgo" para consumidores uruguayos
De las 21 plantas involucradas en el escándalo de la carne adulterada en Brasil, solo seis están habilitados para exportar y solo tres estaban en condiciones de exportar a Uruguay, por lo que en consecuencia fueron suspendidas por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) para ingresar al mercado local, informó ayer el ministro Tabaré Aguerre.

Pero, además, "la población uruguaya puede consumir con absoluta tranquilidad los productos de origen animal (bovino, aviar y suino) procedentes de Brasil que están en plaza, porque en los últimos dos años las importaciones realizadas no provienen de ninguno de los establecimientos involucrados en este hecho delictivo", resaltó Aguerre en su intención de llevar tranquilidad a los consumidores locales.

Acompañado por las jerarquías técnicas del MGAP y el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, el ministro abundó en detalles al explicar que Uruguay, que accede a más de 140 mercados y que sobresale por los fuertes controles de calidad e inocuidad de productos que exporta, "aplica el mismo rigor técnico a todos los productos de origen animal que importa".

Uruguay "aplica el mismo rigor técnico a todos los productos de origen animal que importa"

El ministro informó que había conversado telefónicamente con su par brasileño, el ministro Blairo Maggi, manifestándole "nuestra solidaridad desde el punto de vista de los servicios técnicos para ayudarlos a resolver el problema".

También le expresó que si las medidas de los mercados se toman contra el bloque Mercosur, también podría estar afectando a Uruguay. Por lo tanto, "no estoy muy seguro que esto pueda ser una oportunidad de colocación de la carne uruguaya".

Opinó que tal vez pueda afectar la tendencia de consumo de algunos consumidores, afectar la confianza, y por eso es muy importante que Uruguay mantenga el criterio de aplicar "altos estándares de control y seguir aplicándolos" para lo que importa y para lo que exporta.

Consultado acerca de algunas marcas brasileñas que se encuentran en góndolas de supermercados, explicó que al MGAP le compete actuar sobre las unidades de producción. Las marcas son otro problema y en todo caso los que actuarán sobre las marcas son los consumidores, afirmó el secretario de Estado.

Los que acutarán sobre las marcas serán los consumidores, dijo el ministro Tabaré Aguerre

Explicó que la marca es lo que identifica el consumidor, pero además en el envase se puede ver en la etiqueta la fecha de producción, de vencimiento, número del establecimiento donde se produjo. Una empresa puede tener siete unidades de producción y solo una es la involucrada. Lo que hace la autoridad sanitaria uruguaya es inspeccionar el 100% de las partidas de importación y controlar que la calidad del producto que se importa esté de acuerdo a los estándares, dijo el ministro.

Un hecho "inoportuno"

Por otra parte, el canciller Rodolfo Nin Novoa intercambió ayer en la isla Martín García comentarios con su par argentina Susana Malcorra acerca del escándalo de la carne en Brasil y ambos coincidieron que resultó "inoportuno", en alusión a que se da en momentos que el Mercosur negocia un tratado de libre comercio con la Unión Europea (UE). Sin embargo, ya sabían que los europeos no incluirán el tema en agenda de la actual ronda de negociaciones.


Acerca del autor