Uruguay trabajará en 34 líneas de investigación en inocuidad alimentaria

Será una acción estratégica para mantener y prevenir un valor esencial de la calidad
Uruguay se prepara para trabajar en materia de inocuidad y calidad de los alimentos sobre la base de 34 líneas de investigación identificadas para hacerlo con el apoyo de la ciencia. Con ese objetivo el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) creó el Comité de Coordinación en Investigación en Inocuidad de los Alimentos (CCIIA).

El Comité de Coordinación será un organismo interinstitucional que trabajará en la generación de investigación nacional para preservar la inocuidad de los alimentos que se destinan a los distintos mercados de exportación y al consumo local.

El Comité de Coordinación también permitirá dar respuesta inmediata ante cualquier eventualidad que pudiera suceder con un producto que sea cuestionado, según los conceptos manejados por el titular del MGAP, Tabaré Aguerre.

El emprendimiento fue presentado el viernes pasado en la sede del MGAP, donde se conoció la creación del Comité de Coordinación. Está integrado por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA); Instituto Nacional de Carnes (INAC); Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU); y la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII); además de la Unidad de Inocuidad de los Alimentos del MGAP.

El ministro Aguerre consideró que Uruguay es reconocido en el mundo por ser un proveedor de alimentos de alta calidad y por esa razón es el país que tiene más mercados abiertos para comercializar sus alimentos.
Opinó que el acceso a los mercados tiene dos componentes, uno referido a la sanidad animal y vegetal, y el restante a la inocuidad alimentaria. Esto quiere decir que esos alimentos en sus procesamientos mantengan determinadas características de inocuidad.

Inocuidad quiere decir que no estén contaminados, que no tengan residuos, que no tengan insectos o que tenga residuos con un límite máximo de tolerancia establecido en ámbitos de negociación internacional, recordó el ministro.

Intensificación


Crece la sensibilidad que la población por temas referidos a la inocuidad.

Aguerre sostuvo que la intensificación de la producción es un camino, pero crece la sensibilidad que la población tiene cada vez en forma más recurrente por temas referidos a la inocuidad. Es un tema importante, sensible que "creemos que se tiene que transformar en una oportunidad estratégica de diferenciación de nuestra producción".

El jerarca consideró que Uruguay ha tenido un excelente desempeño al cumplir con los estándares de inocuidad que nos exigen los mercados internacionales. Pero esos estándares están definidos sobre las bases de países que demandan.

"La producción agroalimentaria, que es una producción en contacto con la naturaleza, con el suelo, con el agua y con el resto de los seres vivos que conforman el agroecosistema, implica conocer profundamente qué pasa en nuestro país. Y para conocer hay que investigar", afirmó el ministro.

Por eso es que el convenio apunta a temas donde podrían existir vulnerabilidades en el futuro, investigar para prevenirlas e incorporar ese conocimiento "en nuestros procesos productivos".

Estar preparados


Aguerre sostuvo que "tenemos que estar preparados para que frente a un eventual problema demostrar científicamente que lo tenemos dominado. Esto vale tanto para los mercados de exportación, como para el mercado interno, que merece también tener las máximas garantías".

Por otra parte, el presidente del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Álvaro Roel, destacó la importancia de formalizar el relacionamiento vinculado a la temática de ciencia de los alimentos y de la inocuidad.

Explicó que es vital trasladar hacia la interna del instituto los nuevos requerimientos en esta materia y que se han generado las capacidades para interactuar con los restantes actores. Explicó que el año pasado se creó la plataforma agroalimentaria, que hará una importante contribución.

Investigación


Roel destacó también que esta es una oportunidad única para trabajar en materia de investigación en forma estrecha y formal con el MGAP y las restantes instituciones vinculadas al tema.

Finalmente, el presidente del LATU, Fernando Fontan, resaltó que esta institución habrá de profundizar lo que ya viene haciendo en materia de inocuidad alimentaria en coordinación con el MGAP y otras instituciones, en función de las demandas que efectúan para realizar evaluaciones técnicas como para llevar adelante proyectos de investigación con la academia y otros centros de investigación del país y del mundo.

Hay que tener en cuenta el mundo demanda cada vez más alimentos y que la diferenciación está basada precisamente en evidenciar que no solo se producen conforme a lo que se exige, sino que además el país está preparado para las demandas futuras.

Por un lado, se dispondrá el aporte del LATU que todos conocen en apoyo a los exportadores nacionales conforme a la calidad de lo que se exporta.

Pero también en este convenio se incluye a Latitud Fundación LATU para la investigación, el desarrollo y la innovación.
Fontan dijo que el LATU y Latitud tendrán el cometido de apoyar este ámbito creado en el MGAP, y lo hará desde la gestión de los trabajos de investigación que se llevarán delante de acuerdo a las demandas que el MGAP va a plantear. Se aportará información para que se tomen decisiones con fundamento científico, que es lo que este ámbito de coordinación va a priorizar.

Acción alineada con estrategias de INAC

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, consideró que el convenio firmado para trabajar en inocuidad de los alimentos está alineado con las acciones que lleva adelante el organismo. Si bien la inocuidad ha sido un tema clave y de preocupación permanente del instituto a lo largo de su historia, le ha dado recientemente una mayor relevancia creando un área específica de inocuidad dentro de la gerencia de Contralor, que se ocupa del control y asesoramiento al mercado interno.

El jerarca expresó que se le ha dotado de recursos humanos, planteando un plan de acción muy concreto para trabajar en esa temática a partir de ahora. El acuerdo está también muy alineado con el quinto pilar estratégico de articulación institucional MGAP, que está apoyando INAC, además de otras acciones, porque el mercado mundial ha cambiado.

"Hemos vivido una excelente década de oro durante los primeros años de este siglo, con una situación que ha cambiado y seguramente vamos a seguir tendiendo una fuerte demanda y vamos a trabajar con buenos niveles de precios, pero no vamos a enfrentar esas curvas ascendentes de precios por un tiempo por lo menos". Stanham agregó que eso les obliga a mirar para adentro de "nuestros sistemas de producción buscando dónde podemos crear las ventajas para generar valor, de eliminar desperdicios y de crear oportunidades de innovación".

Según el presidente de INAC, eso se logra claramente buscando las fortalezas en las distintas instituciones que el país tiene, que son muy buenas y por lo tanto hay que buscar la coordinación de esfuerzos en función de estos objetivos.


Innovación



El presidente de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), Fernando Brum, destacó la importancia de llevar adelante este tipo de emprendimientos vinculados a los objetivos específicos de la institución.

Recordó que desde el principio se crearon instrumentos transversales que venían a llenar espacios ausentes de políticas de promoción, investigación e innovación.

Pero ahora existe la experiencia de trabajar en conjunto con varias instituciones, por lo cual hoy la ANII puede poner a los investigadores e innovadores a resolver los problemas reales que pueda tener el sector productivo y la sociedad.


Populares de la sección

Acerca del autor