Uruguayo en Bruselas: "Hay policías y sirenas como si fuese una guerra"

Mateo Seré vive cerca de donde ocurrió una de las explosiones
La tragedia marcó la madrugada de este martes en Bruselas (Bélgica). La noticia de dos explosiones en el aeropuerto y una tercera en la estación de metro que dejaron 34 muertos y centenares de heridos, puso en alerta máxima a toda Europa.

"Hay policías, sirenas y carros militares como si fuese una guerra", contó a El Observador Mateo Seré, un estudiante uruguayo que reside en Bruselas desde hace pocos meses.

"Me levanté a las 7 y media y mientras estoy desayunando veo que amigos de acá y Uruguay empiezan a escribirme a ver si esta todo bien. Todo el mundo acá habla solo de eso", agregó.

Seré vive en un el barrio universitario Ixelles, cercano al barrio Maalbeck donde ocurrió una de las explosiones que dejó decenas de muertos.

Embed

El estudiante contó que, en las últimas horas, el gobierno decretó nivel cuatro de alerta terrorista por lo que se incrementó la presencia policial y militar en las calles.

"Hay autos y gente caminando en las calles, pero todo el mundo está pensando en lo mismo. Siento que la gente te miran y está con eso en la cabeza ahora", agregó.

Algunas instituciones educativas, como las escuelas, suspendieron las clases y no hay transporte público. El metro permanece cerrado y las estaciones de tren están siendo vigiladas por agentes policiales.

En la biblioteca de la Universidad de Antwerp, donde Seré estudia, los alumnos dejaron de lado los libros para prestar revisar los portales de noticias y redes sociales. "Recién vi a unas compañeras llorando en el patio solo por la sensación fea que esto genera", contó.

Desde la embajada de Uruguay en Bélgica informaron a El Observador que hasta el momento no se tienen registros de uruguayos que se encontraran en el lugar de las explosiones.

Pedro, un español que vive en Bruselas, dijo a El Observador que luego de unas horas de los atentados, la situación está volviendo a la normalidad. Después de elevar el nivel de alerta al máximo posible, todo se caracteriza por "una actitud de prudencia y de tranquilidad", señaló.

Como signo de esto, el gobierno "pidió el mínimo de información en las redes y que la gente se quedé en sus casas, escuelas o empresas". A su vez, el sistema de transporte aéreo y terreno está paralizado. Manifestó que los hoteles y albergues están recibiendo una "llegada masiva de reservas de gente que no puede irse de Bélgica".

No obstante, adelantó que en principio los trenes comenzarán a funcionar nuevamente a media tarde y el aeropuerto de Zaventem estará operativo a partir de las 6 de la mañana de este miércoles.

Agregó que los servicios de seguridad están trabajando en la búsqueda y detención de los responsables. Por esta razón, "se esperan operaciones para esta tarde, pero la vida en la calle ahora es casi normal".


Populares de la sección