Uruguayos ahora invierten en Bolivia

Las mismas motivaciones que los llevaron a Paraguay se encontraron en el país del altiplano: buenas tierras a precios bajos, costos de producción inferiores y una ganadería incipiente
Productores uruguayos ya son propietarios de más de 1,5 millones de hectáreas en el Chaco Paraguayo, donde realizaron excelentes negocios de inversión en base a la compra de tierras a precios significativamente inferioresa los de Uruguay. A eso se suman excelentes condiciones productivas para la ganadería, con un clima cálido y abundantes lluvias, que posibilitan un extraordinario desarrollo forrajero.

Antes de la llegada de inversores extranjeros la producción ganadera se realizaba de forma muy rudimentaria, en campos sin empotrerar, sin mejoramientos y con escasas herramientas de manejo.
La baja carga fiscal, el bajo costo de la mano de obra y de los combustibles son otras de las ventajas que motivan a los inversores, que siguen invirtiendo en otros países de la región y así llegaron al departamento de Santa Cruz, en Bolivia.

El ingeniero agrónomo Santiago Dacunda asesora a una empresa uruguaya que está instalando un proyecto ganadero en el país que preside Evo Morales. Dacunda dijo a El Observador Agropecuario que las oportunidades de negocios en Santa Cruz son varias, sobre todo el valor de la tierra. Agregó que Bolivia es un país en crecimiento y la ganadería que allí se está realizando "es incipiente y hay mucho para hacer".

Baja carga fiscal, bajo costo de la mano de obra y de combustibles motivan inversiones en Bolivia

El valor de la hectárea en esa zona se ubica entre US$ 250 y US$ 600. "La estructura de costos es inferior a la de acá. Los costos de la mano de obra, los impuestos y los combustibles son menores a los de Uruguay, pero no determinan la decisión de invertir en otro país. La decisión la determina la oportunidad de desarrollar un emprendimiento con menor capital al que se necesita en Uruguay", consideró Dacunda.

Agregó que en Bolivia hay más probabilidades de valorizar la inversión, porque el negocio ganadero es insipiente y está en crecimiento. Se considera que dentro de poco tiempo Bolivia exportará carne vacuna.

El valor de una hectárea en Santa Cruz (Bolivia) se ubica entre US$ 250 y US$ 600

Sobre la calidad de la tierra dijo que no es una limitante para generar una buena ganadería. "Hay de todo tipo de tierras, si comparamos con Uruguay diríamos que encontramos índices coneat de 70 a 150. Los campos de menor calidad en Bolivia son superiores a los inferiores de Uruguay y los mejores de allá son inferiores a los mejores de acá. Eso en ganadería, para agricultura los suelos tienen otras características", explicó el ingeniero agrónomo.

En Bolivia hay predios de varias escalas en venta, desde campos de 300 hectáreas hasta de 7.000 hectáreas. Dacunda señaló que tampoco hay abundancia de oferta de campos en venta, porque hay muchas tierras fiscales y mucha gente las está explotando, "no es fácil ir y conseguir campos para comprar", dijo.

Aseguran que en Bolivia se valoriza más la inversión, porque la ganadería es incipiente y crece

La seguridad jurídica para los inversores extranjeros viene en aumento, aseguró. Agregó que Bolivia estaba muy retrasado, que fue muy saqueado y estaba muy desorganizado. "Es notorio su avance, se viene organizando mucho con el apoyo de otros países y dentro de 10 o 15 años tendrá todas las propiedades inmuebles muy ordenadas, con un catastro muy bien definido como lo tiene Uruguay. Se comenzó a trabajar muy de abajo, ahora se está organizando y la situación está en transición", analizó.

El país tiene buena caminería, es poblado y tiene servicios de hotelería en todos los pueblitos. La infraestructura no es una limitante. Es adecuada para desarrollar una ganadería sin problemas, las dificultades en infraestructura son como las que se pueden ver en Uruguay, zonas con caminos vecinales en peor estado, pero no son intransitables.

En Bolivia la industria frigorífica es toda de capitales nacionales y la producción se vende para abasto interno. Hay exportación pero los niveles son irrelevantes. Dacunda también remarcó que el mercado interno está en crecimiento y será otro factor que impulsará el crecimiento de la ganadería en el país.

Las razas que se crían en Bolivia son cebuínas, fundamentalmente Nelore, con grados de terminación buenos aunque no tan altos. La industria exige carcasas de al menos 200 kilos.

Dacunda destacó que la raza Nelore es muy resistente a los problemas sanitarios y es relativamente sencillo su cuidado. La vacunación contra la fiebre aftosa se realiza de la misma forma que en Uruguay.

El departamento de Santa Cruz tiene el estatus sanitario de libre de fiebre aftosa con vacunación. "En Bolivia el Estado controla la vacunación de todo el rodeo, aunque es mucho más difícil de hacerlo que en Uruguay porque los campos tienen selvas. Ellos hacen todo el esfuerzo", concluyó el asesor uruguayo.

Conectividad

En abril de este año la aerolínea boliviana Amaszonas adquirió el certificado de operador aeronáutico en Uruguay de la empresa BQB. Amaszonas ya ofrece vuelos semanales a Santa Cruz de la Sierra, mejorando la conectividad entre ambos países y dándole la oportunidad a los empresarios uruguayos de visitar con frecuencia sus emprendimientos en Bolivia, tras realizar un viaje de 3 horas y 40 minutos. El costo del pasaje ida y vuelta para un adulto es del entorno de US$ 380.

Populares de la sección

Acerca del autor