Uruguayos no abusan de licencia por enfermedad, según la Cepal

El organismo asegura que el incremento en días de subsidio se debe a aumento de topes y a la facilidad del trámite
Debido al aumento en el gasto de las certificaciones médicas, el Banco de Previsión Social (BPS) realizó una guía para que los profesionales de la salud sepan por cuántos días certificar a sus pacientes, dependiendo de la enfermedad. Sin embargo, un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) asegura que los uruguayos no tienen un comportamiento abusivo en ese sentido, y que ese aumento en el gasto se debe a un cambio en la realización del trámite y en el tope del subsidio.

En base a los datos del BPS, la Cepal analizó el comportamiento de los trabajadores en los días previos o posteriores a feriados como el 1 de mayo, el 18 de julio y el 25 de agosto; y en las vacaciones escolares o cercanas a un fin de semana.

Pero, más allá de un caso puntual en 2014, cuando el 1 de mayo se registró "un número de solicitudes en promedio 30% superior a las solicitudes del mismo día" en las dos semanas posteriores y anteriores al feriado, para la Cepal no hay indicios de un uso oportunista de ese subsidio.

Tampoco se observa un comportamiento abusivo en el pedido de licencia por enfermedad en los meses de verano.
Para la Cepal no hay indicios de un uso oportunista de ese subsidio.

Según la base de datos del BPS que utiliza la Cepal en el estudio, mientras que en 2005 las solicitudes de subsidio por enfermedad fueron 62.675, en 2010 fueron 137 mil y en 2015 superaron las 270 mil. Ese aumento podría deberse, afirma la Cepal, al cambio en lel trámite que el trabajador debe pedir el subsidio, que se simplificó a partir de 2010.

Y si bien en ese período la duración promedio de la licencia por enfermedad bajó, los pedidos de entre 4 y 10 días aumentaron.

Por otra parte, el estudio señala que el mayor gasto, que pasó de $545 millones en 2005 (US$ 22,2 millones) a $5.082 millones en 2015 (US$ 186,2 millones), se debería entonces a un "aumento de las solicitudes y del pago por día de licencia", y a un cambio en los topes de subsidio, que pasaron de 3 a 4 Bases de prestaciones Contributivas (BPC) en 2011, a un máximo de 8 BPC en 2015. Ese aumento ocasionó que mientras que en 2009 un 22% de los trabajadores que cobraron subsidio tuvieron un tope, en 2015 fueron menos de un 5% tanto en Montevideo como en el interior, señala el estudio.

Enfermedades más certificadas

De las 13.515 patologías que tiene registradas el BPS, algo más de 9.000 registraron al menos una solicitud entre 2005 y 2015. Sin embargo, la mayoría de las solicitudes se concentran en 34 enfermedades.

Lidera ese grupo el lumbago, con 342.049 solicitudes de subsidio, seguida de la gastroenteritis, con 190.565; la gripe y enfermedades respiratorias, 135.440; y los episodios depresivos, con 114.983 solicitudes.

El promedio de días de licencia por el lumbago, fue en el periodo estudiado de 8.4. Sin embargo, la nueva guía del BPS y el Ministerio de Salud Pública (MSP) señala que deberían darse 20 días para la recuperación de esa patología.

A pesar de que los datos son dispares, en general, las instituciones que dan más días de licencia o son más generosas, son los prestadores del interior y la Asociación de Servicios de Salud del Estado (ASSE). En tanto, los seguros privados, son los más estrictos en ese sentido, señala el informe.

Populares de la sección