UTE debe probar "fraude" para cobrar deuda de Fripur

Ente irá contra otra compañía del grupo, pero experto ve difícil su éxito

El lunes UTE pidió a la Justicia que considerara como parte de la masa concursal de la pesquera Fripur el contrato que tiene con el parque eólico Kentilux por la compra de energía, empresa que pertenece a los mismo dueños. La pesquera solicitó concurso de acreedores en julio de 2014 y cerró poco más de un año después. Según lo que se indicó en el portal de Presidencia ese mismo día, la eléctrica brindó información para "probar que ambas firmas son un mismo grupo económico y así poder cobrar unos $ 25 millones" que le debe Fripur.

La noticia se conoció días después de que el semanario Brecha publicara una extensa nota acerca de los diferentes emprendimientos que la familia Fernández –propietaria de Fripur– había llevado adelante, en parte, con préstamos otorgados por el Banco República (BROU). Asimismo, se mencionaba los diferentes beneficios fiscales que el Estado había otorgado a esas firmas a lo largo de los años.

"Nuestro interés es recuperar ese adeudo que es lo que trasladamos al resultado económico de la empresa", dijo el lunes al portal de Presidencia el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla.

Sin embargo, no está tan claro que la empresa estatal logre su objetivo.

En la ley de concurso "no hay solidaridad de las empresas que integren un mismo grupo económico", afirmó a El Observador el abogado Ricardo Olivera García, redactor del texto que desde 2008 pasó a suplantar al anterior régimen de concordato que regía en el país.

En principio, agregó, "la obligación de Fripur" se limita de manera exclusiva a los activos que tiene la pesquera.

Olivera García expresó que "si lo están planteando, por alguna razón es", pero aclaró que el solo hecho de que las diferentes empresas tengan accionistas en común no es motivo para "traer" a la masa de Fripur esos activos.

"Ahora, si se pudiera comprobar que el parque eólico se hizo con recursos de Fripur –o sea, que en última instancia hay una estructura en fraude a la ley que se creó como consecuencia del parque eólico–, podrían aplicarse por los principios generales la prescindencia de la personalidad jurídica y decir que en realidad esos no son activos de una sociedad independiente, sino que son activos de Fripur. Pero eso pasaría por la prueba de que hubo fraude", explicó el abogado.

Olivera García subrayó que el hecho de que una firma que es parte de un grupo económico concurse no "arrastra" a las otras. "Que una empresa se caiga no determina que la otra pueda responder, aun cuando tengan los mismos accionistas", aclaró.

Inversión de US$ 20 millones

Kentilux –ubicado en el departamento de San José– se inauguró en junio de 2011. En la ceremonia realizada en ese momento estuvieron el por entonces ministro de Industria, Roberto Kreimerman, Casaravilla y el intendente departamental, José Luis Falero, entre otras autoridades.

El parque eólico de 20 megavatios demandó una inversión de US$ 20 millones. Se financió en 30% con fondos propios de sus impulsores y el 70% restante a través de un préstamo otorgado por el BROU. UTE paga por año cerca de US$ 5 millones –lo viene haciendo desde hace cinco años– por la energía que compra a Kentilux. Al contrato le quedan otros 15 años.


Populares de la sección

Acerca del autor