UTE extiende plan que permite a industrias bajar gasto en energía

Empresas pagan hasta 60% menos comprando excedentes del sistema

El directorio de UTE resolvió extender por dos meses el plan piloto que da la posibilidad a grandes consumidores de comprar energía eléctrica hasta un 60% más barata en algunos momentos del día donde la demanda es baja.

Hoy son 117 los clientes potenciales que pueden acceder a este paquete comercial. El mecanismo consiste en que UTE ofrece con una semana de anticipación y para cada día de la semana siguiente información sobre los tramos horarios en los que el sistema cuenta con excedentes de generación, entre las 22.00 y las 18.00 horas (valle y llano de la demanda).

Desde hace dos meses y hasta la fecha son 51 las empresas que mostraron interés y 41 de ellas ya hicieron uso de la oferta al menos una vez. Bajo esa modalidad ya fueron comercializados algo más de 10 gigavatios/hora a un precio promedio de US$ 40 el megavatio-hora (MW/h). En diálogo con El Observador, la directora de UTE, Cristina Arca indicó que es un precio atractivo para las industrias, sobre todo en el horario de llano de la demanda (entre 7.00 y 18.00 horas), porque pueden tener algo más de actividad durante las horas del día.

Esta tarifa especial se aplica para el consumo que está por encima del consumo promedio, según el tramo del día seleccionado. Eso permite, por ejemplo, que las empresas puedan desplazar el uso de energía hacia esos horarios de llano o valle y disminuir su consumo en horarios de punta (18.00 a 22.00 horas) donde la electricidad es más cara. También le da posibilidad de aumentar la producción utilizando más energía, pero pagando un precio menor.

Arca explicó que la idea de este tipo de oferta busca "compartir beneficios" entre la empresa y sus clientes. "Más que el precio, la idea es que el cliente se acostumbre a participar de los beneficios que puede tener una buena generación de energía y es un estímulo para consumir en forma eficiente para el sistema", apuntó. "Tal vez podamos lograr incidir en una modalidad de crecimiento de la demanda eléctrica direccionándola hacia llano y valle", añadió.

Asociado al cambio de la matriz energética, la gestión de la demanda como forma de aprovechar los excedentes de generación del sistema eléctrico uruguayo es hoy uno de los principales desafíos a los que se enfrenta UTE. Eso está atado a nuevos planes de comercialización de energía eléctrica, tanto a nivel residencial como industrial, que el ente ya está desarrollando en la práctica.

Como consecuencia del protagonismo que adquirió la energía eólica en la matriz, el precio de generación por megavatio/hora (MWh) está fuertemente influenciado por los costos de la energía renovable. En el futuro UTE tiene previsto "asegurar" un precio de la energía para cada hora una vez por día para que los consumidores puedan administrar su uso en función de los costos.

El consumidor podrá aprovechar las ventajas de esa nueva opción de facturación de la energía eléctrica por medio de aplicaciones inteligentes que permitirán que la electricidad se consuma de acuerdo a un óptimo económico.

Por otra parte, según el relevamiento regional que realizaron en junio los técnicos de la consultora SEG Ingeniería, los precios de la energía en Uruguay siguen siendo los más caros de la región en la mayoría de los productos que componen la canasta energética. Sin embargo, en los últimos meses se consagró como uno de los países más baratos donde las empresas consiguen la energía eléctrica.

El informe muestra que el precio del MWh para una industria de media tensión en Uruguay alcanzó los US$ 116 durante el último mes, mientras que en Chile y Brasil esa misma cantidad de energía se obtenía por US$ 119 y US$ 125, respectivamente. Si bien el precio de la energía eléctrica para las industrias es más barato en Uruguay que en Chile y Brasil, no alcanza a los precios que pagan en Argentina, con un costo de US$ 76 por MWh.


Populares de la sección