UTE logró diluir responsabilidad financiera en la regasificadora

Ahora solo responderá por menos del 10% del gas que generaría la planta
La preocupación que tenía gran parte de la plana gerencial de UTE por la responsabilidad financiera que asumiría el ente en el proyecto de la planta regasificadora, de 90% frente a un 10% de ANCAP –como estaba previsto cuando se creó la sociedad anónima, Gas Sayago–tuvo un giro sustancial en los últimos meses producto del cambio del modelo de negocios que ahora está vigente para poder avanzar con la iniciativa.

Según revelaron ayer fuentes del ente energético a El Observador, como consecuencia del cambio en la matriz energética y sin un boom previsto en la demanda por algún proyecto de inversión privada, hoy el respaldo de la generación térmica pasó a tener un rol menos relevante que el proyectado cuando se diseñó la regasificadora. De hecho, producto de los excedentes de energía renovable (eólica y biomasa) que está recibiendo hoy UTE de sus contratos con agentes privados, está exportando excedentes de electricidad hacia Argentina.

Con ese escenario, un informe técnico realizado por UTE arrojó que si la regasificadora sigue adelante, el ente se compromete solo a adquirir unos 600.00 m3 diarios durante los primeros tres años de su puesta en marcha y luego de ese plazo treparía a 1,2 millones de m3. "Ese volumen es menos de un 10% de los 9 millones de m3 (90%) por los que UTE debía responder con el proyecto original", indicaron las fuentes.

Precisamente, para completar el volumen de gas natural de 10 millones de m3 -ampliable a 15 millones de m3- que tendría la futura planta regasificadora, Gas Sayago se apresta a lanzar un segundo llamado (vinculante) denominado "temporada abierta de subasta de los servicios", en el que los potenciales interesados en la compra de gas tendrán la opción de confirmar las ofertas realizadas en abril y mayo pasado, de acuerdo a la modalidad del servicio en que están interesadas (almacenamiento, regasificación y/o recarga) y el plazo del mismo. A eso le seguirá la firma de contratos en base firme (modalidad "take or pay"). En esa primera instancia, la capacidad total requerida por las empresas sumó alrededor de 30 millones de m3 diarios. Esa cifra triplica la capacidad inicial prevista para el proyecto. Las empresas que se presentaron a la primera convocatoria son en su mayoría de la región, aunque también mostraron interés un par de compañías locales.

Entre las expresiones de interés sobresale la de la multinacional Shell, que pidió unos 15 millones de m3 diarios por un plazo de 20 años, según se había informado a El Observador. Las fuentes explicaron que la firmas de esos contratos "son la llave" para que Gas Sayago y su futuro socio estratégico salgan a buscar financiamiento en organismos de crédito para seguir adelante con la obra civil en Punta de Sayago, que dejó inconclusa GNLS (el consorcio integrado por GDF Suez y Marubeni).

Avance con barco y socio


La semana pasada, el gobierno dio un nuevo paso hacia la construcción de una planta regasificadora en Punta de Sayago, con la firma de un acuerdo con la japonesa Mitsui OSK Lines (MOL), para el arrendamiento del buque regasificador.

El acuerdo implica la firma del contrato de fletamento del buque "GNL del Plata", que tendrá condiciones más flexibles de alquiler respecto a las que existían originalmente con GNLS (consorcio conformado por GDF Suez y Marubeni, exadjudicatario inicial del proyecto).

La ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, explicó a El Observador que el plazo de alquiler podrá ser de 10, 15 o 20 años y se definirá en función de los contratos de suministro que se acuerden con los futuros clientes de la planta. De eso también dependerá el arrendamiento que se deberá pagar. Si el alquiler fuera por menos de 10 años, el precio de arrendamiento mensual sube entre 5% y 10% sobre una base de US$ 5 millones, y en caso de que sea mayor a 20 años baja en el mismo porcentaje respecto al precio base.

Por otro lado, Gas Sayago tiene en carpeta más de 10 ofertas de compañías interesadas en incorporarse al proyecto como socio estratégico para la ejecución y operación de la planta. Cosse indicó que "se avanza muy bien" y se están analizando las propuestas recibidas, aunque no hay un plazo establecido para finalizar la selección.

Populares de la sección