UTE pretende canalizar ahorro minorista para financiar obras

Ente trabaja en alternativas a restricción fiscal para unos US$ 300 millones en este período
UTE intentará replicar el éxito que obtuvo con tres de sus parques eólicos (Pampa, Arias y Valentines) en la captación y desarrollo del ahorro minorista, a otras obras que deberá ejecutar en este período de gobierno para las cuales no cuenta con el "espacio fiscal" suficiente para ejecutarlas con recursos propios. Según informaron fuentes del ente a El Observador, UTE aún tiene pendiente buscar alternativas para obtener unos US$ 300 millones para realizar una serie de obras que están por fuera de las que ya están planificadas con ingresos propios antes que finalice este quinquenio.

En lo que va de este período de gobierno, UTE logró financiar una obra de transmisión por US$ 80 millones con un privado por medio de un leasing al cual le pagará un canon por un período de 20 años. Por un mecanismo similar, obtuvo otros US$ 30 millones para la compra de medidores inteligentes de energía eléctrica, un plan que está previsto se expanda en 2017.

En declaraciones a la prensa luego de presentar el resultado de la emisión de acciones del parque eólico Valentines (ver aparte), el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, puso como ejemplo algunas necesidades urgentes de inversión que debe encarar el ente, como la reposición de postes de las líneas de electrificaicón de en el medio rural. Dijo que lo que pasó este año donde se cayeron 2.500 postes no fue solo por el viento sino también porque hay muchos que "están viejos" y "hay que cambiarlos. Sin no hacemos la renovación, esto de los apagones cuando hay viento, va a ser una constante", advirtió. Otras obras que deben ejecutarse con esos recursos privados incluyen nuevas subestaciones de energía y líneas de transmisión.

Más allá de la voluntad que pueda impulsar el ente a lo largo de 2017 en apostar el diseño de nuevos instrumentos de ahorro que puedan ser atractivos para el ahorro minorista para financiar sus inversiones, primero habrá que sortear los controles y requisitos que pone el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para que avale ese tipo de alternativas, precisó uno de los informantes.

"Evidentemente con las limitantes fiscales en materia de inversión tenemos unas cuantas necesidades. Lo difícil es encontrar un negocio en la cual la rentabilidad y el informe de riesgo que hacen terceros sea transparente porque es muy importante par el mercado de valores", explicó Casaravilla. De todas formas, el titular de UTE transmitió que se está trabajando para avanzar en esa línea para cumplir con una "serie de inversiones que quedaron por fuera del espacio fiscal" donde "se le está buscando la vuelta".

"No nos puede volver a pasar que nos quedemos sin energía; que los costos se vayan al diablo porque no hicimos las previsiones adecuadas. Es siempre mejor ir adelante de las inversiones y la demanda que esperar que la demanda nos llegue al cuello, la boca, la nariz y morir ahogado", afirmó. Casravilla indicó que lo "que no puede pasar" es que producto de las restricciones fiscales que tiene UTE para destinar más recursos propios a inversión "las cosas no pasen. Así fue que le buscamos la vuelta para el cambio de la matriz eléctrica", recordó.

En ese sentido, comentó en una década donde se llegó a que UTE invirtiera US$ 3.000 millones, se logró que inversores privados -con una renta de 10% anual en dólares- lograron invertir US$ 2.000 millones en eólica. "Por supuesto que si hubiéramos tenido el espacio fiscal lo habríamos hecho desde UTE", reconoció.

La incorporación de nuevos parques eólicos a futuro dependerá del crecimiento de la demanda. La potencia instalada de esta energía ronda hoy los 1.500 megawatts (mW) y está previsto que los futuros emprendimientos sean desarrollados por el ente energético y no por privados.

Baja de costos tuvo traslado parcial a tarifas

Cuando se lo consultó al presidente de UTE por el traslado de los menores costos de generación a la energía eólica a tarifa, admitió que quizás hubiera preferido un descenso mayor al actual, aunque dijo que debe ponerse todo en la balanza. En ese sentido, aseguró que desde 2010 hasta la fecha la tarifas cayeron 16% en términos reales. "Puedo reconocer que me hubiera gustado que fuera más (la baja); puede ser. Pero que bajaron, bajaron. Y no estamos explicando que el costo de la energía llegó a estar a casi US$ 100 (por megawatts/hora) en 2012 y ahora lo vamos a tener en US$ 50", indicó. Advirtió que si no se cambiaba la matriz, la tarifa estaría hoy 40% por encima de la inflación. Dijo que la baja de costos se destinó a "inversiones muy importante", la reestructura interna que aplicó la empresa, nuevos modelos de negocios, y una mayor contribución a Rentas Generales para disminuir el déficit fiscal.


Valentines se vendió como pan caliente

Por tercer vez, las emisiones de papeles destinadas a captar el ahorro minorista por parte de UTE recibieron un fuerte espaldarazo de los pequeños inversores. Ayer la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM) y UTE informaron los detalles del segundo tramo de la inversión mayorista que tenía como tope subastar US$ 22 millones en acciones del parque eólico Valentines que ofrecía una rentabilidad anual en dólares de 10%.

En ese tramo, la demanda alcanzó los US$ 61,4 millones, con una tasa de corte de 115,02%, una importante valorización respecto a su precio inicial de 100%. Ello llevó a que UTE obtuviera una ganancia de unos US$ 3,3 millones, destacó el titular de UTE, Gonzalo Casaravilla.

El martes había cerrado el tramo minorista donde la demanda superó en 4,25 veces el monto de US$ 20 millones que las autoridades había puesto a disposición para el pequeño inversor. En total, los inversores presentaron solicitudes por US$ 85,3 millones, de los cuales se terminaron asignando US$ 19.970.780 entre 10.054 particulares, lo que determinó un prorrateo (máximo) de US$ 2.520 por accionista. "Tener 10 mil socios en el cambio de la matriz energética a uno lo tiene que emocionar y erizar", declaró Casaravilla a la prensa. Por tanto, sumando la emisión mayorista y minorista la demanda total para ser accionista en el parque Valentines totalizó US$ 146,7 millones, 3,5 veces por arriba de los US$ 42 millones que se podía asignar.

El 22% del monto de la emisión minorista, unos US$ 4,5 millones, fue adquirida a través de SURA y Redpagos, que gestionaron las inversiones de entre US$ 100 y US$ 2.000. Estos inversores representaron el 40% de los ahorristas minoristas (4.000 inversores) y pudieron acceder al 100% de su solicitud, ya que la adjudicación fue asignada de los montos menores a los mayores.

El monto promedio en este tramo masivo fue de US$ 1.150. El 50% de los 4.000 colocó menos de US$ 1.000, mientras que un 15% (unos 600 particulares) lo hicieron con el monto mínimo de US$ 100. La edad promedio fue de 47 años, siendo el 18% de ellos menor de 30 años. El 35% de los 4.000 inversores se distribuyeron entre los distintos departamentos del interior. "Si el objetivo secundario era desarrollar el mercado de valores, podemos decir que fue un éxito total", resaltó el titular de UTE.


Populares de la sección

Acerca del autor