UTE triplicará aporte a caja del Estado a pedido de Economía

Destinará US$ 141 millones extra sobre los US$ 76 millones ya comprometidos para 2016
El buen desempeño operativo que vienen mostrando los números de UTE en los últimos dos años ha llevado a que hoy sea una de las principales fuentes de financiamiento entre los entes estatales –a costo cero– que el Ministerio de Economía (MEF) utiliza para cubrir las necesidades de gasto público y reducir el peso del déficit fiscal, que hoy se ubica en 3,5% del PIB.

Eso se debe en gran medida a la reducción de los costos de abastecimiento de la demanda por el mayor peso de los parques eólicos en la generación de energía, una baja que se ha reflejado marginalmente en el bolsillo de los consumidores pese a que así había sido anunciado cuando se apostó por esa tecnología.

La semana pasada, el Directorio de UTE aprobó una resolución a pedido del MEF para que el ente energético realice una transferencia de utilidades extra por $ 4.060 millones (unos US$ 141,4 millones) a Rentas Generales correspondientes al ejercicio 2015 antes del próximo 31 de diciembre. Para este año, estaba previsto que UTE realizara transferencias a Rentas Generales por sus utilidades por $ 2.194,8 millones (unos US$ 76,4 millones), pero con la última resolución, ese monto trepará a US$ 217,8 millones.

Si hay una empresa estatal que no tiene problemas financieros es UTE. Al cierre del tercer trimestre, el resultado operativo de UTE mostró una ganancia de $ 12.556 millones (unos US$ 437,4 millones), bastante por encima de los $ 8.470 millones (unos US$ 295 millones) de igual período 2015. Si bien resta un trimestre, el balance de UTE del ejercicio 2016 superará largamente los US$ 240 millones del año pasado. El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, estimó ayer en declaraciones a la prensa que el resultado del ente estará en 2016 en torno a los U$ 300 millones. Desde que comenzó el segundo mandato de gobierno del presidente Tabaré Vázquez, el MEF ha ejercido un férreo control sobre el funcionamiento de las empresas públicas, a las que está apelando para cumplir con el objetivo de reducción del déficit fiscal a 2,5% del PIB para el cierre del período de gobierno (hoy está en 3,5%). Por eso es que con la transferencia adicional de utilidades se aseguran que los entes estatales se ciñan a rajatabla con los lineamientos en materia de gastos e inversiones que se fijaron al arranque del período de gobierno.

El Ejecutivo tiene como objetivo que al final del período (2019) los entes del Estado eleven sus aportes en 1 punto porcentual del PIB de lo que lo hicieron durante la administración de gobierno de José Mújica.

Así, las empresas públicas deberán transferir en el período US$ 440 millones más. Los mayores esfuerzos los tendrá que realizar UTE (US$ 160 millones), seguido por ANTEL y ANCAP con US$ 120 millones cada una.

Ajuste de tarifas

En declaraciones a la prensa luego del lanzamiento de la apertura en el mercado de valores del parque eólico Valentines, Casaravilla declaró que aún no había mayores definiciones sobre el porcentaje de ajuste de tarifas, que subirán a partir de enero cuando se definan los detalles con los ministerios de Industria y Economía en los próximos días. El jerarca explicó que para llegar al porcentaje se tendrá en cuenta la evolución de los precios internos, salarios, crudo y dólar. "En el correr del mes vamos a tener una mirada integral" para definir el aumento, se limitó a declarar. Recordó que será el propio presidente de la República, Tabaré Vázquez, quien terminará de definir el tema.

Lea también: Pequeños inversores podrán ser socios en parque eólico de UTE desde US$ 100

Según pudo saber El Observador, la propuesta de ajuste que harán los servicios técnicos de UTE planteará un ajuste "bastante" por debajo de la evolución de la inflación. Sin embargo, las fuentes admitieron que con esa propuesta se podría correr algún riesgo de que UTE no pueda cumplir con la meta que se definió en la ley de Presupuesto de mejorar en otros US$ 40 millones adicionales su resultado durante el ejercicio 2017.

Por ese motivo, se especula que –a instancias del Ministerio de Economía– el ajuste en el caso de la energía eléctrica se pueda ubicar en torno a 1 punto porcentual por debajo de la inflación de 2016. En los 12 meses a noviembre la inflación cerró en 8,1% y no se esperan grandes cambios para el registro de diciembre.

Traba para acceder a dinero de fondo tarifario

En su edición del pasado 21 de noviembre El Observador consignó que El Poder Ejecutivo había determinado que el Fondo de Estabilización Energética (FEE) volcara US$ 18 millones a UTE con el argumento de que el cambio de la matriz energética determinaba que el saldo actual de ese instrumento (unos US$ 297 millones) superaba el Valor Objetivo de Cobertura del Fondo (VOCF) definido para el ejercicio 2016. Luego, por medio de otra resolución presidencial fechada el mismo día, se definió que UTE deba realizar un "aporte adicional de sus utilidades líquidas a Rentas Generales" por $ 531 millones (US$ 18,2 millones) antes del 31 de diciembre de 2016. Ese dinero se destinó a apalancar amortización de inversiones de OSE. Sin embargo, según supo El Observador los técnicos de la Corporación Nacional para el Desarrollo –que administran el fideicomiso del FEE– no han transferido a UTE ese dinero porque tienen dudas jurídicas sobre la pertinencia de acatar esa resolución. Fuentes del ente energético reconocieron que el tema es complejo, ya que el FEE está reglamentado por ley y su normativa "no se puede hacer un chicle".




Populares de la sección

Acerca del autor