Vacacionar en la región se encarece y eso alienta el turismo interno

Capacidad de consumo de los uruguayos en Argentina y Brasil continúa deteriorándose

Desde hace meses los uruguayos que planifican sus vacaciones vieron encarecerse sus principales destinos de referencia, los vecinos Argentina y Brasil, lo cual lleva a mirar con otros ojos las alternativas locales.

En los últimos 12 meses, la capacidad de compra de los asalariados continuó deteriorándose en los dos países vecinos, pero aumentó dentro del territorio nacional, situación que favorece al turismo interno. En ese sentido, operadores del sector se mostraron conformes con la presencia de turistas uruguayos durante las vacaciones de setiembre.

El poder de compra de los uruguayos en el exterior se deterioró 9,1% en setiembre frente a igual período de 2015 y acumuló 17 meses consecutivos de caída interanual. La disminución se dio exclusivamente como consecuencia de una baja en el poder de compra en los países vecinos.

Los datos surgen del Índice de Capacidad de Consumo en el Exterior de El Observador (ICCE-EO). El indicador considera la evolución del salario a nivel local, los precios al consumo en los principales destinos turísticos fuera de frontera elegidos por los uruguayos y el tipo de cambio respecto a cada país.

Embed

Si bien el indicador está orientado al sector turístico, el encarecimiento del resto del mundo para los uruguayos también repercute en otros sectores, como en el comercio de vestimenta y la venta de otros bienes durables que en los últimos tiempos muchos uruguayos pasaron a adquirir en el exterior, y no ya en comercios locales, dada la conveniencia de los precios.

En setiembre, el poder de compra de los trabajadores dentro del país se incrementó 1,8% en la medición interanual y fue el mayor aumento desde junio del año pasado, cuando se registró una suba de 2,3%. En tanto, la capacidad de consumo en Argentina y Brasil cayó 21,1% y 10,7%, respectivamente en el mismo período.

De todas maneras, hay una diferencia significativa en los casos de Argentina y Brasil. Si bien los dos destinos se encarecieron a una velocidad acelerada en los últimos tiempos, cuando se compara los niveles actuales de poder de compra con el promedio de los últimos 10 años, la historia es muy distinta.

En el caso de Argentina, la capacidad de consumo de los uruguayos se encuentra 15,2% por debajo del promedio de la última década. Eso implica, que en comparación con la historia reciente, Argentina está caro para los uruguayos, que cuentan hoy con un poder de compra en su propio país 15,7% del promedio de los últimos 10 años.

Si bien el máximo poder de compra de los turistas uruguayos en Argentina fue alcanzado a mediados de 2013 –cuando llegó a estar 46,8% por encima de la media de la última década–, recién en noviembre de 2015 pasó a terreno negativo en la comparación histórica.

La fuerte inflación del vecino país no se vio compensada en los últimos meses con una devaluación significativa del peso argentino y eso llevó a que los uruguayos perdieran poder de compra.

La historia en Brasil es diferente. El máximo de capacidad de consumo de los uruguayos en ese territorio tuvo lugar en setiembre de 2015, cuando se ubicó 55% por encima del promedio histórico. Pese a la caída de los últimos meses, todavía se mantiene 40,1% por encima de la media histórica, lo que implica que el vecino país es menos atractivo que el año pasado para los turistas uruguayos, pero sigue siendo conveniente en precios si se lo compara con la historia reciente.

Operadores satisfechos

Los operadores locales están viendo una mayor preferencia por el turismo interno.

En diálogo con El Observador, el director de Turismo de la Intendencia de Paysandú, Alejandro Leites, indicó que el flujo de turistas durante las vacaciones de setiembre fue acorde a lo que se esperaba. A modo de ejemplo, mencionó los niveles de ocupación que tuvieron los centros termales de referencia como Almirón y Guaviyú, que alcanzaron 94% y 100%, respectivamente.

"Quedamos satisfechos con la ocupación y la cantidad de público que fue constante durante toda la semana y no solo sábado y domingo", dijo Leites.

En su mayoría, se trató de turistas uruguayos, aunque el jerarca también destacó la presencia de argentinos que, de forma lenta, ha ido aumentando en los últimos meses. "Esperamos una muy buena temporada de verano y estará en nosotros poder captar a ese público que va de paso hacia los balnearios del este", añadió.

Por su parte, el presidente de la Asociación Turística de Colonia, Gerardo Pernigotti, sostuvo a El Observador que la percepción que tienen los operadores de ese departamento es que setiembre ha sido un mes con una presencia de turistas superior a iguales meses de otros años.

"Desde 2013 era un mes quieto por los problemas de Argentina y Brasil. Este año, que se ha normalizado, se vio una movida superior", dijo. Eso también se vio influido por una mayor presencia de uruguayo, indicó.

El empresario dijo que para lo que resta del año la expectativa es "positiva" y se confía en mantener una presencia importante de visitantes hasta mediados de diciembre. Colonia es un destino elegido en esta época del año por público argentino que no tiene tiempo suficiente para ir a Punta del Este por más de dos días y prefiere cruzar hacia esa ciudad.

Argentina devolverá IVA de alojamientos

El gobierno argentino anunció ayer la reglamentación de una ley aprobada hace 15 años por la que se establece el reintegro del IVA por alojamiento para turistas extranjeros.

"Es un factor de competitividad muy importante" porque a "todo turista extranjero" le va a salir "un 21 % (valor del IVA) más barato", lo que va a significar un "gran impacto en la llegada de visitantes, sobre todo desde países de la región", señaló el ministro de Turismo de Argentina, Gustavo Santos.

La norma, que según confirmó Santos será implementada en los próximos 60 días, consiste en el reintegro directo y automático del IVA facturado por servicios hoteleros en tarjetas de débito o crédito emitidas en el exterior, un procedimiento del que deberá encargarse la entidad emisora.

El ministro de Turismo aclaró que esta ley existe desde hace 15 años, pero solo se había reglamentado para bienes y nunca había llegado a aplicarse a los servicios hoteleros.

Además, hizo hincapié en que se trata de una "muy buena noticia" para los extranjeros, ya que su impacto abarca toda la cadena de comercialización del alojamiento, tanto la compra directa como la realizada por medio de agencias de viajes, y supondrá un gran incremento del gasto de divisas que favorecerá el "crecimiento del mercado receptivo argentino".

Por otro lado, destacó que la cartera que lidera está "trabajando fuertemente" en reducir "los dos principales costos que tiene un turista en el país": el alojamiento y el precio de los pasajes aéreos. Para esto último, según aseguró, están favoreciendo la llegada de líneas aéreas que permitan aumentar la competencia y reducir el coste de los billetes.(EFE)


Populares de la sección