Vacuna contra la brucelosis se empezó a fabricar en Uruguay

Brucelosan 51, de Virbac Santa Elena, se ofrece en el mercado desde marzo pasado y es la única de fabricación local

Virbac Santa Elena presentó su nueva vacuna Brucelosan 51, para la prevención de la brucelosis bovina, la primera de este tipo que se fabrica en Uruguay, ya que las otras dos que se ofrecen en el mercado son importadas.

La vacuna tiene la cepa RB51, la única con la que se puede vacunar actualmente en Uruguay. La característica de esta cepa es que permite diferenciar a los animales infectados naturalmente de los vacunados, porque estos últimos no reaccionan de forma positiva a las pruebas de diagnóstico. Eso permite hacer un plan de saneamiento en los lugares que son focos de la enfermedad, donde hay animales positivos estos se eliminan del predio y el resto se vacuna.

"Esta enfermedad es una zoonosis declarada de importancia por la OIE, entonces cualquier animal infectado en un predio, con síntomas de aborto tardío –a partir de los cinco o seis meses de gestación–, es un riesgo de contagio. El contacto con la vaca abortada, con el feto, con secreciones o la placenta, infecta a los demás animales y también al humano. Es una enfermedad muy grave en las personas y de ahí la importancia de estar dentro de esta campaña sanitaria", afirmó la doctora Adriana Drocco, directora técnica de Virbac Santa Elena al ser consultada por El Observador Agropecuario.

Actualmente el plan de vacunación indicado lo establece el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), que es el organismo oficial que lleva adelante la campaña. Según la situación de cada establecimiento se establece un plan de vacunación. En general lo que se recomienda es vacunar hembras, no preñadas, mayores de cuatro meses de edad.

La vacunación depende del lugar donde se encuentre el predio y de la situación que tenga. Por ejemplo, lo que están obligados a vacunar por las disposiciones del MGAP son los establecimientos que son focos –que tienen algún animal positivo–, los que son linderos a focos –la denuncia es obligatoria y el establecimiento tiene que tener un veterinario en ejercicio habilitado para hacer la vacunación y todo el plan de saneamiento acompañado por el MGAP–, los establecimientos que están en zona de riesgo –que también son establecidas por el MGAP–, y los campos de recría también están obligados a vacunar.

Hace poco tiempo que se liberó la vacunación voluntaria, por lo tanto, cualquier establecimiento que no está dentro de las condiciones anteriores y quiera vacunar lo puede hacer, previa autorización del MGAP, señaló la profesional.

Los focos de la enfermedad están en todo el país. Maldonado, por ejemplo, era un departamento que no estaba declarado zona de riesgo porque no tenía focos y hace poco tiempo cambió su situación. No solo hay focos en establecimientos lecheros sino también en establecimientos de carne. Lo que ocurre es que en los tambos se hace un control sanitario más estricto.

La vacuna está disponible en el mercado uruguayo desde el mes de marzo, con un precio promocional de lanzamiento. "Virbac Santa Elena trabaja desde hace mucho tiempo en el tema brucelosis, porque anteriormente fabricaba, vendía e incluso exportaba la vacuna con la cepa 19 –la anterior a la cepa 51–", destacó.

Recordó también que el laboratorio ofrece además su producto Abortest, para el diagnóstico, por lo tanto dispone de un combo de productos para la prevención y el diagnóstico de la enfermedad.

Virbac Santa Elena tiene una línea de consultas gratuitas, que es el número 0800 2014, para que los productores puedan realizar cualquier consulta sobre los productos de la compañía.