Validan firmas contra Maduro y ahora van por 4 millones más

La primera etapa implicaba chequear 200.000 rúbricas
La oposición venezolana afirmó que el Consejo Nacional Electoral (CNE) de ese país entregó el acta de los resultados que confirma la validación del 1 % de las firmas recolectadas para la activación del referendo revocatorio en contra del presidente, Nicolás Maduro. Según la oposición, la autoridad electoral validó unas 400 mil firmas, cifra que duplica el mínimo requerido para superar el primer trámite en el engorroso proceso de solicitar una consulta popular que decida la salida anticipada del mandatario este año.

Tras semanas de demoras, los opositores acusan al árbitro electoral de favorecer a Maduro al extender el proceso, que requiere la recolección de otros 4 millones de firmas para activar la consulta.

Ahora, los opositores esperan que el CNE indique cuándo inicia la segunda etapa del proceso de recolección de firmas que corresponde al 20% del padrón electoral. La recolección de esas rúbricas deberá hacerse en tres días continuos junto con las respectivas huellas. Si se completa ese trámite, el CNE deberá fijar la fecha del revocatorio.

El coordinador electoral de la opositora Mesa de la Unidad Democrática, Vicente Bello, dijo ayer que la convocatoria a esta próxima etapa debería realizarse, a más tardar, la tercera semana de agosto.

Maduro, quien ganó las elecciones en 2013 para reemplazar al fallecido presidente Hugo Chávez, tendría que dejar su cargo si la oposición cumple todos los trámites, se convoca este año a un referéndum y gana la opción de revocar su mandato, en medio de una crisis económica que ha golpeado su apoyo popular.

La oposición quiere que el revocatorio se realice antes del 10 de enero de 2017, cuando se cumplen cuatro años del período que inició Chávez y viene completando Maduro.

Para revocar a Maduro, el "sí" debería sacar más de los 7,5 millones de votos con los que el mandatario fue elegido tras la muerte del presidente Hugo Chávez en 2013 para completar el período de seis años.

Si el referéndum ocurriera después de esa fecha y Maduro perdiera, la Constitución prevé que el vicepresidente –nombrado por el mandatario– lo reemplace. Si el referéndum se realiza antes habrá nuevas elecciones.

El gobierno dice que no hay suficiente tiempo para organizar un referéndum este año.
Un largo proceso

Varios dirigentes de oposición difundieron en sus cuentas de Twitter un acta en la que se observan los resultados del proceso de verificación que adelanta el CNE sobre las firmas que recogieron. La autoridad electoral no ha informado aún los resultados de la verificación.

La oposición venezolana se encontraba esperando desde finales de junio un pronunciamiento del CNE que les permita avanzar hacia la segunda recolección de firmas, luego de que se realizara el proceso de validación de las rúbricas.

En ese proceso, que se llevó a cabo entre el 20 y 24 de junio, la oposición aseguró que el Poder Electoral estaba obstaculizando el procedimiento al poner solo 300 máquinas para validar las más de 1,3 millones de firmas que, según el CNE, cumplieron con los requisitos.

El pasado 2 de mayo la oposición venezolana entregó poco más de 1,8 millones de firmas para activar el referéndum revocatorio.

Los críticos del gobierno aseguran que la crisis venezolana es consecuencia de las políticas económicas socialistas, pero Maduro sostiene que es víctima de una "guerra económica" que busca sembrar el caos para desbancarlo.

Fuente: Agencias

Populares de la sección