Varios invernadores buscan cambiar su orientación productiva

El principal factor es la disconformidad con el mercado de haciendas para faena

La disconformidad de varios invernadores con la situación del mercado de haciendas gordas hace que empiecen a buscar alternativas productivas.

Consultado sobre el futuro de ese mercado el consignatario Alejandro Núñez, del escritorio José A. Valdez y Cía, dijo a El Observador: "no veo señales claras, sí veo que muchos productores están apuntando su brújula hacia otro lado. Hay mucha gente decepcionada con el mercado del ganado gordo y empieza a pensar en producir ganado para la cuota 481, terneros para exportación o hacer recría".

El mercado de haciendas para faena permanece con precios de entre US$ 2,50 y US$ 2,55 para las vacas, en cuarta balanza, y de US$ 2,80 a US$ 2,85 por los novillos. Algunos lotes puntuales pueden llegar a cotizar US$ 2,90 a la carne.

"La gente tiene pocas ganas de vender a estos precios, quienes hacen negocios es porque están necesitando pagar rentas o salarios, venden obligados, porque necesitan el dinero. Sin embargo el productor que puede aguantar no vende, porque los precios no conforman", dijo Núñez.