Vázquez busca marcar la cancha y destrabar tensión con oposición

Las venias que faltan votar se aplazaron para la primera sesión de abril
Molesto por la hostilidad política por parte de la oposición, el presidente Tabaré Vázquez envió un mensaje claro al Palacio Legislativo: hay que terminar con las discusiones políticas que retrasan la aprobación de venias en organismos que quiere funcionando a pleno.

Por esa razón, según informó ayer el semanario Búsqueda, transmitió a legisladores oficialistas que está dispuesto incluso a dejar afuera a la oposición de estos entes.

El mandatario siguió de cerca el clima de tensión que se registró en el Senado en las últimas semanas y mandó una señal de que "no todo vale" en el relacionamiento político.

Según supo El Observador, Vázquez manifestó en diferentes ámbitos su malestar con la actitud de la oposición de la que espera más compromiso en los organismos donde está representada y también quiere que el Frente termine con esta discusión.

La semana pasada, el jueves 10, cinco senadores del Frente Amplio se reunieron con Vázquez en la residencia del Prado y al otro día recibió a los nuevos jerarcas de ANCAP –Marta Jara, Juan Carlos Herrera y Laura Saldanha, que ya tienen venia y a Ignacio Berti, que aún no la tiene– a quienes respaldó y les pidió que ordenen la empresa, según informó El Observador.

El semanario Búsqueda dio cuenta ayer del encuentro con los legisladores donde el mandatario, según el artículo, evaluó retirar a los representantes de la oposición de los entes. Si se lo plantean el presidente está dispuesto a hacerlo, informó el semanario.

Fuentes del gobierno aseguraron ayer que el movimiento de Vázquez apunta más a "ordenar" la discusión y concentrarse en la gestión que en un interés real de dejar afuera a la oposición.

Parlamentarios del Frente Amplio comentaron que en la reunión Vázquez dijo que aspira de la oposición que ocupa cargos en la administración pública, que controle, porque esa es su función natural y también que asuma compromisos de gestión.

Para el presidente se trata de tener un mínimo de lealtad de quienes en representación de los partidos asumen cargos de responsabilidad.
El clima de tensión que se vive en el Senado, llevó a la bancada de izquierda a postergar la votación de las venias hasta que cambie el nivel de hostilidad –según entiende el Frente Amplio– con que la oposición plantea el relacionamiento utilizando descalificaciones y ataques personales más que argumentos políticos.

"No se puede seguir con esta dinámica y nivel de enfrentamiento", dijo el miércoles a El Observador el senador Marcos Otheguy (Lista 711), quien presidió la comisión investigadora de ANCAP donde la oposición marcó irregularidades que el oficialismo rechazó.

Oposición

En la oposición, el senador nacionalista Jorge Saravia dijo ayer a El Observador que la información que manejan es que las venias serán tratadas en el Plenario del Senado el 4 y 5 de abril y ellos están prontos para votarlas. Agregó que no responderán a trascendidos de prensa sobre la reunión de Vázquez con senadores del Frente.

El colorado José Amorín entiende que el relacionamiento político "está dentro de lo normal" y el único momento complicado fue la sesión del martes cuando "se respondió a la agresión" del Plenario del Frente que acusó a medios de comunicación y partidos de oposición de desestabilizar la institucionalidad.

Amorín entiende que lo de Vázquez y la posibilidad de remover directores es "una amenaza" que no hará cambiar la actitud de la oposición que "es enfrentar lo que está mal y apoyar lo que entienda que está bien".

Pablo Mieres, del Partido Independiente, opinó que "la alternativa de desplazar a los representantes de la oposición de los entes no está en la agenda de hoy". "No parece una versión a tomar en consideración", opinó. "El gobierno y el Frente saben que tener a la oposición en las empresas públicas no es para callarnos", dijo Mieres.

Venias.

El Frente retrasó la aprobación de las venias de ANCAP luego que el senador colorado Pedro Bordaberry cuestionó en sala la legalidad de nombrar a Ignacio Berti para la petrolera, por ocupar hoy ese jerarca la presidencia de Pluna Ente Autónomo.

Para atrás también quedó la venia de Diego Labat, el director de la oposición que venía trabajando en ANCAP.

En la bancada de izquierda, según fuentes de El Observador, se fue crítico con Labat por haber salido a pedir una rebaja de los combustibles en momentos que la empresa estaba siendo capitalizada en US$ 622 millones.

De Labat no se habló con Vázquez, según informantes de El Observador.

Otras venias que pasaron a la Comisión de Asuntos Administrativos son las de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (Asse) y las del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente. Más adelante se negociará el Tribunal de Cuentas y la Corte Electoral. Previo al anuncio en el Senado de aplazar las venias, los senadores nacionalistas Carlos Camy, Alvaro Delgado y Luis Alberto Heber se reunieron con los frenteamplistas Rafael Michelini y Ernesto Agazzi. Allí, el Frente trasmitió la idea de bajar el nivel de enfrentamiento y, según fuentes blancas, se aseguró que las venias serían aprobadas.

El oficialismo y la oposición tienen un acuerdo para aprobar todas las venias.
En el gobierno hubo malestar por las críticas que reciben algunos de los propuestos por el Poder Ejecutivo, como Berti o la nueva presidenta de ANCAP, Marta Jara.

Denuncias luego de Semana Santa

Las denuncias de los partidos de oposición que presentarán ante la justicia por presuntas irregularidades en ANCAP, será presentada luego de semana Santa o a más tardar en los primeros días de abril.

Tras un primer intento de unificarlas, al final se presentarán varias denuncias, en forma coordinada y el mismo día, dijeron fuentes parlamentarias.





Populares de la sección