Vázquez buscará recuperar el comercio bilateral con Rusia

El presidente será recibido hoy en el Kremlin por Vladímir Putin
Viajar de Helsinki a Moscú hace 78 años hubiera sido una aventura riesgosa para cualquier mortal, habida cuenta de la invasión soviética al estado finlandés tres meses después del inicio de la segunda guerra mundial.

Esa acción soviética tuvo una consecuencia inmediata: su expulsión de la Liga de las Naciones, la fracasada antecesora de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Uruguay, como miembro de la Liga de las Naciones, fue uno de los principales promotores de la expulsión de la Unión Soviética del organismo y se solidarizó con los finlandeses enviando diferentes insumos a ese país, entre ellos el corned beef.

Casi ocho décadas después, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez aterrizó ayer de mañana en Moscú proveniente de la capital finlandesa –y habiendo pasado antes por Berlín– para una visita de Estado que no se da desde que el expresidente Julio María Sanguinetti pisó territorio soviético en 1988.
Vázquez será recibido hoy en el Kremlin por el presidente ruso, Vladímir Putin, quien es uno de los actores políticos más relevantes del escenario global.

Los dos mandatarios tendrán un encuentro mano a mano con una agenda abierta que durará tanto como los dos presidentes quieran.

Después del encuentro presidencial habrá una reunión ampliada con ministros en el que las dos delegaciones compartirán un almuerzo.
La relevancia de la reunión no solo se fundamenta por el peso que tiene el presidente Putin en el sistema internacional, sino por el hecho de que en estos momentos los dos Estados comparten y discuten temas de interés mundial en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En ese foro de elite hay temas irresolutos y complicados que afectan los intereses geopolíticos del presidente ruso.

Y, por eso, es esperable que los dos mandatarios intercambien sobre cuestiones que se debaten en ese ámbito como el conflicto sirio, el desmantelamiento del programa nuclear iraní o la situación en Corea del Norte, explicó una fuente diplomática de alta jerarquía a El Observador. Uruguay volverá a presidir el órgano de seguridad colectiva en mayo de este año.

Comercio

Pero además de esos temas globales, también hay aspectos puntuales del vínculo bilateral que el gobierno uruguayo tiene en agenda para impulsar. Un aspecto sensible es la caída del intercambio comercial entre los dos países.

"Desde el punto de vista comercial las relaciones están un poco disminuidas. Ha caído la compra de carne que hacía Rusia a Uruguay. En algún momento Uruguay le vendió por US$ 300 millones (al año) y ahora le estamos vendiendo por US$ 97 millones. Y también ha disminuido la compra de Uruguay a Rusia. Seguramente este sea uno de los puntos que conversemos con el presidente Putin", afirmó el presidente en un encuentro con representantes de la comunidad de uruguayos que viven en territorio ruso.
Rusia atravesó en 2014 una crisis económica que la llevó a bajar su nivel de importación en los últimos años.
Además, algunos productos uruguayos han tenido problemas en materia de aduanas y certificados de origen para su ingreso a Rusia.

Sin embargo, eso no impidió que la llegada de la delegación oficial y empresarial concitara la atención de los empresarios rusos que ayer se dieron cita en un número importante en un evento organizado por Uruguay XXI, y en el que disertó la ministra de Industria, Carolina Cosse.

"Hay un gran interés aparentemente de inversores (rusos) que están mirando con mucha atención América Latina, y en particular a Uruguay", dijo Vázquez, poniendo el énfasis en el hecho de que tuvieron que hacer un cambio de sala hacia una más grande por el movimiento que se había generado.
Las relaciones diplomáticas entre Uruguay y Rusia cumplirán este año 160 años de vida, e incluyen el vínculo con un imperio, una república socialista y una federación. Y que además contienen ese momento particular de la historia diplomática del siglo XX narrado al comienzo cuando un pequeño país del cono sur alzó su voz en un organismo internacional contra una potencia para defender a otro pequeño país del otro lado del hemisferio, con el que poco vínculo mantenía.

Firmarán seis acuerdos

Las delegaciones de Uruguay y Rusia suscribirán seis acuerdos de diferente naturaleza durante el encuentro que mantendrán ambos gobiernos en el Kremlin.
Uno de esos acuerdos es de cooperación en defensa y otro en materia de aduanas. Además se firmará un memorándum de intercambio de archivos diplomáticos y un "plan de acción" que pretende ser el elemento marco sobre el cual se podrá impulsar la cooperación en diferentes áreas.


Populares de la sección

Acerca del autor