Vázquez criticó a "desinformados" que no ven mejoras en seguridad

El presidente volvió a San Luis para celebrar un consejo de ministros abierto
El presidente Tabaré Vázquez volvió a visitar ayer lunes la localidad canaria de San Luis para encabezar un nuevo consejo de ministros abierto. En ese lugar –al que el presidente suele ir para descansar junto a su familia– Vázquez había iniciado el camino que lo llevó a su segundo mandato.

El 25 de enero de 2014, el entonces candidato presidencial se embargó de emoción al ver la caravana de autos y los miles de militantes que lo esperaban para acompañarlo en su ruta al estrado que acaso marcaría la senda hacia el tercer gobierno del Frente Amplio.

En ese acto Vázquez hizo su primera promesa de campaña: otorgar el 6% del Producto Bruto Interno (PBI) para la educación. Y se dedicó a marcar los "logros" en esa área. "Sorprende el espíritu extremista y alarmista" de la oposición, dijo Vázquez ese día al referirse a los ataques opositores por la situación de la educación. Sin embargo, el presidente reconoció que las cifras de repetición de 1º de Ciclo Básico eran "inaceptables". "Para sanear una patología hay que reconocerla y conocerla.

Este es un problema y lo reconocemos", señaló el entonces candidato en su primer acto.
Más de tres años después Vázquez retornó a San Luis. Lógicamente no lo esperaba una muchedumbre de militantes, pero sí un gimnasio lleno de habitantes de los alrededores para manifestarle sus preocupaciones al gobierno.

Tal como sucede en estas instancias, el mandatario dedicó algunos minutos a hablar con la prensa antes de dar comienzo al evento. Vázquez destacó que el liceo de tiempo completo, donde se realizó la reunión, "es un ejemplo de lo que se puede y se debe hacer en cuanto a edificios, infraestructura y planes para avanzar en el tema educativo en el país".

En la cadena nacional que protagonizó por motivo de los dos primeros años de su segundo gobierno, Vázquez reconoció que hay problemas en la educación Secundaria, sobre todo en la "etapa inicial", y se comprometió a trabajar para mejorala, tal como había hecho aquel 25 de enero.

Seguridad

Ayer en San Luis, además de los vecinos, al presidente y su gabinete también lo esperaba el cartel de un kiosco que estaba pegado al liceo. "Señor presidente hoy hace un mes que abrimos y ya nos robaron", estaba escrito sobre el nailón blanco. También había un mensaje para el ministro del Interior. "Bonomi: somos uno más para sus estadísticas. Tanto esfuerzo, tanto sacrificio y nos vaciaron el local".

Ya dentro del liceo el presidente aludió directamente al debate de la seguridad y, en particular, se dedicó a "informar" a quienes no conocen la "realidad" del escenario delictivo en Uruguay, tal como los hizo más de tres años atrás en esa misma localidad pero con la educación. "Hay personas que parece que no están bien informadas, que no conocen la realidad de cómo vienen disminuyendo los delitos contra la propiedad, contra las personas, los homicidios, los robos, las rapiñas, que dejaron de tener esa tendencia creciente hace algún tiempito atrás", señaló el mandatario.

Vázquez dijo que quienes afirman que Montevideo es "tremendamente inseguro" no "están al tanto de los números". Y agregó: "parecería que tampoco están al tanto de que Montevideo ha sido declarada la ciudad más habitable de todas las ciudades latinoamericana. Y eso incluye los niveles de seguridad que Montevideo tiene".

El presidente le dio paso al minsitro del Interior quien detalló la baja porcentual de rapiñas y homicidios que el gobierno exhibe desde el año pasado. Bonomi dijo que los turistas deciden visitar Uruguay por la seguridad que el país otorga en comparación a la región.

Populares de la sección