Vázquez exporta "gobierno de cercanía" a Francia

El presidente presentará su modelo de contacto con la ciudadanía en París invitado por Francois Hollande
Por lo menos una vez al mes, el presidente Tabaré Vázquez sale de la comodidad de la Torre Ejecutiva o la residencia de Suárez y Reyes y moviliza a todo su gobierno para llegar a alguna localidad del interior del país con el objetivo de acercarse a la población.

Esa práctica, que Vázquez lleva adelante desde su tiempo como intendente cuando recorría distintos barrios montevideanos, tendrá su momento internacional.

Invitado por el presidente de Francia, Francois Hollande, el mandatario llegará a París los primeros días de diciembre para contar la experiencia uruguaya en una cumbre mundial sobre la relación entre gobierno nacional y ciudadanía. "Parece que tuvo un buen impacto", valoró el presidente a El Observador.

En esas instancias de "gobierno de cercanía" las máximas autoridades jerárquicas de los ministerios y sus equipos tienen entrevistas con ciudadanos y organizaciones sociales de la zona. Atienden sus reclamos y planteos, toman nota y en algunas ocasiones discuten posibles alternativas a los problemas de los vecinos.

La visita termina con un Consejo de Ministros abierto encabezado por el presidente. La reunión suele tener una importante convocatoria entre los ciudadanos de la localidad, que buscan su lugar en la carpa improvisada o en el salón.

El Consejo tiene una parte administrativa en la que se le da aprobación a los temas ingresados y, en alguna ocasión, el ministro correspondiente aprovecha para explicar la temática. Hay veces en las que Vázquez transmite algún mensaje específico a la ciudadanía o hace un anuncio.

En la segunda parte de la reunión, son los vecinos quienes toman la palabra. Formulan preguntas, hacen reclamos, presentan inquietudes y algunos solo se dedican a agradecer.

En muchas de esas instancias el gabinete esucha fuertes críticas de ciudadanos que presentan su protesta con indignación. Vázquez toma esta situación con naturalidad.

"Cuando salimos a hablar con la gente recibimos reclamos. Y está bien que así sea porque ¿si no le reclaman al gobierno con quién lo harán?", dijo el presidente a El Observador.

Populares de la sección