Vázquez ordenó celeridad para levantar paro de transportistas

En la tarde de ayer quedó liberado uno de los tres accesos del puerto de Montevideo
El Consejo de Ministros de ayer siguió con atención el paro que algunos trabajadores del transporte de carga implementaron con un bloqueo en varios puntos estratégicos del país, entre ellos el puerto de Montevideo. El presidente, Tabaré Vázquez, le pidió a sus ministros resolver el tema de forma inmediata y le solicitó al ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, al ministro de Trabajo, Ernesto Murro, al ministro del Interior, Eduardo Bonomi y al de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, que coordinaran acciones y tomaran medidas para desbloquear la situación, dijeron a El Observador fuentes de gobierno. De hecho, ayer sobre las 17 horas, quedó liberado uno de los tres accesos al puerto de Montevideo tras una acción que elevó Interior ante la justicia.

Para el gobierno es sustancial el dato de que 22 gremiales (por la Intergremial de Transporte Profesional de Carga, ITPC) no acompañaran la medida y sea solamente una persona, Diego Valverde, y su institución (la Asociación Nacional de Transporte de Carga del Uruguay), quien impulsó la paralización de la actividad con el bloqueo en algunas balanzas del país. Más aún, el gobierno duda de la verdadera motivación de la medida, dado que en la plataforma reivindicativa "se mantiene una postura contraria al proceso de formalización del sector", explicaron las fuentes.

Vázquez pidió a sus ministros que tomaran acciones en el asunto de manera inmediata con la consideración que no se puede ser rehén de una gremial en solitario que va en contra del deseo de regularización del resto del sector. "El piquete es una norma de hecho y no de derecho. Cuando el piquete es utilizado por pocos y en perjuicio de muchos es obvio que el Estado tiene sus instituciones para actuar", dijo Rossi en una rueda de prensa después del Consejo de Ministros.

Abuso y prepotencia


Rossi calificó como un "abuso" la decisión de algunos transportistas de carga de bloquear la circulación en el puerto de Montevideo. "A veces confundimos lo que es un derecho que todos los uruguayos tenemos que defender y lo transformamos en un abuso donde perjudicamos a otros a través del ejercicio de la prepotencia, como el atravesar un camión e impedir que funcione el puerto o impedir que circulen libremente los ciudadanos", señaló el secretario de Estado. Los transportistas aducen irregularidades que provienen del Ministerio de Transporte y Obras Públicas como multas "mal aplicadas" y reclaman que no sea el camionero quien absorba la responsabilidad sino el cargador.
Ante este escenario, Rossi dijo que los transportistas no sólo deben reivindicar sus derechos sino cumplir con sus obligaciones. "Quien transporta pesos inadecuados de acuerdo a reglamentaciones que son de conocimiento de todos tienen que ser multados y son multados porque están deteriorando la infraestructura y porque están perjudicando al conjunto del país. Uno no puede hacer lo que quiere en un país organizado", afirmó.

Inoportuna


La ITPC, entidad que agrupa a 22 gremiales de transporte del país, emitió un comunicado en el que se desmarcó de la medida que promovió la Asociación de Transportistas de Carga del Uruguay (ATCU). "Se entiende inoportuna e improcedente la convocatoria referida, tanto en su forma como en su contenido, pues varios de los puntos que hacen a la misma vienen siendo tratados con el MTOP y algunos ya tienen soluciones concretas, tal como fuera informado a los presidentes de las gremiales asociadas (de la ITPC) en la reunión del pasado día 7 y también a la entidad convocante del paro (ATCU)", dice el comunicado de la ITPC. El gerente de la ITPC, Humberto Perrone, consideró que el "problema de fondo" del sector es la falta de trabajo (ver aparte). Dijo que fueron muy pocas las transportistas que se plegaron al paro porque directamente cuando hay una "amenaza de conflicto" las empresas no envían a sus choferes al puerto. Además, el empresario recordó que hace una semana el MTOP emitió una resolución por la cual dejó sin efecto las multas por exceso de carga de la última zafra de soja y arroz, ante las dificultades que había para estimar el pesaje por el exceso de humedad.
Según la ITPC, la actividad de ayer en la mayoría de los sectores de actividad desde el Mercado Modelo hasta combustibles fue normal. Tampoco hubo mayores retrasos en las balanzas del MTOP que los sindicalistas intentaron obstaculizar, informó Perrone. El mayor problema fue el bloqueo total del puerto, que se extendió hasta la tarde de ayer.

Fuerte retracción de la actividad respecto a 2015


En diálogo con El Observador el gerente de la ITPC, Humberto Perrone, dijo que el sector no enfrenta ningún reclamo grave que justifique una paralización de actividades. "El problema de fondo es el desplome de la actividad. Eso no lo arreglás ni con un decreto ni una ley", aseguró. Algunos datos que la gremial está procesando del año en curso muestran la fuerte contracción que está registrando el transporte de carga. En el caso de Nueva Palmira el número de viajes en el cuatrimestre enero-abril tuvo una contracción del 46% respecto al año pasado, mientras que con al puerto de Montevideo se realizaron 4.500 viajes menos que en igual período de 2015. Finalmente, en el caso de los contenedores de tránsito en el período enero-abril se contabilizaron 8.700 unidades, volumen que implica 2.700 viajes menos que el año pasado (-32%). Por otro lado, Perrone recordó que la zafra de soja que acaba de culminar cerró con 1 millón de toneladas menos de lo previsto. "Esto implicó entre 30 mil y 35 mil viajes menos que la que esperaban realizar las empresas. Varios transportistas estaban esperando por esa zafra para pagar sus cuotas", advirtió. El ejecutivo indicó que el mercado tiene hoy una "sobreoferta de camiones" que se alcanzó cuando la actividad económica estaba en su pico y que ahora se encuentra "ociosa".

ANP culminó dragado del antepuerto

Luego de tres semanas de intensa actividad que contó con el trabajo de hasta tres dragas, la Administración Nacional de Puertos (ANP) culminó las tareas de profundización del área de maniobras (antepuerto) de la terminal especializada de contenedores TCP. La falta de calado en esa zona, llevó a la naviera Maersk sobre fines de mayo a reducir el tamaño y la carga de la ruta internacional con Europa. Ello obligó a la compañía marítima a completar la carga de trasbordos de una de sus líneas continentales en el puerto de Rio Grande (Brasil), uno de los principales competidores de Montevideo. En diálogo con El Observador, el presidente del ente portuario, Alberto Díaz, informó que las tareas culminaron el pasado domingo sobre las 20 horas. Luego de esperar unas 12 horas, ayer se iniciaron los estudios de batimetría para corroborar que la zona cuenta con una profundidad mínima de 11 metros a la cual se había comprometido la ANP ante los principales ejecutivos de la naviera Maersk en una reunión que mantuvo a principios de mes en Panamá. El propio jerarca comentó que el domingo Maersk pidió para ingresar a TCP con un buque con un calado de 10,70 metros. Luego de que se procesen los datos de la batimetría, la ANP enviará esa información a Panamá –donde está el centro de operaciones de Maersk– para que la naviera pueda autorizar nuevamente la carga de barcos con una profundidad de 11 metros. Según supo El Observador, la naviera evaluará esa información y tomará una rápida definición sobre el retorno a la normalidad de su actividad logística en Uruguay con sus portacontenedores de más 300 metros. Por cada centímetro de calado, esos buques pueden cargar 80 toneladas adicionales. Además de los 11 metros que la ANP pretende dejar como mínimo para la zona de maniobras, hay que sumar unos 90 centímetros que aporta la marea; por tanto, podrían atracar buques con un calado del entorno de los 12 metros.

Populares de la sección