Vázquez pidió trazabilidad de los compromisos del gobierno

El 90% de las solicitudes están en ejecución, según el Ejecutivo
"Que las promesas no queden solo en palabras", pidieron una y otra vez los vecinos de La Coronilla, en donde tuvo lugar el último Consejo de Ministros abierto. La solicitud hacía referencia a los compromisos que asume el gobierno frente a la ciudadanía cada vez que deja Montevideo para visitar una capital departamental o una pequeña localidad del interior del país.

Pero el gobierno tendrá algo que decir cada vez que le pidan una rendición de cuentas en torno a los pedidos "mensurables" y "realizables" a los que se comprometió responder durante las audiencias privadas entre los ministerios con organizaciones de la sociedad civil, o como parte de las intervenciones públicas de los vecinos durante la sesión del Consejo de Ministros abierto.

A solicitud del presidente, Tabaré Vázquez, cada uno de los ministerios hace un seguimiento de las solicitudes que se le formulan y de las acciones que decide brindar para solucionar esas problemáticas puntuales. Toda esa información está siendo centralizada y sistematizada en la órbita de Presidencia, y cuando Vázquez lo autorice se dará a conocer.

Hasta el momento hay un 90% de esos pedidos formulados por la ciudadanía en "ejecución" o "ya completados", dijo una fuente de gobierno a El Observador. El informante precisó que ésta cifra comprende solicitudes que sean programáticas y que atiendan a una necesidad real.

Éstas instancias de "democracia directa" y "descentralización" pasaron a ser uno de los pilares fundamentales de lo que el presidente patentó como "gobierno de cercanía".

Esa práctica, que Vázquez lleva adelante desde su tiempo como intendente cuando recorría distintos barrios montevideanos y que tuvo su primera experiencia nacional durante el primer gobierno del Frente Amplio, tendrá su momento internacional.

Invitado por el presidente de Francia, Francois Hollande, el mandatario llegará a París los primeros días de diciembre para contar la experiencia uruguaya en una cumbre mundial sobre la relación entre gobierno nacional y ciudadanía.

"Es una forma de trabajar, un método de trabajo como tantos otros, pero nos parece que es el método más adecuado para un país con una población pequeña y un territorio chico. Estar en contacto directo con la población es bueno en el sentido que gobierno puede tomarle el pulso a la situación del país, viendo y hablando con la gente. Se aprende mucho conversando con la población", valoró el mandatario durante el último Consejo de Ministros abierto en La Coronilla.

La visita del gabinete a esa pequeña localidad del este del país el lunes 26 constituyó un ejemplo claro de lo que pretende generar Vázquez. Por un lado derribar el dicho popular –extendido en el interior del país- que "Dios existe pero atiende solo en la capital" (o en la capital departamental si se trata de una pequeña localidad) y, por otro lado, cumplir con sus promesa de campaña de volver como presidente electo.

Populares de la sección