Vázquez, un bombero entre los líos del FA y la macroeconomía

Garcé prevé alternancia en el poder y Munyo marcó escaso margen fiscal
Sin margen político ni económico para proyectar reformas, y con una "agenda mínima" en su primer año de gobierno, los analistas Ignacio Munyo, especializado en economía, y Adolfo Garcé, con énfasis en ciencia política, opinan que el presidente Tabaré Vázquez centrará los restantes cuatro años de su gestión en "apagar incendios" y no en proponer cambios estructurales.

Durante una conferencia organizada en la mañana de ayer por el Centro para la Apertura y Desarrollo de América Latina (Cadal) en la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideos (IEEM) los académicos coincidieron en señalar distintas dificultades que efrentará Vázquez y cargaron contra la gestión en el primer año de gobierno.

En las dos últimas sesiones abiertas del gabinete Vázquez cuestionó, sin mencionar a ninguno en particular, a los analistas, algo que había realizado de forma recurrente en la campaña electoral.

Mientras ayer Munyo criticó la administración de las empresas públicas, en particular por cómo "el incendio de ANCAP" perjudicará a la política macroeconómica, Garcé dijo que "Uruguay va camino a la alternancia" política porque "hay señales de agotamiento del Frente Amplio y señales de madurez de la oposición".

El analista político apoyó su razonamiento en que la ciudadanía está "defraudada" por el cambio de discurso de Vázquez entre lo presentado en campaña y lo que dijo al asumir.

"Es natural que la ciudadanía esté disconforme porque en pocos meses se pasó del sigamos la fiesta al se viene el ajuste. Prudencia, cautela, podemos perder el grado inversor. No se puede, no se puede, no se puede. Yo no cuestiono que el gobierno diga no se puede, pero es incuestionable que la gente se va a sentir defraudada", dijo.

Munyo, doctor en Economía y director del IEEM, señaló el enlentecimiento de la economía y marcó que al atender la reducción del déficit fiscal se relega la lucha contra la inflación y la competitividad. El académico dijo que en 2016 el crecimiento será menor a 1% del Producto Interno Bruto, el dólar alcanzará los $36, aunque sin recuperar competitividad por el incremento a la par en la región, y afirmó que la inflación estará en el umbral del 10%. Datos oficiales marcaron que la inflación superó el 10 % por primera vez desde 2004 en los últimos 12 meses a febrero.


El talón de Aquiles

Garcé, doctor en Ciencia Política e investigador de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República (Udelar), advirtió que "la política es el principal talón de Aquiles" del gobierno.

El analista marcó la escasez de agenda de Vázquez, la que calificó como "mínima", insistió con la falta de congruencia entre el Poder Ejecutivo y la mayoría oficialista en el Parlamento y dijo que el Frente Amplio está "partido". El analista marcó la escasez de agenda de Vázquez, la que calificó como "mínima", insistió con la falta de congruencia entre el Poder Ejecutivo y la mayoría oficialista en el Parlamento y dijo que el Frente Amplio está "partido".

"No hay condiciones políticas para hacer algunos cambios importantes, en la educación, en el Estado, o en el tema laboral. Creo que vamos a un gobierno que va a seguir siendo como hasta ahora, relativamente poco innovador, que va a seguir lidiando con los problemas dominado por la preocupación macroeconómica", dijo.

"La agenda va a ser la de salir del paso y apagar los incendios. Si esto es así vamos hacia la alternancia", remató. Entre los datos presentados señaló que en 2015 fueron aprobados 50 proyectos de ley y en 2005, primer año de su primera presidencia, habían sido aprobados 91.

ANCAP y las cuentas públicas

El director del IEEM opinó que el gobierno deberá lidiar con las consecuencias macroeconómicas que dejó el déficit de ANCAP pero advirtió que no se avizoran cambios en el modelo de gestión de las empresas públicas.

"En esto no hay magia. Estamos ante una situación muy compleja donde cualquier cosa que se haga va a tener costos y rápidamente lo que hay que decidir es por donde puede venir el menor daño posible, porque la realidad es que la situación económica ya no es de holgura como la de antes y cualquier pieza que se toque va a generar un movimiento de alguna otra cosa", dijo Munyo.

"Lo que hay que entender es que estamos heredando un costo de ANCAP tremendo que está condicionando el manejo macroeconómico. La situación podría manejarse diferente sino tuviéramos ese incendio que influye en las decisiones", agregó. "Lo que hay que entender es que estamos heredando un costo de ANCAP tremendo que está condicionando el manejo macroeconómico. La situación podría manejarse diferente sino tuviéramos ese incendio que influye en las decisiones", agregó.

En diálogo con El Observador Munyo señaló que la expansión presupuestal proyectada por el Poder Ejecutivo pone presión al gobierno ya que debe ampliar el gasto mientras ya no puede ampliar el déficit fiscal, pero además sube la inflación.

La educación

Para el analista político, Vázquez perdió peso en la interna y eso le imposibilita llevar adelante modificaciones en la enseñanza.

Para Munyo lo invertido en educación es insuficiente para lograr los resultados esperados. "Se dice mucho que ha aumentado el presupuesto (educativo), pero también hay que decir que con lo que se gasta no se puede esperar resultados mágicos. Uruguay gasta poco", afirmó.

El director del IEEM marcó a la enseñanza como uno de los principales "cuellos de botella" que tiene Uruguay por la falta de trabajadores calificados.

Populares de la sección