Ven con cautela inicio de la vigencia sobre nuevo decreto de dressing

Será fundamental previo al inicio de la tipificación automática de los ganados
Industriales y operadores del comercio de haciendas ven con cautela el nuevo decreto que establece un límite máximo a la extracción de órganos y tejidos para emprolijar el animal (dressing), que comenzó a regir el pasado 1° de enero y que incluye la gradual instalación de escáneres en los frigoríficos para efectuar la tipificación automática de los ganados.

El "dressing" es un trabajo artesanal, que lo hacen personas con animales muy distintos en diversas plantas, con distintas unidades de mando. Por tanto, implica ordenar y coordinar a muchas personas, uniformizar criterios de trabajo para que rápidamente se logre estandarizar la función en plantas", sotuvo el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham. Además catalogó a la tipificación automática de canales como otro aspecto importante del decreto que establece un plazo máximo de instalación al mes de agosto de 2018.

Uso de escáner


El Frigorífico Solís hace cinco años que está implementando un sistema de tipificación automática según las exigencias establecidas entre el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y el INAC, que genera información valiosa para la planta industrial y para el productor, destacó a El Observador Agropecuario el director de la empresa, Jorge González.

Explicó que con el uso del escáner es posible entregarle a cada productor el 100% de las fotos que se obtiene de la carcasa del animal que envió. Es posible entregar la información de cada uno de los animales que integran la tropa remitida, donde no todos los bovinos enviados son iguales.

Al productor se le detalla el rendimiento de la res, machucamientos y abcesos por vacunas. De acuerdo a un sistema de pago creado en función de la tipificación, se puede ver que dentro de una misma tropa que parece muy homogenea puede haber hasta US$ 0,20 de diferencia por kilo entre un novillo y otro. Agregó que con este sistema los animales se pagan uno a uno. La industria termina con un sistema que era subjetivo y le permite premiar el pago por la relación trasero/delantero, por la programación de los cortes que se obtienen en función de la conformación de los animales, dijo González.

El empresario concluyó que el decreto sobre dressing que rige desde el 1° enero se cumplirá como corresponde. Este punto, sumado a los escáneres que se instalarán en todo el sector industrial, "demuestra que se está en camino de incorporar tecnología y valor a la cadena, demostrando claramente hacia dónde va el sector", dijo.


Acerca del autor