Venezuela embretó a ANCAP

La plata del fideicomiso está en China, no en el Bandes, y Venezuela anunció que igual algo pagará
El 18 de agosto de 2015 el Senado de la República votó, en una ríspida sesión, la cancelación de la deuda de ANCAP con la petrolera caribeña Pdvsa. El negocio para Uruguay fue presentado como bueno por el oficialismo.

Se pagarían US$ 267 millones al contado en vez de los US$ 430 millones que se debían.

La idea –que el presidente Tabaré Vázquez negoció con su colega Nicolás Maduro– era también que ese dinero fuera al banco Bandes, que sería el agente fiduciario, para asegurar los pagos a exportadores uruguayos que vendieran alimentos a Venezuela.

Sin embargo, Pdvsa impuso "condiciones" a ANCAP, dijo ayer el vicepresidente Raúl Sendic, y el dinero (US$ 267 millones) fue girado no al Bandes, sino a un banco de China.

Según supo El Observador, en el acuerdo entre ANCAP y Pdvsa nunca se estableció que esos recursos debían ir al fideicomiso que el Poder Ejecutivo creó para asegurar los pagos por alimentos.

Tampoco estuvo en la ley de cancelación de deuda que ese dinero fuera al Bandes como lo prometió el gobierno.

Anuncios cruzados

El miembro informante de esa sesión del Senado fue Ruben Martínez Huelmo (Espacio 609). "Nos informó el Ministerio de Economía en comisión que dicho fideicomiso se estructurará en Bandes Uruguay por lo que los fondos estarán en el país y los exportadores venderán contra ese fideicomiso.

Por lo tanto, con esa estructura, no habrá riesgo para cobrar", afirmó el legislador frenteamplista.
Pero la oposición, que terminó votando a favor, sospechó.

El senador colorado José Amorín (Batllismo), según la versión taquigráfica a la que accedió El Observador, dijo que no era "vidente" pero seguro que el Senado volverá a discutir con "gigantezca preocupación" sobre los negocios con Venezuela.

Con menos rodeos anduvo el presidente del Directorio del Partido Nacional, Luis Alberto Heber (Todos), para quien el gobierno de Venezuela "es corrupto del primero al último de los gobernantes".

Los blancos, además, dijeron que no tienen "certezas" que Venezuela le pague a los productores lo adeudado.

El senador Carlos Camy (Alianza Nacional) dijo que las promesas de pagos "son de palabra" y propuso un artículo en la ley para que el dinero de la cancelación de la deuda de ANCAP se "abocara exclusivamente" a la cancelación de deudas con los exportadores uruguayos. La moción tuvo el apoyo de toda la oposición pero el Frente lo rechazó.

Un mes antes de esa sesión, en julio de 2015, el presidente Tabaré Vázquez convocó a los medios a la Torre Ejecutiva para anunciar el acuerdo con Venezuela que era "oxígeno puro para el país".

"Esto es apenas el capítulo inicial, el prólogo de lo que vendrá después. Y ustedes se pueden imaginar que puede ser muy sustancioso el intercambio que hagamos en ese sentido", agregó.

Vázquez explicó que los recursos (US$ 267 millones con que ANCAP pagó a Pdvsa) se depositarían en Bandes "como garantía de cobro inmediato ante la venta de cada producto" de los industriales nacionales.

El Observador informó ayer que el dinero prometido nunca pasó por Bandes Uruguay y tituló que hubo "falla" del gobierno que creo una deuda de Venezuela por US$ 95 millones. Sendic negó que fuera "un error".

Sí reconoció que ANCAP depositó ese monto en el banco que le indicó Pdvsa: el China City Bank. El acuerdo entre las petroleras se firmó el 18 de setiembre y el pago se concretó una semana después desde la cuenta de ANCAP en el Banco República.

El senador colorado Pedro Bordaberry dijo ayer a El Observador que es "raro" que el dinero se enviara a China, y estableció que puede referir a "pagos asociados que son legales" en un comercio que tiene intermediarios.

De hecho, los blancos denunciaron que el comercio con Venezuela pasa por la intermediación de la Sociedad Anónima "Aire Fresco", una empresa que se vinculó al MPP. Según supo El Observador, Conaprole –principal exportador y acreedor uruguayo de Venezuela– no aceptó la intermediación de esa empresa emepepista.

El senador Pablo Mieres (Partido Independiente) dijo ayer a El Observador que ANCAP "debió haber preguntado al Poder Ejecutivo si ese dinero no tenía que ir a Bandes como lo anunció Vázquez". "En definitiva, ANCAP se jugó por su cuenta y las garantías a los exportadores nunca existieron", afirmó.

Pagan algo

Ahora, en medio de reclamos de ruralistas que salieron a las rutas y la noticia que el dinero no está en el Bandes sino en China, el embajador de Venezuela en Montevideo, Julio Chirino, informó a El Observador que hoy llegará al país una partida de dinero "vinculada a la factura principal" por ventas de pollos y leche en polvo.

El diplomático defendió el acuerdo de los presidentes y el funcionamiento del fideicomiso al que Venezuela se comprometió a capitalizar con "un mecanismo progresivo".

El único depósito que por esa vía entró a Bandes Uruguay fueron US$ 50 millones en noviembre pasado. Además de los US$ 100 millones por las últimas ventas, hay otros pagos atrasados por US$ 75 millones, informó El País.

Radio Uruguay agregó ayer que el nuevo pago de Venezuela será por US$ 75 millones.

El senador José Mujica dijo que un "pajarito diplomático" le contó que va a haber algún aporte económico de Venezuela "por lo menos para pagar algo".

Mujica espera resultados positivos

El senador y expresidente José Mujica, muy cercano al régimen chavista, anunció ayer que llegarán recursos para "paliar" el pago a los productores lácteos.

"Podemos declarar tajantemente que por vía diplomática se nos está asegurando la remisión de una partida económica para paliar las circunstancias de este endeudamiento y esperamos que esto dé resultados positivos", dijo Mujica ayer en su adición en la radio M24.

El embajador de Venezuela en Uruguay, Julio Chirino, aseguró que hoy llegará a Uruguay una partida de dinero para hacer frente a una parte de la deuda de su país con industriales uruguayos que exportaron principalmente productos lácteos. Venezuela enfrenta problemas económicos y tiene escasez de productos básicos como los alimentos.

La mayor deuda de Venezuela es con Conaproble pero la situación creada desestabilizó a otras compañías como Pili, Claldy y Calcar. Chirino dijo ayer a El Observador que el sistema del fideicomiso –que está funcionando acotó– prevé los pagos en forma más expedita en relación a si el comercio se hubiera conducido por la vía tradicional con cartas de crédito a 90 días.

Señaló que los productores uruguayos "cobrarán" aunque hasta ahora la única remisión que llegó fue una partida de US$ 50 millones en noviembre último.


Populares de la sección

Acerca del autor