Venezuela rechaza "tutelaje" y sigue dividiendo a la OEA

Faltan votos para reclamar reconsideración de Asamblea Constituyente
Luego de varias idas y venidas y de intensas negociaciones, el primer día de l 47º periodo ordinario de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) culminó sin una posición clara sobre la situación de Venezuela. Las dos propuestas presentadas no obtuvieron los 23 votos necesarios (dos tercios de los Estados miembro) para ser aprobadas y la organización, tras un nuevo encuentro, sigue sin tener una posición clara sobre el país caribeño.

La propuesta presentada por un grupo de 14 países, entre los que estaba Uruguay, obtuvo 20 votos pero la abstención de varios países caribeños no permitió su aprobación. Esa moción solicitaba, entre otras cosas, "reconsiderar" la ejecución de la Asamblea Nacional Constituyente. Además, exigía un "respeto absoluto" de los Derechos Humanos, brindaba apoyo a un proceso de dialogo y ofrecía la ayuda de un grupo de países o "cualquier otro tipo de mediación". También llamaba "a todas las partes para que se comprometan con un proceso revigorizado de diálogo y negociación conducente a un acuerdo político amplio y a acciones concretas, como un calendario establecido y con garantías, para la restauración de la paz y la estabilidad, así como para asegurar el bienestar de la nación" y pedía al gobierno de Nicolás Maduro que reconsidere la posición de reitrarse de la OEA. Tras la resolución a fines de abril de convocar a una reunión de cancilleres para discutir la situación de Venezuela, Maduro ordenó retirar a su país de la organización pero esto, por motivos de procedimientos formales, se efectivizará recién en 2019.

"El espíritu con el cual Uruguay asiste a esta instancia de la OEA es buscar soluciones para superar la difícil situación política de Venezuela", dijo el embajador uruguayo ante la organización Hugo Cayrus para fundamentar su voto a favor de la propuesta. Además, puntualizó que Uruguay no tiene "espíritu sancionatorio" y pidió el respeto "estricto" del principio de no intervención pero sostuvo que es responsabilidad de la OEA "coadyuvar en la crisis venezolana".

Entre los países que acompañaron la propuesta se encontraban Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Estados Unidos. Hubo ocho abstenciones y cinco votos en contra mientras que la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, se retiró de la sala durante la votación. "No necesitamos ningún tipo de intervención ni tutelaje", advirtió Rodríguez durante la sesión y volvió a responsabilizar al secretario general de la OEA, Luis Almagro, de "atacar" al gobierno de Nicolás Maduro. Para la canciller, la Asamblea Nacional Constituyente es el "único camino" para determinar "la verdad esencial" y mostrar que no hay "déficit de democracia".

El primer proyecto de declaración presentado por los mismos 14 países esta mañana pedía directamente la cancelación de la Asamblea pero finalmente Perú pidió que se retirara ese proyecto durante la sesión.

Hubo otro proyecto de declaración, propuesto por el representante de San Vicente y las Granadinas, que era menos crítico con el gobierno del país caribeño pero solo obtuvo el respaldo de ocho países.
La asamblea de la OEA sesionará hasta el miércoles 21 en Cancún, México y el tema de Venezuela puede volver a estar sobre la mesa.

Populares de la sección