Venezuela se defiende en soledad

Sin Uruguay, cuyo apoyo no pasa de lo discursivo, Venezuela enfrenta la defensa de su lugar en el Mercosur en soledad. Ayer convocó a una reunión y quedó esperando.
Venezuela está dando la pelea para impedir que su suspensión del Mercosur se concrete y para eso busca en el gobierno uruguayo un hombro en quien apoyarse.

El gobierno de Tabaré Vázquez, que estuvo de acuerdo en suspender a Caracas por no cumplir en la interiorización de las normas del bloque a su ordenamiento interno, es el único de los cuatro fundadores que entiende que el gobierno venezolano se quedó solamente sin voto y que en caso que regularice su situación podrá volver a gozar todos sus derechos como miembro pleno.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo en declaraciones a Televisión Nacional que "los golpistas de la Triple Alianza" (por Argentina, Brasil y Paraguay) no le dejaron ejercer a su país el "derecho de defensa" y reiteró que su país incorporó a su ordenamiento interno más normativa que los socios fundadores.

Maduro opina que hay una "persecución ideológica" sobre Venezuela y que en América Latina se pasó de "la restauración conservadora" al "Plan Condor, a la persecución" de los movimientos progresistas.
"Fíjate como tienen amenazada y perseguida a Cristina, fíjate como tienen amenazado y perseguido a Lula, como derrocaron a Dilma de manera absolutamente inconstitucional, ilegal, brutal. De la misma manera buscan proceder con un país entero que es Venezuela. No nos han dado derecho a la defensa", afirmó Maduro.

Por eso el mandatario venezolano dijo que no dejará de ir a las reuniones del bloque.
"Cada vez que convoquen al Mercosur ustedes me van a ver ahí, viéndole la cara a Temer si es que asiste ese cobarde. Viéndole la cara a Macri. Porque nosotros somos combatientes y no vamos a dejar que se mancille la dignidad y la legalidad de un pueblo noble como el de Venezuela", afirmó Maduro.

La próxima reunión del Mercosur está prevista para el 14 de diciembre en Buenos Aires entre los cancilleres del bloque. En la ocasión, Argentina debería asumir la presidencia pro témpore del Mercosur y está en sus manos hacer las invitaciones que crea correspondiente.

Argentina, Brasil y Paraguay interpretan que la sanción al gobierno de Maduro no sólo compromete la pérdida del voto sino la voz del país caribeño en la organización regional, según las señales que la cancillería uruguaya recogió en los últimos días. Por eso es que la diplomacia uruguaya estima que Venezuela no será invitada a esa reunión.

Ante este panorama -y siendo que Uruguay es el único país que se mostró más dispuesto a proteger los intereses de Venezuela en el Mercosur- es que Maduro le hace señales de auxilio al presidente, Tabaré Vázquez, mas no sea por una cuestión de "fe".

Tras la respuesta positiva del mandatario uruguayo a reunirse con el presidente venezolano, Maduro afirmó que se moverá rápidamente para concretar esa audiencia.

"Estoy a punto de agarrar el avión para agarrarlo en el país de Europa que esté porque yo creo en Tabaré. Creo en su espiritualidad y en su ética. Y creo que si algún funcionario de su cancillería ha cometido un error, estoy seguro que él lo va a rectificar. Esa es nuestra fe. Estoy seguro que cuando hable cara a cara, ojos a ojos viéndonos, con ese hombre bueno que es Tabaré, él va a reconocer que tenemos razón", dijo Maduro.

Sin embargo, hasta ayer no había ni una fecha ni un lugar acordado para esa reunión. El embajador venezolano en Uruguay, Julio Chirino, dijo en conferencia de prensa en la sede del Mercosur que serán los presidentes quienes se encargarán de decir cuándo y dónde será esa reunión. Chirino celebró la voluntad de ambos mandatarios de reunirse para abordar este tema.

Solución de controversias

Venezuela comenzó este lunes con los procedimientos previstos en el Protocolo de Olivos para la solución de controversias en el Mercosur.

El representante permanentes de Venezuela ante Mercosur y Aladi, José Félix Rivas, inició el trámite en la Secretaría de Mercosur por lo que la canciller venezolana catalogó como "las agresiones y hostigamiento contra su presidencia pro témpore en el organismo".

El vicecanciller uruguayo, José Luis Cancela, aseguró el viernes 2 en rueda de prensa que Uruguay reconoce el derecho de Venezuela a activar dicho mecanismo.

Sin embargo, ni Uruguay ni el resto de los países fundadores del bloque -una terminología que disgusta a los representantes venezolanos, según dijeron- se presentaron ayer en el edificio del Mercosur en el Parque Rodó para atender a la reunión que había convocado Venezuela.
Ante esta situación, la representación venezolana hizo un acta en el que detalla la ausencia de Uruguay, Brasil, Argentina y Paraguay ante el llamado para poner en marcha el mecanismo de solución de controversias.

Quien sí estaba al lado de la representación venezolana fue el embajador boliviano en Uruguay, Benjamín Blanco.

Rivas argumentó que los socios fundadores utilizaron un artilugio jurídico que no corresponde para intentar sacar al gobierno de Maduro de la organización regional y afirmó que esta situación dejaría una herida en el proceso de integración sudamericano. "Esta medida que pretende ser una sanción se dio dentro de un proceso irregular", dijo Rivas.

Populares de la sección