Venta de 0 km cayó 12% en 2015 y agentes prevén otro año difícil

Vehículos utilitarios y camiones fueron los segmentos con mayores descensos
La comercialización de vehículos 0 km cerró el 2015 con un descenso de 12%. En línea con el enlentecimiento de la economía, las caídas más importantes se observaron en las ventas de unidades destinadas al trabajo y la producción, como utilitarios y camiones. El mercado automotor enfrenta el 2016 con preocupación y la expectativa de saber qué pasará en el primer semestre, un período que servirá como termómetro para el resto del año.

El 2015 terminó con 50.824 unidades comercializadas, el nivel más bajo en los últimos cinco años. Si se observan los números por categoría, los automóviles para pasajeros –con 39.014– son los que registraron el descenso más leve (5%) en relación a 2014, lo que representa 1.998 unidades menos, según los datos publicados ayer por la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU).

Por su parte, el segmento de utilitarios terminó el 2015 con una merma de 25% y 9.566 unidades colocadas. En el caso de los camiones el descenso de las ventas fue mayor y trepó a 43% con 1.989 unidades, mientras que la venta de ómnibus también disminuyeron (33%) con 255 vehículos vendidos.

El fortalecimiento del dólar y el deterioro en los niveles de confianza del consumidor en la economía son aspectos que también resultan fundamentales para explicar el menor número de ventas. La suba del billete verde encarece el vehículo medido en pesos, que es la moneda en la cual perciben sus ingresos la mayoría de los asalariados, reduciendo su capacidad para adquirir vehículos. Ese aspecto cobra mucha importancia al momento de tomar la decisión de endeudarse en la moneda estadounidense, que el año pasado se apreció 22,8%.

Esa situación hizo que algunas empresas salieran al mercado con planes especiales. Incluso hubo meses en los que se ofreció la posibilidad de acceder al vehículo 0 km financiado en pesos y en cuotas fijas. Esas promociones se dieron principalmente en las unidades para pasajeros con motores más chicos, que fue la franja con mayores ventas y la que amortiguó una caída más pronunciada.

También influyó la baja en el precio de las unidades usadas, de alrededor de 20%, que lleva a que haya propietarios que no aceptan entregar su vehículo a esos valores. Eso termina postergando un nuevo negocio porque se espera vender el usado a mejor precio para luego concretar el recambio por un vehículo 0 km.

Perspectivas para este año

En diálogo con El Observador, el gerente de ACAU, Ignacio Paz, sostuvo que las cifras "preocupan", principalmente por la tendencia que mostró el mercado durante la mayor parte del 2015. Las operaciones totales completaron nueve meses consecutivos en descenso entre abril y diciembre y solo marzo tuvo crecimiento de ventas respecto a 2014. Además, Paz indicó que el comportamiento que mostró la venta de camiones y utilitarios "es un reflejo" de la evolución que está teniendo la actividad económica.

"Lo que más preocupa fueron los dos últimos cuatrimestres. Hay que esperar a ver qué pasa con el tipo de cambio, no solo acá en Uruguay, sino en los países de origen. Hay orígenes que se estimulan por el tipo de cambio y hay otros que se perjudican", apuntó Paz.

De esos aspectos también dependerán en gran parte las estrategias comerciales que diseñen las empresas para que sus productos sigan siendo atractivos.

El directivo dijo que el primer semestre del año será clave para vislumbrar qué comportamiento tendrá el mercado en el futuro. "Los primeros seis meses puede ser complicados", afirmó. Otra pata relevante es el aspecto impositivo porque cualquier modificación incide en la demanda.

La última modificación tributaria fue en setiembre de 2012, cuando cambiaron las tasas del Impuesto Específico Interno (Imesi). Eso redujo la carga fiscal sobre los vehículos de menor cilindrada y la aumentó sobre los de motores con mayor potencia.

Para Humberto Sinelli de Subaru Uruguay, el año 2016 aparece como "más difícil" que el 2015. Según explicó, elementos como la suba del dólar, el enlentecimiento de la economía y el hecho de que ya sean varios años con ventas de 50 mil unidades incidirán en el mercado.

La empresa no tiene pensado por ahora realizar rebajas en los precios. De hecho los valores se han mantenido desde hace prácticamente un año en la mayoría de los modelos. No obstante, explicó que eso no quita que se apliquen descuentos, por ejemplo, para operaciones que se hacen al contado.

Diciembre con mayores ventas

El último mes de 2015 fue el que registró la mayor cantidad de operaciones, con 5.410 unidades. Ese comportamiento ocurrió en un contexto en que varias empresas contaban con planes promocionales, lo que repercutió en el ritmo de ventas de automóviles para pasajeros que sumaron 4.519 unidades.

De todas formas la variación interanual de 16% en el segmento de pasajeros no es representativa de un mercado que estuvo siempre a la baja a lo largo de 2015. El último mes del año es tradicionalmente un época de mayor demanda donde los consumidores suelen concretar negocios para cambiar de vehículo. La otra cara se da comúnmente en enero cuando la demanda es bastante más floja.