Venta de autos nuevos deja atrás fuerte caída a impulso de ofertas

Las marcas han ido acomodando sus estrategias para que sus productos mantengan atractivo

La comercialización de automóviles cero kilómetro va camino a cerrar el año con una nueva caída, en línea con lo proyectado por distintos agentes desde comienzo de 2016. En ese escenario marcado por un menor ritmo de ventas hay marcas que han apostado decididamente a las ofertas, como "caballito de batalla" para intentar escapar al deterioro general del mercado.

En diálogo con El Observador, Agustín Romelli de Automotora Romelli sostuvo que ese tipo de estrategias son las que han vuelto "algo más dinámico" el mercado.

"Hoy existe el potencial comprador, existe el dinero, pero el tema es que está esperando la oferta. A ofertas buenas, atractivas, concretas, el mercado está dinámico. Pero a valores de antes para nada", explicó el empresario.

Según Romelli, la mayor parte de las ofertas se ha dado en la franja de precios cercana a
US$ 12 mil, pero también en la de US$ 18 mil, con "buenos autos" y "bien equipados".

"Es lo que ha modificado un poco el mercado al punto de en muchos casos no hay entregas porque se agotaron", añadió. A diferencia de otros años, los compradores tratan de marcar un techo de valor y toman la decisión con el mejor producto que tienen en oferta en el momento de la compra.

"Los precios siguen bajando. De alguna manera el importador uruguayo se está acomodando en base a modelos menos equipados. En base a ofertas que compra en el exterior, en base a la baja de la moneda brasileña o simplemente resignación de su margen o del margen del exportador. Está logrando valores sumamente en cuenta, muy competitivos, que de alguna manera incentivan a la compra", dijo a El Observador el director de la consultora Autodata, Jorge Martínez De Boni. También ha contribuido en algo el descenso que mostró el precio del dólar en el segundo semestre del año y la mejora en los niveles de confianza del consumidor.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Concesionarios de Marcas de Automotores (Ascoma), Jorge West, explicó que hay varios elementos que han ayudado a que el mercado se reanime. Entre ellos destacó la introducción de modelos nuevos y la política agresiva de precios desarrollada por varias marcas, principalmente en la franja de vehículos con valores de entre US$ 11 mil y US$ 12 mil, que son tradicionalmente los más demandados y los de menor carga impositiva. También han contribuido los planes atractivos de financiación que ofrecen los bancos y la estabilidad del tipo de cambio. Esa variable es determinante y en ocasiones decide la compra, explicó West.

Ventas ganan estabilidad

De acuerdo con los datos publicados por Ascoma, en el segmento de automóviles y utilitarios la marca Volkswagen encabeza la lista de unidades vendidas en el acumulado a octubre con 4.199, pero de todas formas se mantiene 10,7% por debajo de 2015. En el ranking de marcas con más demanda aparece Fiat en segundo lugar y muy cerca, con 4.071 unidades, lo que muestra un incremento de 31,8% respecto al año pasado. Las primeras cinco ubicaciones las completan Suzuki con 3.370 y una caída de 43%, Renault con 3.279 y un crecimiento de 29,3%, y Chevrolet con 2.615 y un descenso de 36,6% en el acumulado.

Si se observa el comportamiento de esas marcas en el período agosto-octubre, los números muestran que la que mejor vendió fue Suzuki con 1.622 unidades, lo que marca una recuperación de casi 50% respecto a igual período de 2015. Después aparece Volkswagen con 1.392 y un crecimiento de 4% en la comparación interanual. Fiat colocó 1.277, es decir un 28% más. También se recuperaron las ventas de Chevrolet que crecieron 75,7% con 977 unidades y cayeron 41% las de Renault. En el trimestre móvil analizado el total de las marcas mostraron un magro crecimiento de 0,5%, que supone cierta estabilización de las ventas respecto al resto del año, cuando en los primeros meses de 2016 hubo caídas de hasta 20% interanuales.

Hasta fin de octubre se llevaban vendidos 34.870 vehículos. Para Martínez De Boni, si se parte de la base que en noviembre y diciembre las ventas serán similares a setiembre y octubre, el año cerrará con algo más de 42.300 unidades vendidas en total. Esa proyección concuerda con la realizada a comienzo de año, cuando se esperaba un descenso de 15%.

Mercado de usados

Consultado sobre el mercado de automóviles usados, Romelli consideró que los propietarios están "aceptando un poco más los precios reales", aunque todavía con algo de resistencia.

También las bajas constantes que están teniendo las unidades cero kilómetro hacen que el precio de un usado sea una incógnita cuando se decide venderlo. Otros operadores de mercado consultados por El Observador coincidieron en que la caída más fuerte de ventas se ha dado en el segmento de unidades seminuevas, que concentra mayormente modelos fabricados desde 2010 y 2011 en adelante.

Sí hay algo más de dinamismo en los usados con más antigüedad porque el mercado acepta los precios ya establecidos, en función de la depreciación lógica que tiene el vehículo por el paso del tiempo.


Populares de la sección

Acerca del autor