Ventas a Argentina siguen en baja pero exportadores son optimistas

Tras una nueva caída en el primer trimestre, la Unión de Exportadores confía en la reactivación
Argentina se había convertido en la gran piedra en el zapato para los exportadores uruguayos. De la mano de las trabas a la importación que se impusieron, sobre todo durante el segundo gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el país vecino pasó de desempeñar un rol protagónico como destino de las colocaciones nacional a ser un extra. En 2015 solamente una porción pequeña de las exportaciones uruguayas (5%) tuvo como destino suelo argentino. De hecho, la caída ha sido notoria desde 2012.

Con este telón de fondo, el sector exportador fue uno de los que vio con buenos ojos la asunción del presidente Mauricio Macri en diciembre del año pasado. El optimismo se profundizó con el anuncio de algunas de las primeras medidas de la administración entrante, como el fin del cepo cambiario y la eliminación de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), dos de las vallas que tenían que saltar los empresarios uruguayos si querían vender en Argentina.

De todas maneras, los números del primer trimestre muestran una caída de las exportaciones nacionales en la vecina orilla. Medido en dólares, el retroceso fue de 6,6%; mientras que entre enero y marzo de 2015 Uruguay había colocado bienes por US$ 91,7 millones, en igual periodo de este año esa cifra cayó a US$ 85,6 millones, según datos proporcionados por el instituto Uruguay XXI.

En este trimestre el principal rubro exportado fue autopartes, con US$ 18,7 millones y una participación de 21,8% en el total de lo colocado durante esos meses. Le siguió papel y cartón con US$ 11,3 millones y 13,2%. El tercer lugar fue para pinturas, barnices y demás, con US$ 7,5 millones y 8,2% de participación. Pese a ocupar el podio, las tres categorías sufrieron caídas frente al mismo trimestre de 2015 de 1,5%, 31,7% y 7,6%, respectivamente.

Reactivación


Para la Unión de Exportadores (UEU), sin embargo, el país está "reactivándose" como destino de las colocaciones uruguayas. Su gerenta general, Teresa Aishemberg, dijo a El Observador que las licencias automáticas se expiden ahora "rápido", mientras que las no automáticas "demoran un poco, pero no hay ningún problema". En los últimos meses se ha percibido un "retorno" de importadores argentinos, que están buscando a sus socios uruguayos con los que dejaron de comerciar en los últimos años. Se trata de un país con "potencial enorme" para los exportadores uruguayos, añadió la gerenta general de la gremial, en el cual "lentamente" se recuperará el terreno perdido.

Aishemberg señaló como clave a la hora de incrementar el intercambio comercial entre los dos países una herramienta que se introducirá a la brevedad: la posibilidad de vender en moneda local a Argentina. "Es vender en pesos uruguayos o argentinos sin pasar por el dólar, a través de los bancos centrales", explicó.

"Los importadores (argentinos) ya están buscando a sus socios que dejaron de comprar acá, sus socios uruguayos", dijo Teresa Aishemberg.

De hecho, el Banco Central (BCU) realizó un taller en la UEU a fines de febrero de este año para explicar cómo opera este mecanismo, denominado Sistema de Pagos en Monedas Locales (SML).
Se trata, de acuerdo a la definición del BCU, de un "sistema basado en un acuerdo bilateral entre dos países, mediante el cual las personas físicas y jurídicas residentes en ellos, pueden realizar pagos y cobranzas en sus respectivas monedas". Desde el BCU comentaron a El Observador que "están en marcha las pruebas de software con Argentina". Este instrumento ya se utiliza con Brasil desde 2014, y se espera que la misma suerte corra Paraguay en los meses siguientes.

Pedido de más acuerdos comerciales

En entrevista con El Observador TV esta semana, Aishemberg había remarcado los 12 meses de caídas que muestran las exportaciones uruguayas. "Seguimos en la baja", dijo. La dirigente gremial apuntó que algunos de los mercados que compran a Uruguay son productores de petróleo y que en un contexto de caída del precio del crudo "no compran tanto como antes". Dentro de esta lista de países mencionó a China, algunos miembros de la Unión Europea, Estados Unidos, Ecuador, Brasil y Venezuela. A esto, indicó, se suma el factor competitividad. "Nos compran menos y nos quieren comprar a menor precio". Por este motivo, Aishemberg comentó que la gremial viene reclamando al Ministerio de Relaciones Exteriores la concreción de más acuerdos comerciales, que posibilitan entrar a determinados países con una menor carga impositiva.




Populares de la sección

Acerca del autor