Víctor Ullate Ballet desembarca en el Solís con su esencia española

La compañía de danza se presentará por primera vez en Uruguay con una gala de cuatro piezas
Así como el léxico que designa sus movimientos, los orígenes de la profesionalización del ballet señalan una procedencia decididamente francesa. Sin embargo, entre los grand jeté y los pas de deux que componen coreografías, el exbailarín y coreógrafo español Víctor Ullate halló un espacio para España, su patria.

A presentarse mañana y el miércoles en el Teatro Solís, el Víctor Ullate Ballet "tiene un perfume muy personal", en palabras de su fundador. "Tiene un aroma que es nuestra esencia, nuestro folclore y nuestra forma de bailar. España es un país con mucho carácter, y eso me ha hecho buscar ciertos matices, ciertas connotaciones de nuestra cultura para poder integrarlas a mis coreografías", señala Ullate a El Observador.

Victor Ullate Ballet

Considerada por críticos especializados como la mejor de su género en España, la compañía fue creada en 1988 gracias a las inquietudes de Ullate, quien, tras décadas de carrera, deseaba competir a nivel internacional, realizar sus propias coreografías y mostrar el trabajo de su escuela de danza.

"En España, a pesar de que hay muy buenos bailarines, la danza no está tan presente como tendría que estar, como sucede en otros países, pero sí hay un público que ama mucho la danza, y poco a poco se van haciendo adictos. Es un país que se está despertando hacia este arte", agregó Ullate.

Aunque su compañía cuenta con el apoyo de la comunidad de Madrid, Ullate ha reconocido en varias ocasiones la falta de oportunidades, tanto a nivel de sueldos y teatros estables como en el imaginario cultural. "Yo estaba de vacaciones hace unos años en Nepal y en un pueblo en lo más lejano del Himalaya había un pastorcillo que nos preguntó de dónde éramos, y cuando dijimos españoles, y él nos respondió "¡El Barça! ¡El Barça! ¡Real Madrid!. Tenemos fama de tener grandes jugadores, pero no hay que olvidarse de que tenemos grandes artistas".

Hoy en día, tras 25 años de montajes, el Víctor Ullate Ballet llega a Uruguay por primera vez con un programa de cuatro piezas variopintas, entre clásicos establecidos de la compañía y coreografías de éxito reciente, creados por Ullate y el director artístico del elenco, Eduardo Lao. "Espero que en un futuro, después de esta actuación, se establezca una amistad con Uruguay y podamos ir muy a menudo", señaló Ullate, quien comentó la posibilidad de una colaboración con el Ballet Nacional del Sodre.

Victor Ullate Ballet

La parte por el todo

Las funciones comenzarán con el neoclásico Jaleos, que Ullate define como "una bulería, un ritmo del flamenco con bailarines clásicos y el movimiento del contemporáneo. Entonces es una danza más libre". Estrenado en Nueva York en 1996, Jaleos es una de las piezas más aclamadas de Ullate, negociación de gran complejidad técnica entre el ballet y la tradición española, así como evidencia de la virtuosidad de los bailarines, tanto en cuerpo de baile como de forma individual.

La pieza siguiente, Y, con coreografía de Lao, presenta un dúo masculino que simboliza el diálogo sempiterno entre la humanidad y el destino. Inspirada por Canciones de un compañero errante, del compositor Gustav Mahler, Y oscila entre la oscuridad y la luminosidad de los intercambios, de la misma manera que el destino puede llevar al hombre por diferentes caminos.

El tema de Mahler ya había sido trabajado en la década de 1960 por el mentor de Ullate, el bailarín y coreógrafo belga Maurice Béjart, quien llegó a considerar al primero como uno de los "bailarines más completos del siglo XX".

El resto del programa también se verá atravesado por la figura de Béjart, con una tercera pieza, Apres toi, en homenaje al maestro. "Es una coreografía que estrené en 2009 en Mallorca, a raíz de la muerte de Béjart. Quise ofrecérsela en agradecimiento por todos los años que trabajé con él y todo lo que me dió", agregó Ullate, quien se desempeñó en la compañía de Béjart desde los 17 a los 32 años. Según Ullate, Béjart se encuentra presente tanto en el movimiento como en una cruz en el suelo del escenario, dibujada con luz, y la música, la Séptima Sinfonía de Beethoven, una de las favoritas del belga.

Victor Ullate Ballet

Para la cuarta, Bolero, estrenada en 2013 en la Ópera de Vichy, Ullate optó por una ambientación de la década de 1920, en un cabaret. "Es un bolero que, como la música te envuelve, te embriaga, vas integrándote en el in crescendo de la melodía, y terminas borracho de música y de danza", sostiene el coreógrafo, que utilizó la composición homónima de Maurice Ravel, ya clásico del repertorio del ballet moderno. "Tiene una historia y una parte muy teatral", agrega, explicando movimientos que incluyen un show de una pareja y un cuerpo de bailarines que interactúan. "Es una coreografía te hace levantar de la butaca, y eso es lo que esperamos que suceda en Uruguay".

Datos


Cuándo. Mañana martes habrá función de abono y el miércoles otra para el público general
Cuánto. Las entradas van de $650 a $3200

Populares de la sección

Acerca del autor