Vigilando la basura: la Policía estará alerta ante el incendio de contenedores

La IMM enviará al Ministerio del interior lista con 37 lugares hostigados por vándalos
Pese a que desde 2013, cuando entró en vigencia la ley de faltas, quienes vandalizan contenedores de basura pueden ser obligados a cumplir trabajo comunitario, menos del 1% de los casos de contenedores incendiados terminan con personas procesadas.

La norma dispone que quien "provocare deterioro, rotura o incendio en los depósitos de basura" será castigado con una pena de siete a 30 días de trabajo comunitario, pero las dificultades para identificar a los responsables llevan a que termine por no aplicarse. De los 600 casos que la intendencia reporta por incendios anualmente, en 2016 solo cinco terminaron con procesados, dijo a El Observador el juez de faltas Jorge Pírez.

Debido a ese desfasaje en el control, la intendencia de Montevideo trabaja desde el año pasado en conjunto con la Justicia y con el Ministerio del Interior en mejorar la aplicación de la ley, dijo el intendente de Montevideo, Daniel Martínez al programa Todo Pasa de Océano FM.
La comuna elaboró una lista con 37 lugares en donde "sistemáticamente" los contenedores son vandalizados, ya sea por quemas o porque se desparraman los residuos. Esta nómina será enviada a la Policía para mejorar el control.

Se trata de lugares en donde hay problemas a diario, explicó a El Observador el director de Desarrollo Ambiental, Óscar Curutchet, y que "requieren una intervención coordinada con el ministerio del Interior".

En total, hay en la ciuadad más de 200 lugares problemáticos y, en casos extremos, en un solo día se reportan 26 contenedores quemados. "Bomberos no da abasto", señaló el intendente a El Observador.
Un caso particular sucedió entre el 24 y el 25 de diciembre de 2016, cuando hubo 154 contenedores incendiados, dijo Martínez. "Para mi eso ya es delito", agregó.

La idea de la comuna es poder controlar esos puntos, mediante el actual sistema de videovigilancia con el que cuenta la Policía, además de usar los equipos propios.
"Si hay que comprar cámaras, compramos cámaras", afirmó a El Observador el intendente. Un sistema similar fue instalado en 15 basurales endémicos de la ciudad y, según la comuna, ha dado resultados.

Sin imágenes que registren el hecho, explicó por su parte el director de Limpieza de la intendencia, Óscar Caputi, es muy difícil poder identificar a los responsables. Hasta ahora, en los casos donde hubo procesados, se trató de personas que fueron sorprendidas en el momento del acto delictivo. Pero realizar un control presencial de los 11.600 contenedores que hay en la ciudad no resulta viable.

La basura como prioridad

Luego de estar "quemándose las pestañas" durante el primer año de gobierno, el intendente busca que el 2017 sea -además del año de las obras- uno de avances en la gestión de la limpieza. A principios de año mandó un documento a los directores involucrados en el área de limpieza para redoblar esfuerzos en esa temática y encararla con una mirada global.

Según dijeron fuentes de la comuna se trata de un documento con 14 puntos en el que Martínez detalla los ejes principales que quiere consolidar en su gestión: mantenimiento, equipos y personal; una fuerte apuesta a la clasificación de residuos en el lugar de origen, mejorar la comunicación, y dar un fuerte impulso a la erradicación de basurales. Cada uno de estos puntos está acompañado con algunas propuestas alternativas.

Consultado por El Observador, Martínez reconoció que "es casi imposible terminar en tres años y medio con la cantidad de basurales" de la ciudad, unos 230, "pero por lo menos hay que darle un guascaso imrpresionante", indicó.

A pesar de que desde la comuna se había afirmado que los nuevos camiones y contenedores darían una solución al eterno problema de los residuos, Martínez afirma ahora que tener una flota en funcionamiento, y renovar al final del periodo el 100% de los contenedores no es suficiente. "Ahora que logramos sacar la angustia, tenemos que dar un salto", señaló el intendente.

La conducta ciudadana

En tanto, Martínez dijo el viernes 17 a la prensa que hay 400 puntos de la ciudad en donde la intendencia vacía los contenedores "y a la media hora" los vecinos dejan bolsas afuera. "Son puntos donde vamos a vigilar, son puntos donde vamos a sancionar porque no hay otra manera", afirmó.
El jefe comunal destacó que se necesita "mucha educación" y adelantó que en marzo de este año saldrá un plan para informar sobre el correcto uso de los contenedores.

El problema de la conducta ciudadana no es nuevo, de hecho, en abril de 2016 la intendencia había informado que comenzaría a multar a aquellos vecinos que tiraran basura afuera del contenedor. "Tenemos una dificultad enorme con ciudadanos que no son responsables de la gestión de sus residuos y que tiran basura que no corresponde en los contenedores", había dicho a El Observador meses atrás el prosecretario de la comuna, Christian di Candia. La IMM anunció en ese entonces que la Policía pediría la cédula de identidad al vecino, que contaría con 10 días para presentar sus descargos y en caso contrario se le aplicaría una multa de 5 UR. l

Populares de la sección

Acerca del autor