Violación en Rivera: piden informe a otros dos jueces

El máximo órgano judicial estudia el caso "con mucha preocupación"

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) pidió que los tres jueces que intervinieron en el caso de la joven que durante años fue violada por su padre en Rivera detallen su proceder en ese expediente, que se inició a comienzos de 2009, se archivó en 2011 y luego se reactivó y derivó en el procesamiento con prisión del abusador a comienzos del mes pasado. El hombre se suicidó horas después en prisión.

Inicialmente, los ministros del máximo órgano del Poder Judicial pidieron un informe al juez Gustavo Iribarren, el segundo magistrado que intervino en el caso. El juez, que actualmente se desempeña al frente de una sede penal de Montevideo, clausuró el caso en 2010 debido que a ni la víctima (que por entonces tenía 16 años) ni su madre ratificaron la denuncia.

Pero antes que Iribarren, otro magistrado habían tomado intervención en el caso: fue Rodolfo Souto (actual juez de familia en Montevideo) que dirigió el comienzo de la investigación en 2009. Luego, la jueza Isaura Tórtora (que actualmente cumple funciones en una sede penal de Pando) archivó el expediente en 2011 luego de que el fiscal Ricardo Chiecchi considerara que no se trataba de un caso de violación sino de un incesto donde no se configuró la alarma pública que requiere esa figura.

Ayer, el presidente de la SCJ, Ricardo Pérez Manrique, dijo al ser entrevistado en Radio Uruguay que el Poder Judicial analiza "con mucha preocupación" la respuesta del sistema en este caso.

Fiscal trasladado

La semana pasada, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, trasladó al fiscal Chiecchi por su actuación en el caso de la joven violada por su padre en Rivera.

El magistrado, que desde 2014 estaba al frente de una fiscalía penal de Montevideo, pasó a una sede de aduanas.

Díaz consideró que Chiecchi cometió un "horror inexcusable" al evaluar el caso como un incesto y no como una violación.

El lunes, la Asociación de Magistrados Fiscales del Uruguay (AMFU) emitió un comunicado defendiendo a Chiecchi y cuestionó –aunque sin nombrarlo directamente– al fiscal de Corte por "la forma inapropiada e irrespetuosa" con lo que trató públicamente.

La gremial indicó que el fiscal de Corte emitió "valoraciones no jurídicas que extralimitan las formas correspondientes".

En su comunicado, la AMFU aclara que "no desconoce la gravedad de los hechos" que derivaron en el traslado de Chiecchi, a la vez que remarcó que se trata de un fiscal que "tiene una larga trayectoria en el Ministerio Público, sin demérito, y habiendo ingresado y ascendido por concurso".

Agregó que en ese momento Chiecchi "llegó a tener las tres fiscalías de Rivera a su cargo", siendo que actualmente en ese departamento trabajan 10 fiscales.

Y por eso "la posibilidad de incurrir en errores se incrementa exponencialmente y ningún operador está exento de ellos", indicó la AMFU.


Populares de la sección