Viticultores confían en colocar su producción

Es clave que ayuden el clima y los planes de negocios del Inavi
Los viticultores entienden que el buen estado del tiempo que pueda haber durante las próximas semanas, en el marco de una nueva vendimia, y los nuevos planes de negocio que se están diseñando a nivel del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi) son factores fundamentales para poder comercializar el total de su nueva producción, como sucedió en líneas generales en la campaña anterior.

Adrián Suárez, presidente del Centro de Viticultores del Uruguay (CVU), afirmó a El Observador Agropecuario que el estado sanitario de los frutos en los viñedos es muy bueno en la zona sur del país –donde se concentra el grueso de la producción nacional–, salvo casos excepcionales donde hubo alguna granizada.

No se puede afirmar lo mismo para la zona norte, donde los excesos hídricos en Bella Unión y Salto, sobre todo, provocaron daños severos, en muchos casos irreparables, con los consecuentes perjuicios para los productores involucrados.

Si no hay contratiempos, lo más probable es que se obtenga un volumen similar al del año pasado, algo más de 90 millones de kilos de uva, cuando hubo campañas en las que se superaron los 125 millones de kilos.

La última vendimia reportó 90 millones de kilos de uva para vinificar 66 millones de litros.

Suárez indicó que "si no hay contratiempos y el clima nos ayuda, como pensamos tener una cosecha similar a la del año pasado, de un volumen razonable, más las medidas en las que estamos trabajando con el Inavi, pensamos que podemos tener una buena venta de la uva".

La expectativa es que a la venta de la uva, que es trascendente, se le añada la obtención de un precio que le permita cubrir los costos y obtener una ganancia razonable, aunque ello no siempre se ha podido conseguir en el sector.

Menos productores


En otro orden, Suárez indicó que si bien no se han actualizado datos en forma oficial, se sigue apreciando que cada vez hay menos viticultores, dado que muchos productores de uva se jubilan y los hijos no siguen en el rubro, en tanto otros que tienen por delante varios años de labor no tienen mpas remedio que mudar de rubro, considerando la actual baja o nula rentabilidad que existe en la actividad vitícola, de modo de no seguir endeudándose.

Desde el Centro de Viticultores se informó, por último, que durante la zafra de 2015 se produjo uva en 6.993 has en todo el país, los kilos molidos ascendieron a 90.141.903, se elaboraron 66.400.394 litros de vino y participaron en la actividad industrial 195 bodegas.

Acerca del autor