Vivir cerca de carreteras puede incrementar el riesgo de demencia senil

Un estudio canadiense identificó que quienes residen cerca de rutas con tráfico intenso tienen más chaces de contraer afecciones como el alzhéimer

Las personas que viven cerca de rutas con tráfico intenso corren más riesgo de desarrollar un tipo de demencia senil como el alzhéimer, según un estudio publicado este jueves por la revista especializada británica The Lancet.

Al estudiar los casos de más de 6 millones de adultos residentes en la provincia canadiense de Ontario entre 2001 y 2012, los investigadores estimaron que entre 7 y 11% de los casos de demencia observados en personas residentes a menos de 50 metros de una ruta de tráfico intenso podían ser atribuidos a esa exposición.

El riesgo aumenta 7% para las personas que viven a menos de 50 metros, 4% para los que están a una distancia de entre 50 y 100 metros, 2% para una distancia de entre 100 y 200 metros.

Más allá de los 200 metros, el incremento del riesgo se vuelve inexistente, según los investigadores dirigidos por Hong Chen, de la agencia de salud pública de Ontario.

También descubrieron que los dos contaminantes más involucrados en la demencia son el dióxido de nitrógeno (NO2) y las partículas finas emitidas por los vehículos a motor, aunque otros factores como el ruido también pueden incidir.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay unos 47,5 millones de personas con diferentes tipos de demencia en el mundo, de los cuales entre 60 y 70% padece el mal de Alzheimer, enfermedad neurodegenerativa que conduce a un deterioro de la capacidad cognitiva y a una pérdida progresiva de la autonomía.

Algunos especialistas sospechan que la contaminación atmosférica desempeña un papel en el desarrollo de la enfermedad, sin que hasta la fecha se haya logrado establecer un vínculo de causa-efecto.


Fuente: AFP