Volvió el Suárez de las locuras

El incidente con Giorgio Chiellini se suma a una larga lista de acciones polémicas del salteño

Luis había modificado su comportamiento. Y su imagen. Los 10 partidos que le costó en el final de la temporada pasada en la Premier League su mordida a Branislav Ivanovic le sirvieron para cambiar. Y sobre todo para controlarse. Durante la última temporada con Liverpool, los medios ingleses debieron inclinarse ante su brillante talento porque Luis se dedicó a jugar y romper redes. Pero la operación en la rodilla, el mundial y los goles contra Inglaterra resultaron ser un combo explosivo de emociones. Y contra Italia, reapareció la versión malévola de Suárez: a los 79 minutos se produjo una supuesta mordida sobre la espalda del defensor italiano Giorgio Chiellini.

Es cierto. No hay imagen que pruebe que hubo mordida. Tampoco fotos, ya que circularon dos imágenes distintas: en una Chiellini –que se levantó la camiseta para mostrarle la espalda al árbitro Marco Rodríguez– tenía marcas de haber sido visitado por un vampiro. En la otra no se veía nada. ¿Cuál tenía photoshop?

Pero el episodio bastó para que Luisito vuelva a ser la comidilla de los medios británicos que, ya desatentos de su selección, relegaron el resultado entre Uruguay e Italia a un segundo plano para hincarle el diente al episodio de Suárez.

Todos los medios ingleses destacaron en sus portales la mordida con lujo de detalles.

Reincidente
Además de haber mordido a Ivanovic en un Liverpool-Chelsea al final de la temporada 2012-2013, Suárez ya había atacado de esa forma a Otman Bakkal, en noviembre de 2010, en un clásico entre Ajax y PSV Eindhoven en el fútbol holandés.

Suárez se defendió
Abordado por medios ingleses que estaban en zona mixta, Luis se defendió: “No creo que haya sido nada. Son cosas que pasan adentro de la cancha y ahí podés ver mi ojo también”.

Enseguida retrucó: “Siempre igual, siempre intentan buscar lo mínimo, pasan millones de cosas adentro de la cancha y... son cosas que pasan, yo no me voy a quejar de lo que me hacen a mí. Son cosas circunstanciales, que pasan ahí, que tampoco hay que hacerlas tan grandes”.

La bronca de Chiellini
“Luis Suárez es una serpiente y se sale con la suya porque la FIFA quiere que sus estrellas jueguen el Mundial. Me encantaría ver si tienen el coraje de usar el video de evidencia en contra de él. El árbitro vio la mordida también pero no hizo nada al respecto”, dijo la víctima, Chiellini, a Sky Sports.


Fuente: Jorge Señorans, enviado a Brasil

Populares de la sección

Comentarios