Voraz incendio cerca de San Francisco con decenas de muertos

La cifra de víctimas mortales podría ascender a 40, según las autoridades

Unas 40 personas podrían haber muerto en el incendio registrado en una bodega en la que un colectivo de artistas de Oakland, cerca de San Francisco (EEUU), celebraba una fiesta, informaron este sábado autoridades que inicialmente habían reportado nueve fallecidos.

Los servicios de identificación se preparan para encontrar "entre 30 y 40 víctimas" fatales, dijo a la prensa el sargento Ray Kelly, de la Policía local.

La jefa de los bomberos de Oakland, Teresa Deloach-Reed, dijo que la mayoría de las personas que perecieron en el incendio, que se inició cerca de las 23.30 del viernes (4.30 am del sábado en Uruguay), murieron en el piso superior del depósito conocido como "La nave fantasma de Oakland".

El fuego "debió propagarse muy rápidamente", dijo Deloach-Reed. "El techo se desplomó y hay muchos escombros que deben ser retirados", señaló.

Aún no se sabe qué pudo haber provocado el incendio en la fiesta de música electrónica a la que se estima acudieron entre 50 y 100 personas.

Unas 25 personas permanecían desaparecidas en la tarde de este sábado, mientras el antiguo depósito donde se realizó la fiesta estaba parcialmente inaccesible a los rescatistas.

La Policía señaló que algunos de los desaparecido son extranjeros, lo que hace más difícil la identificación de las víctimas, que tenían entre 20 y 30 años.

La bodega, que albergaba a un colectivo de artistas, tenía varias mamparas que habían sido añadidas y una escalera construida de manera provisional.

Algunos de los cambios de la estructura hicieron extremadamente difícil que la gente pudiera escapar del fuego, dijo Reed en conferencia.

"No sé cómo inició el fuego, pero sé que la forma en que quedó la edificación dificultó que las personas escaparan".

"Sentí que mi piel se pelaba"

El fuego fue controlado en la mañana del sábado por equipos que rastrearon los escombros en búsqueda de víctimas, señalaron los bomberos.

La estructura de dos pisos estaba prevista para albergar a 50 personas. Los medios difundieron imágenes de llamas que salían de un edificio de apariencia industrial. Cuando (los bomberos) ingresaron para combatir el fuego, fueron frenados por un montón de muebles y objetos artísticos, "como un laberinto", comentó Deloach-Reed.

Al parecer ningún detector de humo se activó durante el incendio, y no existía aspersión automática, agregó.

"Sentí que mi piel se pelaba" por efecto del calor, declaró el fotógrafo Bob Mule, que frecuenta asiduamente el lugar, al canal de televisión KTVU. "No pude hacer funcionar el extintor".

Oakland es una ciudad de 420.000 habitantes situada frente a San Francisco, en el este de la bahía del mismo nombre.


Fuente: AFP

Populares de la sección