"Voy a matar a todos los musulmanes", gritó el atacante de Londres

La Policía investiga el hecho en el que murió una persona y varias personas fueron heridas como un atentado terrorista
El Reino Unido parece no tener paz. Desde marzo a la fecha, resultó afectado por una sucesión de atentados que dejaron un saldo de decenas de muertos y heridos, cuyos responsables fueron vinculados con el terrorismo islámico por la Policía. En ese sentido, la medianoche de este domingo no fue la excepción, ya que un vehículo arrolló a por lo menos una decena de peatones en el nordeste de Londres, lo que provocó un muerto y varios heridos, según la Policía.

Una persona resultó detenida en el lugar de los hechos, según informó la Policía Metropolitana, que interrumpió los accesos y acordonó la zona.

La Policía investiga el suceso como un ataque terrorista. "No importa cuál demuestre ser la motivación, y estamos manteniendo una mente abierta, esto está siendo tratado como un ataque terrorista y el Comando de Terrorismo está investigando", aseguró a los medios el Comisionado Adjunto, Neil Basu.

En respuesta al atentado cerca de la mezquita de Finsbury Park, que dejó un muerto y 10 heridos, la primera ministra británica Theresa May prometió este lunes combatir el terrorismo y el extremismo venga de donde venga.

May calificó el atentado como "repugnante" y afirmó que "es un recordatorio de que el terrorismo, el extremismo y el odio adoptan muchas formas y nuestra determinación a la hora de combatirlo debe ser la misma, sea quien sea el responsable".

"Ha habido demasiada tolerancia con el extremismo en este país, incluyendo la islamofobia" dijo May a las puertas de su residencia de Downing Street.

Por su parte, el servicio de ambulancias de Londres informó, a través de su director de operaciones, Kevin Bate, que sus servicios fueron requeridos para acudir a un "accidente de tráfico" en la zona.
En concreto, señaló que había enviado varios equipos a un incidente en la calle Seven Sisters.
"Hay agentes en la escena con otros servicios de emergencia. Hay varias víctimas que reciben atención en el lugar. La investigación continúa", agregó el comunicado de la policía.

Embed

Migdaad Versi, dirigente del Consejo Musulmán de Reino Unido, informó en su cuenta de Twitter que los fieles salían de los oficios en el Centro de Bienestar Musulmán, cuando fueron atropellados. En tanto, el secretario general del consejo, Harun Khan, afirmó en otro tuit que el accidente fue intencionado.

En pleno período de Ramadán, los musulmanes practicantes acuden a la mezquita después del Iftar, el final de ayuno al caer la noche, y se realiza una plegaria hacia medianoche.

"Hemos sido informados de que una camioneta había impactado contra fieles mientras abandonaban la mezquita de Finsbury Park. Oramos por las víctimas", tuiteó la misma organización.

Según testigos, el agresor ingresó a la zona al grito de "voy a matar a todos los musulmanes", informaron AFP y EFE.

Cynthia Vanezella, residente de la zona, dijo a la cadena CNN que estaba durmiendo cuando escuchó a personas gritando.

Se asomó a la ventana y pudo ver a "muchas personas reuniéndose" en una esquina frente a su ventana. Estaban muy nerviosos, gritando, tratando desesperadamente de hacerle señas" a un patrullero que pasaba por el lugar".

Repercusiones políticas

En las últimas semanas, el Reino Unido vivió en estado de alerta y pánico, tras una sucesión de atentados que incluso se trasladaron al terreno político, por la pérdida de la mayoría parlamentaria del Partido Conservador, de la primera ministra, Theresa May, en las elecciones legislativas realizadas el pasado 8 de junio.

No obstante, la primera ministra fue autorizada a formar gobierno, ya que consiguió la mayoría al suscribir una alianza con los unionistas norirlandeses.

Pero, su gestión y su imagen quedaron debilitadas, precisamente a raíz de los severos cuestionamientos realizados a los recortes que impuso al área de seguridad pública cuando era ministra del Interior y, sobre todo, por la estrategia que aplicó para combatir el terrorismo.

En alerta

El atentado más reciente ocurrido en el Reino Unido se había producido el pasado sábado 3 de junio en Londres, cuando tres hombres atropellaron con su furgoneta a transeúntes que se desplazaban por el London Bridge –el puente de Londres– antes de abandonar el vehículo y lanzarse a acuchillar gente en Borough Market, una zona de bares y restaurantes ubicada en torno a un mercado.

El ataque, que dejó un saldo de ocho muertos y varias decenas de heridos, fue reivindicado por el Estado Islámico, que atribuyó la autoría a un "destacamento de combatientes" de esa organización yihadista.

En esa ocasión, los tres atacantes habían sido abatidos por las fuerzas de seguridad. En tanto, otras 13 personas fueron detenidas para determinar su posible conexión con el ataque.

Pero el temor ya se había instalado en marzo, cuando el 22 de ese mes cerca del Parlamento británico, Khalid Masood, un británico de 52 años convertido al islam y conocido por los servicios policiales, lanzó su vehículo contra varios peatones que cruzaban el puente de Westminter, atropelló a varios de ellos y acuchilló a un policía. En esa oportunidad, el saldo del ataque fue de cinco muertos
Dos meses después, el 22 de mayo, en el estadio Manchester Arena, se produjo el tercer atentado en ese período, cuando un hombre se hizo detonar con explosivos, al final de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande.

En este caso, el saldo fue de 22 muertos y 59 heridos, informaron las autoridades.
Según informó el inspector jefe de la policía de Mánchester, el autor del ataque fue identificado como Salman Abedi, de 22 años. El Estado Islámico también asumió la autoría del atentado.

Como consecuencia de esos atentados, el gobierno elevó el estado de alerta terrorista y decidió desplegar militares en las calles para apoyar a la policía en las tareas de patrullaje y prevención.

Fuente: El Observador y Agencias

Populares de la sección