Vuelve The Walking Dead con menos charla y más muerte

La serie estrena la segunda mitad de su séptima temporada con la promesa de acción, luego de una de sus etapas más lentas y sombrías
The Walking Dead cautivó a su público con hordas de zombies y muertes violentas, pero desde hace tiempo ya que los muertos vivos dejaron de ser la prioridad de la narrativa centrada en Rick Grimes y su grupo de sobrevivientes, del que ya quedan pocos de los que comenzaron el viaje con él en Atlanta, hace siete temporadas y otros tantos años.

La primera parte de su séptima temporada, estrenada en setiembre del año pasasdo, vio a la serie basada en el cómic de Robert Kirkman (que aún se continúa publicando cada mes) reducir sus cifras de audiencia en Estados Unidos, con un público que criticó el tono excesivamente sombrío y violento de esta etapa, y la lentitud con la que avanzó la trama, esto a pesar de que comenzó con la resolución de uno de los giros más anticipados por sus seguidores, como fue la muerte de dos personajes a manos de Negan, el nuevo enemigo a vencer por los protagonistas, y que continúa la tendencia de la serie de contar con villanos humanos que representan una amenaza más profunda que los muertos vivos.

"Pudimos ver los comentarios sobre el nivel de violencia y le bajamos el tono para los episodios que todavía estábamos filmando para más adelante en la temporada", dijo Gale Anne Hurd, una de las productoras ejecutivas de la serie, a Variety, en referencia a cómo las críticas permitieron dar un golpe de timón para esta continuación.

La segunda mitad de esta séptima temporada tendrá la responsabilidad de alterar ese ritmo, algo que los creadores ya han prometido de cara a esta nueva tanda de episodios, con una propuesta con más acción y la incorporación de nuevas tramas y personajes.

El eje temático será el combate entre Rick y Negan, para lo que el exagente de policía contará con la ayuda de sus compañeros de ruta y de los líderes de otras comunidades de sobrevivientes que son explotadas por Negan y su pandilla, los Salvadores.

Pero también se maneja la aparición, de cara a la octava temporada (ya confirmada y prevista para 2018), de un nuevo grupo de enemigos, conocidos como los Susurradores.

Procedentes (como la mayoría de la estructura básica del programa) del cómic original, este grupo se caracteriza por utilizar disfraces de zombies (incluyendo pieles de los muertos) y por ser nómadas que viajan asesinando y robando a su paso. Si bien su presencia en el material original es posterior, se estima que su llegada a la pantalla se adelantará, lo que podría ser una señal de que el final de la serie se acerca.

La séptima temporada de The Walking Dead se estrena el domingo en el canal premium FOX1 a las 23.30 horas, mientras que el lunes se exhibe en el canal básico FOX, en su horario habitual de las 22 horas.

Detrás de los zombies


"Un nuevo The Walking Dead" es como definió Greg Nicotero, uno de los directores de la serie, a esta segunda mitad de temporada.

"Hemos hecho esto durante siete años, pero no creo que tengamos una presión de generar momentos impactantes. Es importante que el programa siga transcurriendo de forma orgánica", comentó a la prensa Nicotero, quien además es el responsable de los efectos visuales de la serie, durante el rodaje de la séptima temporada.

Si bien destacó el rol influyente que cumple la historieta original, Nicotero explicó que al momento de preparar cada temporada, el equipo creativo se permite libertades tiene la capacidad de alejarse de la trama original. Para el director, el ejemplo más patente de eso es el personaje de Daryl Dixon, interpretado por Norman Reedus. Daryl no está en el cómic, y por lo tanto, cada vez que se elabora una historia con su presencia se desarrolla nuevas tramas.

Sobre los personajes, Nicotero resaltó el vínculo que se genera entre los espectadores y ellos, y planteó como ejemplo lo ocurrido al comienzo de esta séptima temporada. "Creo que lo que pasa es que estás tan involucrado con los personajes que te genera un conexión. Lo que sucedía con Glenn es que era uno con el que podías generar la mayor conexión". Esos impactos, cree, permiten provocar en el público una forma de entender y procesar la muerte.

Nicotero reveló además que una de las escenas que se eliminaron de la apertura de la séptima temporada mostraba una secuencia imaginada por Rick que presentaba a los personajes muertos en ese episodio viviendo sus vidas, como si nada hubiera sucedido.

De cara a la nueva tanda de capítulos, el director destacó el trabajo de Jeffrey Dean Morgan como Negan. "Es juvenil y adolescente y la mitad del tiempo hace chistes que él cree que son muy, muy graciosos. Nadie más piensa que lo son, pero tienen que decir que sí porque es Negan. Y todo eso está mezclado con una sensación de amenaza sádica".

En cuanto a las críticas sobre la violencia de la serie, el director defendió el programa y explicó que son situaciones esperables de un mundo "brutal" como el que tiene por escenario The Walking Dead.

Lo que hay que saber

The Walking Dead

El líder

Rick Grimes experimentó la humillación a manos de Negan y ahora trama su venganza.

Los nuevos

La aparición de otros grupos de sobrevivientes trajo incorporaciones como Ezekiel, líder de El Reino.

La amenaza
Presentado al final de la sexta temporada, Negan es el líder de una pandilla de bandidos que roba recursos a los demás sobrevivientes. Además, fue responsable de la muerte de dos de los camaradas de Rick: Glenn y Abraham.



Populares de la sección