Warcraft, un éxito virtual que busca repetir en el cine

Duncan Jones, el hijo de David Bowie, es el director de esta película inspirada en el popular juego
El cine ha adaptado con maestría, a lo largo de las décadas, libros, obras de teatro, shows musicales e incluso cómics. Sin embargo, una de sus bestias negras son hasta ahora los videojuegos. Una y otra vez Hollywood adapta los títulos más populares, sin éxito, generando una larga pila de filmes mediocres entre los que se cuentan Mario Bros, El príncipe de Persia, Hitman: agente 47 y Doom.

A partir de este año, sin embargo, una nueva camada de filmes inspirados en el entretenimiento electrónico intenta revertir esa tendencia. Luego del estreno en mayo de Angry Birds, se estrena hoy Warcraft, basada en una trilogía de juegos de estrategia y fantasía y el popular juego online World of Warcraft, que en su máximo momento de esplendor llegó a acumular 12 millones de jugadores simultáneos, y 100 millones de cuentas creadas.

El mundo de Warcraft es lo suficientemente cinematográfico y similar a otras sagas épicas como para merecer una adaptación. Ambientada en el mundo de Azeroth, plantea un enfrentamiento entre humanos y orcos, una raza de criaturas verdes de grandes colmillos que escapan de su planeta original amenazado por la destrucción.

La historia del filme plantea este conflicto, aunque el relato se construye desde ambos bandos, sin la presencia de un lado bueno y otro malo de forma tradicional.

La conducción de esta adaptación cayó, luego de que se manejaran nombres como el de Sam Raimi (responsable de la trilogía del Hombre Araña estrenada entre 2002 y 2007), en manos del director y guionista Duncan Jones, fanático reconocido del juego.

Jones llegó a mostrarle una versión temprana del filme a su padre, el icónico músico David Bowie, antes de que muriera en enero pasado. Jones recurrió a las mejores técnicas de animación digital para construir el mundo que se ve en pantalla, y para transformar a los actores humanos en los monstruosos orcos, con un resultado que es considerado pionero y que hace historia en la utilización de efectos computarizados en el cine, lo que demuestra que los 20 meses de postproducción fueron bien invertidos.

Ideal para el fanático


Warcraft tiene como una de sus misiones la de revertir el escaso éxito que las películas de videojuegos han tenido hasta ahora. Si bien por el momento no lo ha logrado en Estados Unidos, arrasó en el mercado asiático (fundamentalmente en China), una región cada vez más importante para Hollywood. Es que juegos como Warcraft son extremadamente populares en países como China o Corea del Sur –de donde además suelen proceder los jugadores más hábiles– por lo que el resultado en taquilla no resulta tan sorpresivo.

Con diez años en desarrollo, la versión fílmica de Warcraft llegó finalmente a los cines, con un producto que según sus responsables, apunta principalmente a los fanáticos y seguidores del material original, para lo que incluye referencias y guiños a los videojuegos en los que se inspira.

Cine de videojuegos


Angry birds. Estrenada en mayo de este año, no fue un éxito arrollador pero tuvo un buen desempeño en taquilla.

Assassin's Creed. Basada en una franquicia de videojuegos que plantean un combate a lo largo de las épocas entre dos organizaciones, llega en diciembre con Michael Fassbender en el protagónico.

Resident Evil. Sexta película de una saga que, si bien ha derivado lejos del material fuente, sigue teniendo puntos de contacto en su trama de zombies y acción. Se estrenará en enero de 2017.

Populares de la sección

Acerca del autor