Y se formó la gozadera: vuelve Marc Anthony

Marc Anthony vuelve a Uruguay el jueves por quinta oportunidad, con un repertorio de colaboraciones y canciones propias que atraviesa estilos, siempre fiel al espíritu latino
En su última visita al Estadio Centenario frente a 20.000 fanáticos en la Tribuna Olímpica, Marc Anthony no tuvo reparos en recordar sus orígenes: Uruguay fue el primer lugar en el que tocó fuera de su Estados Unidos de origen y su Puerto Rico de ascendencia.

Este jueves 14, sobre el mismo escenario, el cantante se presentará en Montevideo por quinta oportunidad, esta vez con la gira Marc Anthony Live, como dueño de una carrera que, en sus últimos años, se ha visto signada por las colaboraciones, con el exitoso ejemplo de La Gozadera, una canción con el dúo cubano Gente de Zona que, bajo el grito de "el mundo se está sumando a la fiesta de los latinos", se colocó a la cabeza de las listas de canciones latinas y tropicales de Billboard.

El primer Marc Anthony que conoció Uruguay, a finales de 1994, fue el del disco inaugural, Otra Nota (1993), que se presentó en un cartel del Teatro de Verano cuyos grandes nombres en realidad, eran otros: Celia Cruz, Tito Puente, El Canario y La India. El retorno se dio casi dos décadas después, en marzo de 2012 en el Estadio Charrúa, con una convocatoria que aseguró una tercera llegada ese mismo año, en octubre, junto a Chayanne, y una cuarta, en la Olímpica del Centenario, en noviembre de 2013.

Más allá de su potente voz y su estilo histriónico, sus más recientes conciertos en Estados Unidos se han definido por lo político, un costado que encontró su máxima expresión este febrero en un discurso de Anthony contra Donald Trump. Cerca del final de su primer concierto en Madison Square Garden después de casi una década, la despedida de Anthony fue una invectiva que el público recibió con aplausos. "Antes de irme, quiero decir algo: ¡Al carajo Donald Trump!".

"Yo estoy orgulloso de ser puertorriqueño", comenzó. "Y sé que ustedes están orgullosos de ser colombianos, de ser venezolanos, de su bandera mexicana", dijo, señalando los estandartes que ondeaban en su concierto. "Todos estamos orgullosos de nuestras culturas (...), pero aquí, sin importar de dónde vengas, somos latinos y tenemos que cuidarnos unos a otros", afirmó, en referencia a las arremetidas de Trump contra la comunidad latina.

Algunos meses antes, en cambio, Anthony había invitado al escenario a la candidata Hillary Clinton. "Estas elecciones son cruciales para el futuro de la comunidad latina. Tu voto hará la diferencia", escribió el salsero en un video de Instagram que retrata el momento en el que Clinton aparece en la tarima.

Vivir lo suyo

Nacido en Nueva York y con familia originaria de Puerto Rico, Anthony es considerado uno de los mayores referentes de la comunidad latina en el mundo anglosajón, con una carrera de más de veinte años que ha privilegiado el pop latino y la salsa.

Pese a su éxito indiscutible y sus recientes colaboraciones con Gente de Zona y con el cantante Romeo Santos, "rey de la bachata", la presencia de Anthony en los estudios enfrentó una suerte paréntesis de casi diez años entre 2004 y 2013, en el que sus lanzamientos fueron versiones de clásicos latinos, bandas sonoras y canciones ajenas.

La racha se rompió con el disco 3.0 y el single Vivir mi vida, de 2013, su vuelta a la salsa, el género que lo definió. Sin embargo, ese ritmo no fue el que marcó sus primeros pasos. Bajo el nombre original de Marco Antonio Muñiz, el cantante adoptó una nueva identidad para no ser confundido con el cantante romántico mexicano del mismo nombre que quisieron honrar sus padres.

El alias de Anthony, a finales de la década de 1980, era incipientemente asociado al género freestyle y el house, ambos dentro de la música electrónica. Una de sus canciones, Ride on the Rhythm (1992), incluso alcanzó el primer lugar en la lista de dance de Billboard.

En aquel entonces, Anthony nunca había considerado trasladarse al rubro de la salsa e incluso había rechazado una invitación del presidente de RMM Records, Ralph Mercado, de grabar un álbum de dicho género. No obstante, al día siguiente de su negativa, la canción Hasta que te conocí cambió su opinión.

Cuando la canción sonó en un automóvil, Anthony saltó del vehículo al teléfono público más cercano. "Le dije a Ralph que si podía grabar una versión de salsa de esa canción, podía empezar a grabar al día siguiente", comentó en 1996, incorporando el romance y la energía de la salsa. "Vengo de un trasfondo de pop, pero soy puertorriqueño y siento esta música. Mi acercamiento a la salsa es humilde, y desafío a cualquier persona que quiera demostrar que estoy fingiendo".

Populares de la sección

Acerca del autor