Yamandú Orsi: "Mi proyecto personal es ser 10 años intendente de Canelones"

El jefe comunal canario ya piensa en la reelección para el año 2020

A pocas semanas de que se cumpla su primer año como intendente de Canelones, Yamandú Orsi ya piensa en las elecciones departamentales de 2020 y aspira a quedarse en el departamento por un período más. Sin embargo, todavía le quedan cuatro años en los que tendrá que hacer frente a las necesidades que implica la gestión de un departamento con 500 mil habitantes y varios problemas de infraestructura aún sin resolver.

¿Qué evaluación hace de su gestión el primer año como intendente?
Si bien es el primer año como intendente, hace diez años que estoy como secretario general. Hay una relación de continuidad que es importante y que obviamente me favorece. En este año la tarea fundamental era diseñar y planificar estos cinco años de gobierno a través de un presupuesto. Nos ceñimos al plan estratégico canario que viene ya desde el primer gobierno. Aparece con mucha fuerza el control en los temas medioambientales. A partir de la situación del río Santa Lucía y de otros cursos, la situación costera y la desembocadura de los arroyos ha generado que tengamos que poner más pienso y poner más recursos ahí.

¿Cuál es el grado de endeudamiento de Canelones?
Nosotros tenemos superávit en el presupuesto. Eso nos permite tener un margen para asumir compromisos futuros. El objetivo es que los compromisos nunca pueden pasar el 10% de nuestro presupuesto. El 70% del presupuesto de un año te cubre todo ese compromiso que asumiste. Estamos tranquilos que se puede pagar y las obras las vamos a hacer.

¿Se sigue con 16% de saneamiento, el porcentaje más bajo del país?
Sí, cuando terminemos la obra de Ciudad de la Costa, vamos a pegar un saltito. Nosotros ahí estamos invirtiendo $ 400 millones al año. La OSE pone otro tanto para hacer saneamiento. La obra son tres etapas. Estamos en la segunda y la tercera es la que culmina en el próximo período de gobierno. El saneamiento en Montevideo es un asunto de la IMM, en todo el interior es un asunto de OSE, por eso tiene 90% de conexión. Yo vivo en Salinas, y hay pozo negro. Es un tema conceptual.

¿Qué sistema de saneamiento imagina para Canelones?
Hay sistemas alternativos. Los Mevir tienen una pileta de oxidación, un sistema de depuración propio. Considero que en algunas ciudades se puede hacer un saneamiento tradicional, con conexión a red, y en otros habrá que buscar alternativas de gestión. El sistema de pozos negros es un sistema de saneamiento. ¿Cuál es el problema que tiene?, que se filtra a veces a la napa y en otros casos los tiran a la cuneta. Entonces, si funcionara bien es un muy buen sistema. Eso significa que tenés que pagar como ciudadano la barométrica. Como sale caro la gente no lo hace. ¿No habrá que pensar como país un sistema de ese tipo, que sea accesible? Que no se cobre, o se haga a un precio más razonable. Pero es una locura lo que estoy planteando. Capaz que hay que profundizar mucho más el nivel de acuerdo con las barométricas de manera tal que le asegures a toda la población que el servicio le llega y sea de buena frecuencia.

¿Qué pasa con los pozos?
Con las lluvias de 2014 nos dimos cuenta de que más allá de sacar los pozos, lo primero que tenemos que hacer es sacar el agua. Primero hay que resolver sistemas de drenaje que funcionen. Con la última lluvia grande, si no hubiésemos hecho sistema de drenaje se nos hubiese inundado más de una zona. Con todo el presupuesto más el fideicomiso estamos resolviendo una tercera parte de la consolidación de los barrios del departamento, que es drenaje pluvial y pavimento en suelo firme. Faltan dos períodos más con inversiones similares que no pueden bajar de los US$ 150 millones.

¿El vínculo con Montevideo no tendría que ser más cercano de lo que es?
¿Con Daniel (Martínez)? Es espectacular. Nos llamamos y resolvemos. Capaz que no existe la institucionalidad metropolitana con la fuerza que tendría que existir. Uruguay tendría que dar un paso hacia la regionalización, que Pepe (José Mujica) lo planteó en algún momento. Nosotros podríamos hasta resolver el tema de los residuos con una visión metropolitana. Pero hoy es una utopía.

Se ha hablado de mejorar la agilidad del tránsito de Montevideo hacia la costa...
Montevideo sigue hablando y creo que tiene puntería para trabajar sobre el corredor de avenida Italia, con mucho más fuerza que antes. A nosotros nos viene bien que eso ocurra, pero no que ocurra sin que nos tengan en cuenta a nosotros. Canelones tiene que estar por dentro de eso y tiene que haber participación en alguna obra que permita que ese acceso sea más ágil.

¿Por qué no incluyó al Partido Socialista en el gabinete?
El Partido Socialista cuando se reunió conmigo me planteó lo que quería y lo que no quería. Eso queda entre ellos y yo. No hubo ningún problema. En ningún momento me exigieron direcciones generales ni mucho menos. Tenemos compañeros del PS con altísimas responsabilidades. Da la casualidad que no hay ninguna dirección general, pero hay en el gabinete. Si hubiese sido una decisión dejarlos afuera hubiese sido una decisión muy equivocada, porque Canelones funciona de manera muy articulada. Pero decir que esto se instaló y va a quedar así es irresponsable. Al año de la gestión tenemos que hacer una revisión.

¿Cómo se resuelve la inseguridad en Canelones?
Nos vamos a involucrar en el tema de cámaras de seguridad. Asumimos la responsabilidad de acompañar el proceso con la instalación de cámaras y vamos a ver cómo lo cobramos. Maldonado lo resolvió a través de la contribución. Creo que nosotros lo podemos resolver a través de una tasa. La idea es que existan no menos de 1.000 cámaras en todo el departamento, en centros urbanos y cruces de rutas. El proyecto lo tiene hecho el Ministerio (del Interior) y hay que aterrizarlo.

¿Cómo es su vínculo con Mujica?
Fue mi referente y lo es. Cada tanto hablamos. Yo molesto lo menos posible, pero siempre es un lujo conversar con él. Aprendo mucho.

¿Se ve en un futuro integrando el Poder Ejecutivo?
Mi proyecto personal es 10 años en Canelones como intendente. Tengo mucho para hacer acá. Me gusta lo que hago, el desafío es bueno. Es una responsabilidad maravillosa asumir el gobierno de Canelones, son 500 mil habitantes.

Puede ser un trampolín político.
Puede ser un trampolín al vacío también, a una piscina sin agua... Sí, claro que sí. Capaz que mañana termino siendo diputado o senador. No es denigrante ni mucho menos. Y capaz que un día me invitan para trabajar en algún área del Poder Ejecutivo. No sé qué va a pasar. Lo único que sé es que soy docente de Secundaria egresado y que por la actividad política asumo esta responsabilidad de Canelones. Si mi sector o el FA resuelve que trabaje en un área concreta, lo pienso. Pero yo hoy me veo acá y me debo a esto, porque si hay algo que está claro es que en Canelones no te podés distraer


Populares de la sección

Acerca del autor