Zac Efron y sus abdominales de oro

El actor estrena hoy Buenos vecinos 2 y repite su eterna fórmula de comedia y musculatura
Se trata de una imagen recurrente en las películas de comedia de los últimos años: Zac Efron con el torso desnudo dejando ver un abdomen lo suficientemente marcado como para creer que todo se trata de un juego de luces y maquillaje; un par de bíceps más anchos que su propio cuello y dos ojos celestes enmarcados en un mentón redondo con jopo castaño peinado a la perfección. ¿Le resulta familiar? Es que, para 2017, Efron habrá protagonizado siete películas –en solo tres años– pero con giros argumentales tan similares que cualquier espectador promedio que no siga atentamente su cinematografía podría confundirlas entre sí. Todas tienen al Efron sin remera como factor común. Es que el actor está de racha y, desde que se ha convertido en uno de los galanes más codiciados de Hollywood, sus películas aparecen en los cines una detrás de otra. Pero, ¿es Efron algo más que un six-pack proyectado en alta definición?

Buenos vecinos 2 trailer

Entre canciones y whisky

Zac Efron nació en octubre de 1987 en Estados Unidos y comenzó su carrera en 2002 como invitado en series y películas para televisión con roles secundarios y poco trascendentes. Su gran salto a la fama ocurrió en 2006 cuando protagonizó la película de Disney Channel, High School Musical. Allí interpretó a Troy Bolton, el capitán del equipo de básquetbol en una escuela secundaria estadounidense, al que le encantaba cantar pero que nunca había tenido la oportunidad de hacerlo públicamente. Esto es así hasta que se enamora de la joven Gabriela (interpretada por Vanessa Hudgens) y comienza a trabajar en un musical escolar, luchando contra la presión y la mirada social. La película fue un éxito rotundo en aquel entonces, lo que convirtió a High School Musical en una redituable trilogía (la última trascendió la televisión y llegó a los cines), varios discos y una gira mundial. Para Efron esto significó el despegue absoluto.

Sin embargo, una vez que la fiebre adolescente por High School Musical cesó, le costó bastante sostener su lugar debajo del foco.

En 2009 volvió a la gran pantalla con una novela romántica juvenil, 17 otra vez, que lo reposicionó en las tapas de revistas adolescentes. Siempre con papeles mediocres y poco comprometedores en los que solo debía lucir el peinado del momento y la camisa de moda en las tiendas multinacionales de fast fashion. ¿Por qué nunca se le dio la oportunidad de interpretar un rol desafiante y que lo sacara de su molde?

Como ya es sabido, gracias a los antecedentes de sus colegas, la fama joven tiene un costo y en 2013, cuando el actor cumplía los 25 años, fue internado en una clínica de rehabilitación para tratar su adicción al alcohol.

"Estaba bebiendo mucho, demasiado", reconoció Efron en una extensa entrevista con The Hollywood Reporter, en la que también contó que llegó a abusar de drogas.

Aparentemente, Efron se desbordó y se mantuvo por fuera del circuito por varios meses. Hasta que en 2014 volvió con el filme Buenos vecinos, sin camiseta y exhibiendo un cuerpo renovado y trabajado. Actores como él y como Channing Tatum han cambiado el concepto de 'galán de cine' y se ha pasado del romanticismo a la cosificación del hombre.

Lluvia de estrenos

Efron comenzó a protagonizar una seguidilla de comedias al mejor estilo Hollywood en las que para los productores era más importante –y redituable– mostrarlo sin remera que ejecutando un papel diferente. Buenos vecinos (que recaudó US$ 270 millones en todo el mundo tras un costo de realización de US$ 18 millones para el estudio) fue la primera, pero luego le siguieron We Are Your Friends, Dirty Grandpa (con Robert De Niro, que lleva recaudados US$ 94 millones y aún continúa en cartel) y Buenos vecinos 2, la película que esta noche se estrena en las salas locales. Esta secuela presenta a Efron –sí, otra vez en paños menores– a la ayuda de un matrimonio que quiere vender su casa. El problema de la pareja es que una alocada fraternidad de chicas hace su sede en la propiedad de al lado para hacerles la vida (y la venta) imposible.

Al parecer la máquina de los abdominales de oro seguirá su marcha. Está previsto que para este año también se estrene Mike and Dave Need Wedding Dates, que Efron protagoniza junto a Adam DeVine. Por otro lado, el actor prepara para 2017 junto a Dwayne Johnson, Baywatch. Las imágenes que se han filtrado de esta última producción lo revelan con un cuerpo exageradamente musculoso. Casi falso. ¿Cuántos años seguirá así?


Populares de la sección

Acerca del autor