Zambrano dijo que trabajó por la trazabilidad pero ahora ve que se equivocó

El empresario señala que la herramienta es muy costosa y compleja, y debe ser revisada

Enviado a Durazno

El consignatario y productor Gerardo Zambrano, director de Zambrano & Cía, dijo que es el momento de ver qué beneficios y perjuicios, necesidad, costo e implicancias tiene la trazabilidad; y llamó a no temerle al cambio "La trazabilidad fue muy compleja y costosa; no digo que hay que sacarla sino replantearla", expresó.

El empresario participó este jueves de la conferencia denominada Uruguay ¿potrero del mundo?, desarrollada en el marco de la Expo Durazno, con la organización de diario El País y radio Carve.

Recordó que en el gobierno de Jorge Batlle se planteó la idea de la trazabilidad individual obligatoria y él estuvo de acuerdo y que trabajó para su puesta en marcha, "pero ahora veo que me equivoqué", afirmó.

El empresario también se refirió al Mercosur, que no le aporta nada al país y que por el contrario impide acuerdos por fuera del bloque; a los problemas de infraestructura; y a la burocracia que implican todos los trámites burocráticos para embarcar haciendas a frigoríficos o mover ganados de un establecimiento a otro.

"Esa burocracia implica costos y complicaciones de manejo que muchas veces obligan a hacer las cosas mal. Embarcar un ganado a frigorífico tiene un costo de US$ 12 por animal, que significan US$ 25 millones en costos directos para el productor, solo en trámites", remarcó.

Por otra parte mostró gráficos que señalaban que la diferencia existente en el precio del ganado de Uruguay y los demás países de la región, también existe en el precio del gasoil.

"El BROU está priorizando el crédito a las pymes y descuidando al sector más fuerte de la economía que es el agro", afirmó Zambrano en la conferencia. El BROU está priorizando el crédito a las pymes y descuidando al sector más fuerte de la economía que es el agro

Indicó que Brasil dejará de vacunar en 2018, buscando mejorar condiciones y bajar costos a los ganaderos; y que Paraguay abrió 13 nuevos mercados para su carne en 2016. "Ninguno de estos países tiene trazabilidad individual obligatoria, sin embargo su ganado vale más que el de Uruguay", remarcó.

Zambrano comenzó su exposición repasando los números de la ganadería uruguaya. Destacó el alto volumen de faena de 2016, el mayor desde 2009, el récord de exportación de ganado en pie y el stock vacuno más alto de la historia, superando las 12 millones de cabezas.

Sobre las exportaciones cárnicas de 2016 señaló que se lograron US$ 1.440 millones, con crecimiento de 11% en volumen y baja de 10% en precio.

Remarcó que si a Uruguay le brindan condiciones igualitarias demuestra ser muy competitivo y prueba de ello es el mercado de la cuota 481, que representa 12% del monto que ingresó al país en materia de exportación de carne vacuna.

Señaló que 25% de las exportaciones de Uruguay corresponden a la ganadería, sumando carne, ganado en pie, cuero y lana.

Exportación de ganado en pie

Para Zambrano la exportación de ganado en pie es absolutamente imprescindible para la ganadería. Reconoció que es un problema que casi 91% de los ganados se vayan a Turquía, pero señaló que otros países ganaderos también tienen una fuerte corriente exportadora. Puso el ejemplo de Australia, que exporta casi 1 millón de cabezas.

El empresario se refirió a un estudio realizado por Plazarural, en base a los precios promedios obtenidos en los remates, que muestra que la única categoría de reposición cuyo precio no bajó en 2016 fue la de terneros, y la que menos bajó fue la de terneras. Concluyó que eso se debe a la cuota 481 y a la exportación de ganado en pie.

La extracción

Sobre la extracción de ganado, Zambrano indicó que en Uruguay es de 21%, mientras que en Australia, Estados Unidos y Canadá es de 30%. "Necesariamente tenemos que tener una extracción mayor, competitiva con esos otros países. En 2016 produjimos 2,7 millones de terneros, quiere decir que en el país están sobrando casi 200 mil cabezas", dijo.

"Si sacamos la exportación de ganado en pie, ¿qué hacemos con los 800 mil terneros que sobran? Eso irá en contra del precio", sostuvo.

Endeudamiento y acceso a créditos

En cuanto al endeudamiento del sector agropecuario señaló que suma US$ 2.500 millones, aunque reconoció que la ganadería no está tan comprometida como la lechería o la agricultura. De todos modos señaló que tiene una deuda de US$ 750 millones.

Dijo que actualmente el acceso al crédito es un problema y que lo será aún mayor debido a los cambios que se están implementando en el Banco República. "Vemos que se está priorizando el crédito a las pymes y descuidando al sector más fuerte de la economía que es el agro. Es un problema grave", señaló.

Oportunidades y desafíos

Entre las oportunidades, Zambrano señaló la probable apertura del mercado de Japón; que Estados Unidos y Australia se vuelven países caros; y que Uruguay despierta el interés de inversores extranjeros.

Entre los desafíos Zambrano planteó la continuidad de la cuota 481, mercado que permitió mejorar la genética y ser más eficientes en cría y recría. Señaló además que permitió bajar la edad de faena, dinamizar los negocios por terneros y mejorar la demanda de insumos, generándole un mercado alternativo a la agricultura.

La previsibilidad de precios en el engorde es otra de las mejoras que generó la cuota 481, así como la mejora general del negocio ganadero, remarcó el empresario. Zambrano enfatizó que no hay nada pero para un negocio que la incertidumbre.

Otro desafío que planteó Zambrano fue la apertura de nuevos mercados para el ganado en pie. "No hay otra alternativa para complementar la faena y lograr una mayor extracción", afirmó.

Y además reclamó que haya mercados alternativos para la producción de la cuota 481.

Destacó la buena intención del gobierno de mejorar el acceso a los mercados, pero reclamó su concreción.

No hay cadena

Zambrano afirmó que en la carne no hay cadena, porque los diferentes actores no se unen por un objetivo común, y consideró que deberían hacerlo para bajar costos, por ejemplo.

"Hay intereses distintos y es imposible plantear cosas en conjunto entre las diferentes cámaras empresariales. Hay que unir la cadena cárnica", dijo.

Agregó que los productores reclaman que las haciendas se pagan en la tercera balanza y desde el gobierno se plantea una solución al problema del dressingo con la tipificación electrónica que recién comenzará a funcionar en 2018.

Zambrano dijo además que si la información que ofrece INAC no se usa es porque no se trata de una herramienta aplicable a la producción del ganadero promedio.

Consignatarios en la junta de INAC

Zambrano aprovechó la instancia para reclamar que los consignatarios tengan representatividad en la Junta Directiva del INAC, porque tienen importantes aportes para hacer. Y se postuló para ocupar ese lugar.

El consignatario cerró su exposición recordando al expresidente Jorge Batlle, con la frase "la vaca les gana".


Acerca del autor