Argentina cerró préstamo del FMI por US$ 50 mil millones

Gobierno de Macri debió modificar metas de déficit e inflación para acceder al crédito
El gobierno argentino y el Fondo Monetario Internacional (FMI) lograron un acuerdo técnico para un programa stand-by que tendrá una duración de 36 meses y será por unos US$ 50.000 millones. En este marco, el gobierno anunció una nueva meta del resultado fiscal primario y metas de inflación. La tasa será diferente según la cantidad de dinero que decida tomar el gobierno y el el plazo de tres años puede extenderse a cambio de un aumento del tipo de interés.

"Argentina y el FMI acordaron un programa stand-by con una duración de 36 meses. El plan económico a implementarse durante el programa fue presentado por Argentina y refuerza nuestro compromiso con la eliminación de los desbalances económicos que han aquejado a nuestro país por décadas", indicaron desde el gobierno en u comunicado.

Desde el Ministerio de Hacienda resaltaron: "Se estima que el costo del préstamo será de 1,96% mientras los desembolsos acumulados no superen el 187,5% de la cuota argentina en el FMI (monto equivalente a aproximadamente US$ 8.480 millones), de 3,96% si los desembolsos acumulados superan ese monto, y 4,96% si el crédito vigente se mantiene por encima de ese monto por más de tres años".


En ese contexto desde la cartera económica remarcaron que "el plan es consistente y sostenible económica, social y políticamente, y tiene como objetivo continuar restableciendo el orden macroeconómico con dos ejes clave: convergencia más rápida al equilibrio fiscal y reducción de la inflación".

Metas

En el marco del acuerdo alcanzado con los técnicos del Organismo, el gobierno modificó las metas de resultado fiscal primario e inflación. "Para asegurar una más rápida convergencia al equilibrio fiscal, las nuevas metas de resultado fiscal primario son: -2,7% del PBI en 2018 (respecto al -3,2% de las metas previas), -1,3% en 2019 (-2,2% antes), equilibrio primario en 2020 (-1,2% antes) y superávit de 0,5% en 2021 (0% antes). En el acumulado 2018-2021, esto significa una reducción acumulada del déficit de 3,1% del PBI, alrededor de US$ 19.300 millones. El nuevo sendero de convergencia fiscal permitirá que el ratio deuda pública a PBI comience a reducirse a partir de 2019", afirmaron.

"Para reducir la inflación el plan refuerza el esquema de metas con tipo de cambio flotante y fortalecimiento de la autonomía del Banco Central. Las metas de inflación son: 17% para 2019, 13% para 2020 y 9% para 2021", agrega el comunicado de Hacienda.

Desde el gobierno destacaron que "el programa es innovador ya que protege especialmente a los sectores más vulnerables. En efecto, se incluye explícitamente el monitoreo de indicadores sociales y, por primera vez en la historia en un programa con el FMI, una salvaguarda que permite incrementar el gasto social si el gobierno argentino lo considerara necesario".

Además, indicaron que con el objetivo de reducir en forma sostenible la inflación es necesario fortalecer la situación patrimonial del Banco Central. (El Cronista - RIPE)

Comentarios

Populares de la sección