24 de abril 2024 - 18:58hs

Los buenos resultados fiscales y la "terapia de shock" implementada por el Gobierno continúan ganando aprobación en el mercado, aunque ahora se espera más acción. Se aguarda que esta semana el Gobierno logre avanzar en la aprobación de la Ley de Bases junto con dos proyectos complementarios, vitales para las reformas estructurales en marcha: el paquete fiscal y la reforma laboral. La expectativa está en aumento.

El Bank of America resaltó en su informe más reciente la importancia del ajuste fiscal y la corrección de precios, además de poner énfasis en las reformas "pro crecimiento" en negociación con la oposición, que "necesitan pasar por el Congreso tras un fracaso anterior". El tiempo de negociación ha llegado, según tituló el reporte el autor Sebastián Rondeau.

Las probabilidades de aprobación de estos proyectos son positivas, según el analista, quien aseguró: "vemos espacio para un acuerdo por el proyecto de ley Ómnibus y el pacto fiscal con los gobernadores para consolidar el ajuste, incluyendo la moratoria impositiva, los incentivos para grandes inversiones, privatizaciones y poderes delegados".

Más noticias

Los conflictos con el gradualismo cambiario


En cuanto al cepo cambiario, el Gobierno avanza demasiado lento según el Bank of America. "La eliminación de los controles de capitales es sorprendentemente gradual", señaló Rondeau, advirtiendo sobre el impacto social del ajuste, un desafío continuo para el gobierno de Javier Milei, a pesar de mantener su popularidad.

El gradualismo en el mercado cambiario fue discutido durante la reciente visita del equipo económico a Washington para la Asamblea de Primavera del FMI. Vladimir Werning, vicepresidente del Banco Central, explicó la estrategia de salida del Gobierno, destacando el enfoque de shock fiscal y gradualismo cambiario, aprendido de experiencias anteriores.

Sin embargo, en el mercado crece la ansiedad por el gradualismo, considerado clave para la recuperación económica. A pesar de la reducción proyectada en la inflación para este año, junto con una fuerte recesión prevista por el Bank of America, se espera que el superávit primario aumente, respaldado por una mejor cosecha y posibles pactos fiscales.

Temas:

Bank of America

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos